«La elegancia es más cuestión de personalidad que de la ropa de alguien». - Jean Paul Gaultier

¿Quieres empezar a coser y confeccionar tu propia ropa? ¿Buscas relajarte con la costura? ¿Coses para ahorrar dinero en ropa? Para más del 40 % de los españoles que practican una actividad creativa, la primera motivación es la relajación. De hecho, los pasatiempos creativos y las actividades manuales son perfectos para relajarse y disfrutar haciendo algo útil.

Si también te estás iniciando en la costura, aprende a rematar en este artículo en el que te explicamos paso a paso como aprender a hacerlo.

Los mejores profesores de Costura disponibles
Annika
5
5 (28 opiniones)
Annika
$800
/h
Gift icon
¡Ofrece clase de muestra!
Cecilia
5
5 (22 opiniones)
Cecilia
$1000
/h
Gift icon
¡Ofrece clase de muestra!
Florencia
5
5 (5 opiniones)
Florencia
$180
/h
Gift icon
¡Ofrece clase de muestra!
Sabire
4,8
4,8 (5 opiniones)
Sabire
$275
/h
Gift icon
¡Ofrece clase de muestra!
Yoyi
5
5 (10 opiniones)
Yoyi
$900
/h
Gift icon
¡Ofrece clase de muestra!
Lore
5
5 (5 opiniones)
Lore
$250
/h
Gift icon
¡Ofrece clase de muestra!
María
5
5 (5 opiniones)
María
$1000
/h
Gift icon
¡Ofrece clase de muestra!
Delfina
5
5 (8 opiniones)
Delfina
$700
/h
Gift icon
¡Ofrece clase de muestra!
Annika
5
5 (28 opiniones)
Annika
$800
/h
Gift icon
¡Ofrece clase de muestra!
Cecilia
5
5 (22 opiniones)
Cecilia
$1000
/h
Gift icon
¡Ofrece clase de muestra!
Florencia
5
5 (5 opiniones)
Florencia
$180
/h
Gift icon
¡Ofrece clase de muestra!
Sabire
4,8
4,8 (5 opiniones)
Sabire
$275
/h
Gift icon
¡Ofrece clase de muestra!
Yoyi
5
5 (10 opiniones)
Yoyi
$900
/h
Gift icon
¡Ofrece clase de muestra!
Lore
5
5 (5 opiniones)
Lore
$250
/h
Gift icon
¡Ofrece clase de muestra!
María
5
5 (5 opiniones)
María
$1000
/h
Gift icon
¡Ofrece clase de muestra!
Delfina
5
5 (8 opiniones)
Delfina
$700
/h
Gift icon
¡Ofrece clase de muestra!
Allá vamos

¿Qué es una presilla en el mundo de la costura?

En costura, la brida hace referencia a un bucle bordado en puntada de ojal. La presilla permite hacer un ojal en una prenda, sin tener que hacer un agujero en la tela. De este modo, obtendremos un pequeño lazo que sale de la tela y que nos servirá para cerrar algunos cuellos, así como diferentes tipos de trabajos.

Materiales para hacer una presilla.
La presilla es un lazo que sale de la tela. ¿Sabes qué material necesitas para hacerla?

La presilla no solo se usa para sujetar un botón y cerrar un cuello. También se puede utilizar como gancho para un paño de cocina, como presilla para sujetar un cinturón, etc.

La presilla está compuesta por simples hilos de coser. Sin embargo, si el hilo es demasiado fino, será necesario repetir el paso varias veces para que el hilo sea más grueso y resistente. Asimismo, puedes doblar el hilo desde el principio o elegir un hilo un poco más grueso para conseguir este efecto.

¿Cómo hacer una presilla para botones?

La presilla es una técnica que se puede hacer fácilmente a mano. Solo necesitarás una aguja, hilo, un lápiz y un par de tijeras.

El primer paso es tomar las medidas para que la presilla sea del tamaño correcto para el botón. De hecho, si el lazo es demasiado grande, el botón se saldrá fácil y regularmente. Si el lazo es demasiado pequeño, no podrás meter el botón en la presilla y tendrás que empezar de nuevo.

Primero, elige dónde quieres colocar la presilla. En ese punto, coloca el botón de modo que su diámetro se aprecie en la tela. La mitad del botón debe estar sobre la tela y la otra mitad en el exterior de la tela. Una vez que el botón esté colocado correctamente, marca el tamaño del botón con un bolígrafo o tiza. Estas dos marcas serán los puntos que utilizarás de referencia. También puedes medir el diámetro del botón y transferirlo directamente a la tela.

¿Cómo preparar el material para hacer una presilla?
¿Tienes la aguja preparada?

Pasa el hilo por el ojo de la aguja (puedes doblar el hilo si es demasiado fino) y comienza a coser por la primera marca, cosiendo desde el reverso hacia el derecho. La tela debe doblarse por la mitad para que pueda coserse sobre el doblez. Podrás hacer después un dobladillo o un forro.

Una vez que la aguja haya pasado por el primer punto, cose el segundo punto, pero esta vez cosiendo con el lado derecho hacia arriba. Esta puntada cruzará la tela forrada.

Para hacer el tamaño correcto para la presilla, el lazo rodeará tu dedo. También puedes usar un bolígrafo.

Luego repasa el hilo repitiendo la puntada. Así, obtendrás un lazo de dos hilos.

Sin embargo, este nuevo lazo o presilla debe mantenerse en su lugar.

Para ello, comenzando desde el primer punto, pasa la aguja por el lazo sin atravesar la tela. Luego pasa el hilo por el reverso y haz dos pequeños puntos superpuestos. Ya solo te quedará cortar el hilo y listo.

¿Cómo aprender a coser una presilla en costura?

Coser un botón no siempre resulta tan sencillo como puede parecer a primera vista. Independientemente de que quieras hacer un ojal o varias presillas, a veces es mejor contar con alguien para aprender los conceptos básicos de costura y comenzar con el pie derecho. Los aprendices de costura pueden dar clases de costura o aprender a coser por su cuenta con la ayuda de diferentes recursos. ¡Podrás aprender diferentes reglas, incluso la japonesa!

aprender a hacer una presilla
¿Prefieres coser solo o con alguien?

Aprende a hacer una presilla por tu cuenta

Aprender a coser por tu cuenta no es misión imposible. El aprendizaje autodidacta es cada vez más frecuente gracias a todos los recursos disponibles en línea. En la actualidad, resulta muy sencillo acceder al contenido de las clases de costura. Solo tienes que escribir «presilla de costura» para encontrar cientos de tutoriales y páginas especializadas sobre costura donde te explicarán, paso a paso, cómo hacer lo que quieres.

Pueden ser vídeos en YouTube, pero también blogs o foros donde los entusiastas de la costura intercambian consejos y sugerencias. Solo tendrás que empezar por aplicar los consejos. La ventaja de aprender a coser por tu cuenta es que puedes elegir cuándo quieres aprender a coser y no tendrás que ceñirte a los horarios de las clases de costura.

Considera también la opción de recurrir a libros y manuales de costura disponibles en librerías o bibliotecas. Estos siempre serán de gran ayuda y no te dejarán tirado cuando haya algún fallo informático.

Apúntate a un curso intensivo

Para aprender a coser, y más específicamente a hacer una presilla, los costureros pueden optar por inscribirse en un curso intensivo de costura, donde podrán aprender durante varios días seguidos y así no perder el hilo en su aprendizaje. Estos cursos pueden ser temáticos (costura de ojales, costura de pestañas, uso de la máquina de coser, etc.) o generales según el nivel de los alumnos. La ventaja de tomar un curso intensivo es que cada estudiante puede progresar muy rápidamente y en un período de tiempo relativamente corto.

Inscríbete en algún taller de costura en una mercería

No es raro que las mercerías y otras tiendas de aficiones creativas ofrezcan regularmente talleres de unas horas para descubrir una disciplina (scrapbooking, pintura, etc.) o técnicas muy concretas. Estos talleres suelen organizarse los fines de semana y permiten a los clientes o futuros clientes de la tienda descubrir nuevas técnicas mientras se benefician de buenos consejos pero también del ambiente de grupo. Estos talleres son, sin duda, una oportunidad perfecta para charlar con otros modistos y pedir consejos sobre cómo hacer una presilla. Los monitores estarán encantados de asesorarte.

La ventaja de estos talleres es que son únicos y no te comprometen a seguir.

¿Por dónde empezar a hacer una presilla?
Los talleres te permitirán descubrir cómo hacer bien una presilla.

Toma clases en una escuela de costura

También podrás tomar clases de costura durante todo el año en una escuela de costura o en una asociación. Estas organizaciones ofrecen cursos anuales y forman grupos según el nivel de sus alumnos. No podrás decidir sobre el programa pero podrás aprender a coser poco a poco, acompañado de profesionales de la costura. Estas clases de costura son ideales si quieres iniciarte en la costura de forma profesional pero también amateur. Las clases regulares te permite imponer un cierto rigor que es más complicado cuando aprendes a coser por tu cuenta.

Aprende a hacer presillas con las clases particulares

La solución de las clases particulares es ideal si no puedes encontrar una escuela de costura cerca de ti. El profesor de costura puede venir a tu casa y ayudarte con tus proyectos de costura u ofrecerte un programa adaptado a tus deseos. Así que todo lo que tienes que hacer es especificar que quieres aprender a hacer una presilla y estarás listo para comenzar. El profesor te enseñará todo lo que debes hacer para hacerla y te dejará hacerlo para que aprendas buenos automatismos de corte y confección.

Aprende de la mano de un ser querido

Quizás tengas a alguien cerca que sabe coser. ¿Por qué no le pides ayuda? Esta persona puede estar encantado de enseñarte a hacer una presilla y otras técnicas de costura. No solo ahorrarás en clases de costura, sino que te lo pasarás en grande con alguien que te importa.

Así que piense en comentarlo con tu entorno: el boca a boca sigue funcionando muy bien. También puedes poner un anuncio en las redes sociales.

Tutoriales para hacer un remate de costura

Como ya hemos comentado, Internet ofrece numerosos tutoriales para aprender a hacer una presilla de costura. Estos tutoriales te enseñarán paso a paso cómo coser una presilla a mano. La tendrás lista en unos instantes.

Con Chuspatchwork, aprenderás a hacerla en un pispás:

Aquí también te dejamos el tutorial de «Cose con Marje G»:

¡Todo lo que tienes que hacer es empezar a hacer tu primera presilla!

>

La plataforma que conecta profes particulares y alumnos

1era clase gratis

¿Te gustó este artículo? ¡Puntualo!

5,00 (1 rating(s))
Loading...

Mariana

Millennial empedernida. Comer, viajar, amar.