Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Dar clases particulares para trabajar con total libertad

Publicado por Laura, el 25/10/2018 Blog > Clases particulares > Dar clases particulares > Ser profesor particular por tu cuenta: una forma perfecta de ganar autonomía

¿Buscás una manera de ganar independencia económica? Entonces, el mundo de las clases particulares te espera. No importa si sos estudiante (en la universidad, terciario o posgrado) o un empleado que busca nuevos horizontes; este tipo de servicios te ofrecen incontable maneras de crecer en tu vida personal y profesional.

Según un estudio de la consultora privada Hucap, en la actualidad la mayor demanda de los empleados de las nuevas generaciones es la flexibilidad horaria.

Manejar sus propios horarios es el sueño de muchos. Si también es el tuyo, es necesario que conozcas los consejos de nuestros expertos en clases particulares.

Una opción para lanzarte a esta profesión es empezar dando clases particular en tu tiempo libre. Así podrás probar qué tal te sienta esta actividad sin dejar tu trabajo fijo.

Ofreciendo apoyo escolar durante las tardes o fines de semana, tendrás la posibilidad de:

  • Sumergirte en el mundo de las clases particulares;
  • Desarrollar y fortalecer tus competencias pedagógicas;
  • Mejorar tus habilidades de educador;
  • Establecer una estrategia sólida para salir a buscar alumnos para clases particulares.

Si tus primeras experiencias en este rubro son satisfactorias, no tardarás en querer dedicarte a tiempo completo a esta actividad. Y es que además de fijar el valor de tus clases y ser dueño de tu agenda, comprobarás cuán reconfortante puede resultar ayudar a otros a superarse.

Muchos estudiantes dan clases particulares mientras estudian. Repasamos los 4 motivos por los que vale la penas ser profesor particular autónomo.  

Ser profesor particular para no depender de nadie

¿Quién no quiere ser propio jefe? ¿Capitán de sus propios proyectos? Sin dudas, ser trabajador autónomo tiene grandes atractivos.

Entre las principales ventajas se encuentra el poder manejar sus propios horarios sin tener que rendirle cuentas a nadie.

hombre escribiendo Las crisis pueden convertirse en las mejores oportunidades para probar algo nuevo

Los argentinos son desde hace tiempo reconocidos por su espíritu emprendedor, y las cifras dan cuenta de este fenómeno. Según un estudio del Global Entrepreneurship Monitor (GEM), en el primer trimestre del año pasado un 44,3% de los encuestados veía con buenos ojos la posibilidad de comenzar un nuevo negocio en los próximos seis meses.

Estos porcentajes demuestra que, a pesar de la crisis, los argentinos no pierden la creatividad y están siempre abiertos a emprender. Ser profesor particular puede ser uno de estos proyectos propios.

Poner tus conocimientos al servicio de los demás, y que esta actividad te permita sumar un extra a fin de mes es algo que no tiene precio.

Dicho de otro modo: dar clases particulares es una manera de ser independiente, pero al mismo tiempo útil. Ya verás lo reconfortarte que puede resultar conseguir las metas que te fijaste de antemano con tus alumnos.

Planning, precios y contabilidad, la clave para ser un profesor particular exitoso

Emprender por cuenta propia es una opción más que seductora cuando se quiere más libertad. Pero para ser un profesional autónomo exitoso es necesario organizar el «detrás de escena» de esta actividad. Esto quiere decir que incluso antes de lanzarse a dar clases particulares hay que tomarse el tiempo de:

  • Organizar tu agenda. ¿Ya sabés cuáles son tus disponibilidades? ¿Trabajarás por la mañana, por la tarde o todo el día?
  • Fijar el valor de tu hora. Hacé un estudio de mercado antes de decidir cuánto cobrarás por tus servicios.
  • Organizar los números. Si la contabilidad de tu emprendimiento no está garantizada no conseguirás llegar muy lejos.

Organizar tu propia agenda

En Argentina, como en muchos países del mundo, los trabajadores buscan cada vez más conseguir un equilibrio entre su vida profesional y personal.

Según estudios recientes:

  • 6 de cada diez argentinos preferiría tener horarios flexibles de trabajo
  • El 75% eligiría trabajar a distancia
  • Más de la mitad considera que trabajando en su casa sería más o igual de productivo que haciéndolo desde la oficina

Esto demuestra que cada vez son más los trabajadores que buscan tener una agenda más flexibles, que no los obligue a ir a la oficina de lunes a viernes.

persona disfrutando del amanecer La flexibilidad horaria, el sueño de muchos

Pero los argentinos también temen no conseguir trabajo si dejan el que ya tienen. De acuerdo a un relevamiento de la consultora de Recursos Humanos Randstad Workmonitor, en septiembre del año pasado un 34% de los empleados locales se mostraban pesimista frente a la idea de poder encontrar un nuevo trabajo en los próximos 6 meses.

Frente a este escenario es que dar clases particulares puede convertirse en una manera de montar un emprendimiento propio, con flexibilidad horaria y sin jefes.

Fijá un precio coherente por tus clases

Emprender por tu cuenta te permitirá tomar las riendas de muchos aspectos de tu vida que antes dependían de otros. Las clases particulares te pueden permitir ganar un dinero extra interesante, mientras sos vos el que decide cuántas horas trabaja.

Para que esta actividad te resulte rentable, es importante que fijes tu valor por hora (o por día) y así conseguir gestionar mejor tu presupuesto. No te olvides de que sumarle al precio final por tus servicios otros gastos extras: fotocopias, traslados, etc.

Es importante que revises los precios promedio que ofrecen los profesores de tu ciudad con tus mismas competencias y similares. A la hora de establecer una tarifa razonable por tus servicios es importante que analices quién es tu alumno (un estudiante primario, secundario o universitario) porque esto mismo es lo que hará que te lleve más o menos tiempo preparar las clases.

También tené en cuenta si vas a la casa del alumno o si realizan el encuentro vía webcam.

Tomando todos elementos en consideración estarás mejor preparado para fijar una tarifa razonable.

Tener los números en orden, clave para el profesional autónomo

Si vas a lanzarte como profesor particular independiente, es importante que te ocupes de la contabilidad de tu emprendimiento incluso antes de empezar a conseguir alumnos. Aunque este tema puede generar cierto respeto, lo cierto es que poner las cuestiones impositivas en orden no es tan difícil como parece.

En Argentina, los que prestan servicios de manera autónoma deben darse de alta como monotributistas en la página de la AFIP. Esto hará que mientras trabajan de manera independiente paguen sus impuestos y realicen aportes provisionales.

monedas Poner las cuestiones impositivas en orden es primoridal

Dependiendo del nivel de ingresos, estarán dentro de una de las 11 categorías previstas y deberán abonar una tarifa mensual diferente.

Si no te animás a avanzar por tus propios medios, no dudes en contratar un contador que te ayude a resolver este aspecto.

Las clases particulares, le lugar para poner en práctica tus métodos

A diferencia de lo que puede suceder con un profesor que enseña en una secundaria (ya sea privada o pública), dando clases particulares sos vos el que elige el método perfecto para que tus alumnos lleguen cada vez más lejos.

Mientras no te desvíes del plan de estudios (para que tu alumno aprenda lo que le tomarán en el examen), lo cierto es que podés aplicar todo tipo de técnicas. Nadie te va a decir qué actividades deberás plantear en tus clases particulares porque éste sera un espacio de intercambio exclusivamente entre tu alumno y vos.

Dependiendo de su personalidad, te vas a dar cuenta que hay métodos que funcionan con algunos de ellos y no con otros. Tu desafío es estar atento a estas reacciones para acomodarte a las necesidades puntuales de cada estudiante.

Los padres de los más jóvenes pueden pedirte explicaciones de lo que sucede en la clase. En este punto, lo mejor es mostrarse abierto y compartir con ellos los detalles de tu criterio de enseñanza.

Además, no te olvides que ser profesor particular te ayudará a enriquecer tu CV.

La libertad de irte de vacaciones cuando quieras

¿Tu familia vive en el interior del país? ¿Un amigo estudia en el extranjero y te gustaría ir a visitarlo más seguido? ¿O simplemente no podés pasar demasiado tiempo lejos del mar? Cuando se está en relación de dependencia, pedir vacaciones es una auténtica pesadilla.

Todo esto sin olvidar, que en Argentina los trabajadores con entre 6 meses y hasta 5 años de antigüedad en un trabajo fijo tienen 14 días de corrido de vacaciones pagas al año.

¿Esto es suficiente? ¡Para muchos no!  Si éste es tu caso, como profesor particular  podrás tomarte un descanso cuando así lo desees. Eso sí, no te olvides de hacerlo en una época estratégica (por ejemplo, no durante la época de exámenes) y de avisarles a tus alumnos con tiempo los días en los que estarás fueras de la ciudad.

Además, si sos profesor particular de estudiantes de primaria tendrás los meses de las vacaciones de verano disponibles para hacer los planes que vos quieras. En cambio, si tenés alumnos de secundaria, probablemente tengas que cuadrar tus vacaciones entre la mesa de examen de dicimbre y la de febrero.

¿Te están entrando ganas de ser profe particular? Dejá de lado las excusas y creá tu perfil en Superprof desde hoy mismo.

Tus conocimientos en otras disciplinas pueden ayudar a los alumnos que necesiten:

  • Estudiar para una prueba de primaria, examen de secundaria o ingreso a la Universidad;
  • Aprender a estudiar por sus propios medios;
  • Avanzar con una materia (lengua, historia, biología, etc.);
  • Llegar mejor preparado a una mesa de examen para no repetir de año, y un largo etc…

No hay mejor forma de hacer un dinero extra gracias a tus grandes pasiones:

  • Clases de música: de guitarra, violín o de piano;
  • Clases de deporte: entrenamiento personal o clases de fitness ;
  • Clases de apoyo escolar: lengua, matemática…
  • Si eres bilingüe: clases de inglés o alemán

¿Te quedan dudas? Si querés libertad y autonomía no hay mejor opción que convertirse en profesor particular.

Descubrí las cinco razones para dar clases particulares.

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo tiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…

Dejar un comentario

avatar
wpDiscuz