«Cuando te das cuenta del valor de la vida, uno se preocupa menos por discutir sobre el pasado, y se concentra más en la conservación para el futuro» - Dian Fossey

La vida es un regalo precioso. Los momentos que compartimos riendo, disfrutando de la buena comida y haciendo cosas que disfrutamos con nuestros seres queridos son realmente extraordinarios y hacen que la vida valga la pena. También vale la pena señalar que nuestro maravilloso telón de fondo, el planeta Tierra, hace que el viaje mágico de la existencia sea mucho mejor debido a los hermosos paisajes de los que podemos disfrutar.

Sin embargo, como reconocerán todos los ciudadanos del mundo que estén bien informados, nuestro planeta está enfermo y no actúa de la misma manera que en el pasado. No es de extrañar que los efectos devastadores del cambio climático estén dañando cosas que apreciamos mucho, como los animales, las plantas y los océanos y mares. Pero ¿qué se puede hacer?

Como señala la brillante cita del principio, necesitamos desesperadamente valorar nuestro planeta ahora, más que nunca, y tomar las medidas necesarias para preservar lo que amamos esforzándonos por conservarlo.

Cuando se descubre información y hechos sobre cómo es la Tierra en comparación con otros planetas, aprendemos a apreciar las cosas con una nueva perspectiva. Y, donde hay admiración, hay apasionados intentos de conservación. ¡Ahora es el momento de actuar!

Mediante el estudio de ejemplos de los conservacionistas y biólogos más importantes durante toda la historia, crece en nosotros un profundo deseo por preservar nuestro planeta a través de la conciencia ambiental. Uno de esos fantásticos ejemplos es la primatóloga Dian Fossey quien, al estudiar el reino animal, quiso hacer todo lo posible por preservarlo para las generaciones venideras. ¡Echemos un vistazo más de cerca a los descubrimientos biológicos de Fossey!

Los mejores profesores de Biología disponibles
Melina
5
5 (19 opiniones)
Melina
$450
/h
Gift icon
¡Ofrece clase de muestra!
Camila
5
5 (12 opiniones)
Camila
$150
/h
Gift icon
¡Ofrece clase de muestra!
Lourdes
5
5 (13 opiniones)
Lourdes
$400
/h
Gift icon
¡Ofrece clase de muestra!
Nicolás
5
5 (4 opiniones)
Nicolás
$500
/h
Gift icon
¡Ofrece clase de muestra!
Jonazier
5
5 (21 opiniones)
Jonazier
$230
/h
Gift icon
¡Ofrece clase de muestra!
Martin
5
5 (22 opiniones)
Martin
$400
/h
Gift icon
¡Ofrece clase de muestra!
Maira
5
5 (6 opiniones)
Maira
$250
/h
Gift icon
¡Ofrece clase de muestra!
Aldana paula
5
5 (9 opiniones)
Aldana paula
$500
/h
Gift icon
¡Ofrece clase de muestra!
Melina
5
5 (19 opiniones)
Melina
$450
/h
Gift icon
¡Ofrece clase de muestra!
Camila
5
5 (12 opiniones)
Camila
$150
/h
Gift icon
¡Ofrece clase de muestra!
Lourdes
5
5 (13 opiniones)
Lourdes
$400
/h
Gift icon
¡Ofrece clase de muestra!
Nicolás
5
5 (4 opiniones)
Nicolás
$500
/h
Gift icon
¡Ofrece clase de muestra!
Jonazier
5
5 (21 opiniones)
Jonazier
$230
/h
Gift icon
¡Ofrece clase de muestra!
Martin
5
5 (22 opiniones)
Martin
$400
/h
Gift icon
¡Ofrece clase de muestra!
Maira
5
5 (6 opiniones)
Maira
$250
/h
Gift icon
¡Ofrece clase de muestra!
Aldana paula
5
5 (9 opiniones)
Aldana paula
$500
/h
Gift icon
¡Ofrece clase de muestra!
Allá vamos

Infancia y juventud de Dian Fossey

biografia dian fossey
Antes de las investigaciones de Dian Fossey, no entendíamos del todo a los gorilas y los veíamos como criaturas aterradoras.

Para conocer cómo Dian Fossey se convirtió en una leyenda en los campos biológicos de la primatología y la conservación, hay que empezar analizando sus inicios y por qué decidió dedicar una parte importante de su vida al estudio de los gorilas de montaña en Ruanda.

Nacida en San Francisco en 1932, Dian Fossey fue criada principalmente por su madre, una modelo, y su padrastro, un empresario. Desde muy joven, con tan solo seis años, a Fossey le gustaban los animales y comenzó a montar a caballo. Cuando llegó a la adolescencia, Fossey era una jinete experimentada.

Durante sus últimos años en secundaria, cuando llegó el momento de elegir una carrera, Fossey siguió el consejo de su padrastro y se licenció en negocios y finanzas. Sin embargo, para consternación de sus padres, tras una visita a un rancho en Montana, Dian Fossey se inscribió en un curso preuniversitario de veterinaria en el campus Davis de la Universidad de California.

Fossey decidió dedicar su vida al estudio de los animales y nadie pudo detenerla.

Aunque el amor de Fossey por los animales la inspiró a realizar estudios en veterinaria, se le daban mal las asignaturas de ciencias como la química y la física, por lo que los abandonó tras recibir malas notas. Por lo tanto, Dian Fossey cambió su curso y estudió para convertirse en terapeuta ocupacional. Se licenció en el San Jose State College en 1954. Dian destacó en su carrera como terapeuta ocupacional, ya que se llevaba muy bien con los niños que trataba y, en su tiempo libre, continuaba montando y cuidando caballos.

Pero ¿cómo llegó Dian Fossey a África para participar en su notable trabajo e investigación de conservación? En 1963, tras pedir prestada una gran suma de dinero y utilizar los ahorros de toda su vida, finalmente realizó el sueño de toda su vida y se embarcó en un viaje a África. Fossey llegó a Kenia y viajó por Tanzania, la República Democrática del Congo y Rodesia.

En las partes finales de su viaje, viajó a la Garganta de Olduvai en Tanzania para conocer a los Leakey. Louis Leakey era un experto en primatología en ese momento y habló con Fossey sobre el brillante trabajo que se estaba realizando en África.

gorilas dian fossey
Las montañas de Ruanda fueron el principal escenario de Fossey.

No obstante, para pagar sus deudas y volver a su trabajo, Fossey regresó a Louisville, Kentucky, Estados Unidos. Después de algunos años, Louis Leakey estuvo dando conferencias a nivel nacional en los Estados Unidos compartiendo sus investigaciones y, cuando llegó Louisville, se reunió con Dian Fossey para proponerle estudiar los gorilas de montaña, al igual que hizo Jane Goodall con los chimpancés en Tanzania.

Tras conseguir la financiación, Louis Leakey envió a Fossey a reunirse con Goodall a finales de 1966 para observar a Jane Goodall con los chimpancés y, finalmente, animarla a hacer los mismos proyectos de investigación con gorilas en el Congo. Aunque Fossey quería comenzar su investigación en el Congo en 1967, algunos contratiempos importantes y disturbios políticos la obligaron a mudarse a Ruanda a la región de Virunga.

Al establecer su centro de investigación al pie del monte Bisoke, en Virunga, Fossey hizo sus descubrimientos biológicos más importantes. ¿Cuáles son algunos de los hallazgos más notables de Fossey? ¡Sigue leyendo para descubrirlo!

Los brillantes descubrimientos de Dian Fossey

investigacion dian fossey
El pequeño amigo de Fossey, Digit, era uno de los gorilas que observó durante muchos años en Ruanda.

Tras haber pasado 14 años de su vida estudiando a los gorilas de montaña en la región de Virunga en Ruanda, incluso años después de su muerte, Dian Fossey es reconocida como una de las principales expertas en gorilas del continente africano.

Sus importantes contribuciones al campo de la primatología la han llevado a ser uno de los «Primates» junto con Jane Goodall, que estudió a los chimpancés, y Biruté Galdikas, que observó a los orangutanes.

Pero ¿qué información descubrió Fossey de sus encuentros cercanos con gorilas de montaña durante más de una década y media? Estos son algunos de los descubrimientos biológicos más importantes de Dian Fossey sobre los gorilas:

  • Los gorilas de montaña tienen fuertes lazos familiares: si bien ya se sabía que los gorilas de montaña permanecen juntos en grupos, a través del enfoque práctico de Fossey, se descubrió que los gorilas están muy unidos a sus familias. El vínculo maternal que comparte una madre gorila con su descendencia es relativamente sana y similar a la que comparten los humanos.
  • Las relaciones masculinas y femeninas son sólidas: a lo largo de sus años de investigación, Fossey observó que, si muere un gorila macho del grupo, el resto de las hembras se van para encontrar otra figura masculina dominante. 
  • Actividades diarias de los gorilas: Fossey observó que la tarea principal de los gorilas es desplazarse durante todo el día en busca de comida. Los gorilas de montaña comen principalmente plantas y se consideran esencialmente vegetarianos. Por la noche, los gorilas descansan en sus nidos nocturnos que crean ellos con ramas y hojas. 
  • Comunicación entre los miembros del grupo: como resultado de prácticamente vivir con los gorilas, Fossey observó que se comunican mediante gemidos y gestos con las manos. Por ejemplo, el golpe en el pecho es una señal de fuerza y ​​poder, se considera autoritario y puede usarse para confrontar a los gorilas machos.
  • Los gorilas son gentiles gigantes: conun peso de entre 135 y 220 kg, antes de la investigación de Dian Fossey, los humanos temían a los gorilas de montaña por su tamaño y su carácter imponente. Sin embargo, Fossey descubrió que los gorilas de montaña son increíblemente juguetones e imitan comportamientos humanos como hacer cosquillas y jugar con niños. 
  • Los gorilas de montaña pueden desarrollar confianza en los humanos: los gorilas de montaña pueden desarrollar confianza y sentirse cómodos con los humanos observándolos; incluso dominan a los machos. La actitud dócil de Fossey y su naturaleza no amenazante contribuyeron al hecho de que pudiera crear fuertes lazos con los gorilas, sobre todo con un gorila en concreto llamado Digit, a quien siguió de cerca e investigó durante diez años.

Podríamos seguir hablando de todas las cosas hermosas que hizo Dian Fossey para comprender mejor y apreciar a los gorilas, pero estos son los puntos más significativos.

Dian Fossey y su legado

muerte dian fossey
Aunque se fue, el legado de Dian Fossey permanece con nosotros hasta el día de hoy.

Aunque fue misteriosa y brutalmente asesinada en diciembre de 1985, Dian Fossey sigue viva en la actualidad. Sus compañeros la han reconocido como un ejemplo a seguir en la investigación de los primates y otros animales.

En los últimos años de su vida, Fossey fue una firme defensora de la caza furtiva de animales en África. La muerte de su querido amigo gorila Digit por cazadores furtivos la obligó a adoptar una actitud más agresiva hacia aquellos que buscaban perjudicar animales como los gorilas para obtener ganancias económicas.

Muchos biógrafos y amigos cercanos de Fossey creen que su oposición a los cazadores furtivos contribuyó a su asesinato.

El libro de Fossey Gorilas en la niebla sigue siendo el libro más vendido sobre gorilas hasta el día de hoy. El largometraje de 1988 en el que se basó, protagonizado por Sigourney Weaver, fue nominado a muchos premios de la Academia. Fossey sigue siendo un icono feminista en los campos de la ciencia y la biología por su vida de sacrificio en las montañas de Ruanda, famosas por sus duras condiciones.

A raíz de su muerte, muchos centros de investigación y fondos de todo el mundo especializados en primatología han recibido su nombre. Para ser justos, Dian Fossey era única y probablemente nunca será reemplazada. Sin embargo, estamos agradecidos por el tiempo que estuvo con nosotros, ya que ha influido en muchas personas para que estudien a los gorilas y se tomen en serio la conservación.

>

La plataforma que conecta profes particulares y alumnos

¿Te gustó este artículo?

5,00/5 - 1 votos
Loading...

Mariana

Millennial empedernida. Comer, viajar, amar.