Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Las ventajas de aprender inglés para los más pequeños

Publicado por Alejandra, el 20/09/2019 Blog > Idiomas > Inglés > Los Beneficios de Aprender Inglés para los Niños

Los padres quieren lo mejor para sus hijos.

Generalmente, esta idea nos lleva a la enseñanza de una lengua extranjera. Pero, ¿Cómo enseñar inglés a los niños y a partir de qué edad?

La asimilación de al menos dos lenguas es una ventaja incomparable para un niño. Observemos por lo tanto las ventajas de enseñar inglés desde una edad temprana y los métodos para conseguirlo.

¿A qué edad se puede empezar a hablar en inglés a tus hijos?

No hay un mínimo de edad.

Es bastante frecuente que los jóvenes papás se pregunten cómo aportar un bagaje lingüístico adicional a sus hijos futuros o recién nacidos.

Para garantizarle clases de ingles más sencillas y sobre todo, un futuro mejor, ¿por qué no enseñarle una lengua extranjera lo antes posible, en casa?

Enseñar inglés a los niños

Es una idea que tiene sentido. Y es totalmente natural en las parejas en las que uno, o los dos, son de origen extranjero. Pero, ¿cómo funciona el aprendizaje en casa?

¿A partir de qué edad podemos comenzar a hablarle en inglés para que se empape del significado de las palabras y las expresiones? Cual es la edad ideal para aprender inglés?

Los especialistas te responderán: ¡desde el nacimiento! No se ha especificado ninguna edad mínima para aprender una segunda lengua. Citamos aquí las palabras de Bárbara Abdelilah-Bauer, lingüista y psicóloga social, en una entrevista concedida al diario L’Express en mayo de 2014:

«No hay edad mínima para empezar a aprender una lengua extranjera. La prueba, los hijos nacidos de padres con lenguas maternas diferentes son capaces de asimilar ambas».

¿El chico puede confundir el español y el inglés?

Desde su nacimiento, aunque el niño no pueda reproducir las palabras, los padres pueden empezar a hablarle en inglés al bebé.

Durante sus primeros meses, será «unilingüe»: va a aprender a almacenar las palabras que sus padres le dicen sin distinguir la lengua. Así, si su madre y su padre se dirigen a él en español y en inglés, un niño pequeño no diferencia entre los dos idiomas al principio.

¿Pero qué hacer entonces para que la haga? ¿Cómo enseñarle inglés?

El español y el inglés están personificados por los dos padres. Su madre le habla en la lengua de Cervantes, mientras que su padre le habla en la de Shakespeare (por ejemplo). El niño/a aprende por tanto las dos simultáneamente y pronto se da cuenta de que tal o cual cosa puede traducirse de dos maneras diferentes.

Los chicos tienen una verdadera capacidad de adaptación, por algo decimos que son como esponjas.Para aquellos padres que se inquietan ante la idea de perturbar a su progenitura con tanta mezcla: no se preocupen.

Esto solo puede tener consecuencias positivas. Crecerá escuchando las dos lenguas. Las va a entender perfectamente y va a poder  hablar sin acento desde su primera clase de inglés.

¿Puede rechazar el inglés?

Después, cuando vaya a la escuela, se va a dar cuenta de que los chicos a su alrededor no hablan inglés y va a poder distinguir perfectamente; de esta manera va a contar además con una ventaja lingüística con respecto a los demás.

Por lo tanto, no es necesario preguntarte si su español va a ser peor o si hay que privilegiar una de las dos lenguas. Es totalmente capaz de asimilar ambas.

¡Son los padres los que tienen que ponerse manos a la obra! Y sobre todo, hay que repartir bien las tareas, para evitar la confusión: el padre se propone  hablar en inglés a su hijo/a (aunque hable en español a la madre) y la madre, en español.

Es bastante posible que en un momento dado, el chico tenga una fase de «rechazo» hacia el inglés. En este caso, va a descubrir que el mundo a su alrededor funciona en español, y por lo tanto no va a querer responder en inglés.

Los chicos que viajan por el mundo reciben grandes lecciones de las distintas culturas e idiomas.

¿Hay que alarmarse por eso?

No necesariamente, ya que igual aprendió muchas cosas antes de empezar las clases de inglés en primaria.

Y si ya no quiere hablar en inglés, su oído y su cerebro van a seguir funcionando con las reglas lingüísticas inglesas. Si el niño tiene dislexia, no es un problema. También puede perfectamente aprender el inglés y superar la dislexia.

El inglés no debe restringirse al domicilio

¡Si es cierto para los estudiantes de inglés, también lo es para los niños en pleno aprendizaje de una lengua! Permitirle aprender una lengua extranjera desde la infancia es una gran ventaja. Ya sea para su escolaridad (cursos de ingles online), como para su futura vida profesional.

¿Y qué decir de la apertura cultural que eso le aporta? No hay que olvidar que se trata de una gran riqueza. Enseñar inglés a los niños no siempre tiene que ser por interés. Se trata también de desarrollar su capacidad intelectual y abrir sus horizontes a otros países, a otra historia.

Está por lo tanto más que aconsejado que lleves a tus hijos a ver mundo. Por lo menos, el mundo anglófono, no solo para permitirle aprender inglés en el extranjero, fuera del nido familiar, sino también para ofrecerle durante su infancia imágenes y sensaciones que solo los viajes pueden aportar.

Los exámenes de idioma del colegio pueden ser estresantes para los chicos.

Un buen viaje a Londres o a Nueva York, por hablar de los destinos más conocidos, va a tener ciertamente un fuerte impacto en su percepción del inglés. Estas ciudades, tan hermosas y espectaculares, pueden dar ganas de por sí de aprender más y de reproducir lo que oimos.

Enseñar inglés a los hijos: algunas maneras lúdicas

Hay muchos soportes para enseñar inglés. Las películas y los dibujos animados son unos.

Es un clásico, evidentemente. Una aproximación lúdica es un formidable trampolín para el aprendizaje de una lengua extranjera. Divertirse ayuda, es evidente. Siempre va a ser más atractivo que un curso de inglés. Lo mismo sucede con las series en inglés para niños.

Gracias a los avances de internet, hoy podemos encontrar online un sinfín de recursos disponibles para hacer este proceso más sencillo y divertido, apps educativas, videos explicativos, juegos educativos, recursos de estudio y material para leer en el idioma que prefieras. Un mundo de oportunidades en la pantalla del celular o la computadora.

Por eso, qué mejor para un chico que utilizar uno de sus soportes preferidos (la televisión, la compu, la tablet) para ponerle películas y dibujos animados adaptados a su edad. Como complemento de lo que le enseñan en casa, se pueden conseguir unos resultados sorprendentes.

Además, seguramente sabés cómo funcionan los más jóvenes con sus dibujos animados o sus películas favoritas. Se aprenden de memoria decenas de respuestas divertidas o chocantes para repetirlas cada dos por tres en casa o con sus amigos en la escuela.

¡No dudes por lo tanto en aprovechar sus personajes favoritos para inculcarle palabras o incluso canciones en inglés! Acá  vas a encontrar más información sobre el aprendizaje del inglés para los niños.

Los libros para enseñarles inglés a los más chicos

Los libros son desde siempre una herramienta propicia para el aprendizaje de los niños en edades tempranas. Aprenden los colores, los animales, los paisajes y los diferentes elementos que forman parte de nuestro entorno.

Y si además se los leen su papá o su mamá, ¡enseguida toman otra dimensión! Si partimos del principio, esta vez, de que la madre es la que habla inglés en la familia, ¿por qué no leerle canciones, historias y cuentos escritos en inglés?

En tales momentos, la imaginación del niño está en su punto culminante y se representa todas las imágenes mentalmente. La asimilación es por lo tanto total.

Después, cuando tu hijo/a sea más mayor, digamos entre los 8 y los 10/11 años, va a tener la edad necesaria para leer sus primeros libros o novelas. Pasa de esa manera a un nivel superior, y su inglés también. Es inútil precisar la cantidad de imágenes y de paisajes que un libro puede evocar en el espíritu del lector.

No dudes por lo tanto en proporcionarle historias hermosas, fantásticas y repletas de héroes, para hacerlo soñar y fomentar su inglés de forma exponencial. Su vocabulario va a ser muy superior y se aproxima de esa manera un poco más al bilingüismo.

Los juegos para enseñar inglés a los niños

Para estimular el espíritu y el intelecto de tu hijo/a, también están los juegos. No te limites a los DVDs y a las tablets. El espíritu se nutre también, o incluso más, con juegos de sociedad y juegos educativos en inglés.

Estos plantean una problemática y requieren que los niños lean, observen y reflexionen en inglés. Les enseñan además muchas cosas: colores, alimentos, animales, ropa… ¡El juego y la competición son también una gran motivación para incitar a los chicos a practicar su inglés! Aquí vas a encontrar otros trucos para enseñar inglés a los niños.

Es importante motivar a los más chicos a aprender un nuevo idioma.

Existen también juguetes que hablan en inglés. Juguetes por ejemplo en los que hay que apretar para que reciten una frase. Todos los chicos tienen, ¿por qué no comprarlos en inglés?

Las canciones para enseñar inglés a los niños

Algunos chicos aprenden canciones en inglés desde la primaria. Otros empiezan a aprender el idioma en primaria.

El hecho de cantar en grupo, aprender una melodía o aprender palabras de memoria, contribuye a crear momentos divertidos que aportan al inglés un carácter positivo y lúdico. Podés hacer por lo tanto lo mismo en casa.

Para variar las actividades con tu hijo/a, así como los medios de aprendizaje, enseñarle una canción escrita en la lengua de Shakespeare puede ser un método muy interesante.

La pueden recitar juntos, para que sea un momento familiar. Traducí la canción para que la historia tenga sentido para él o ella. Después va a llegar el momento en que la cante por sí mismo/a, como cualquier otra canción. Sin duda se va a acordar durante mucho tiempo de la letra.

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo tiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…
avatar