Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Conoce los Mejores Tips que te ayudarán a ser un buen profesor para alumnos con riesgo de Fracaso Escolar en España

Publicado por Alejandra, el 24/01/2019 Blog > Clases particulares > Dar clases particulares > Cómo Enseñar a los Alumnos en Situación de Fracaso Escolar

«El aprendizaje es un tesoro que sigue a su propietario durante toda la vida».

En España, el sistema educativo nacional está estructurado de tal manera que todos los alumnos tienen la oportunidad de aprender en un contexto académico general de calidad. Aun así, los alumnos tienen que hacer frente al absentismo, la repetición de cursos y las dificultades académicas. Y a veces ocurre lo peor: el fracaso escolar.

En nuestro país, según los últimos datos del Ministerio de Educación obtenidos en 2017, el porcentaje de abandono escolar se encuentra por encima del 18%, una cifra que nos hace reflexionar sobre la eficacia y la correcta estructuración de nuestro sistema educativo. En muchas ocasiones, la comunidad educativa no hace más que recalcar las desigualdades y no hace hincapié en la importancia de la igualdad de oportunidades.

Como profesor particular, quizás te preguntes de qué herramientas dispones para hacer frente a esta situación y ayudar a todos tus estudiantes a salir adelante, independientemente de su situación. En este artículo compartimos contigo algunas ideas y consejos.

Cómo reconocer a un alumno en riesgo de abandono escolar

Según un estudio realizado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), el 35% de los jóvenes de entre 25 y 34 años no han acabado Bachillerato ni tienen un título de FP o equivalente. De ahí que nos cuestionemos la calidad de nuestra enseñanza, el papel de los profesores y la financiación de la educación secundaria en España. A fin de cuentas, la educación asienta los pilares básicos para el progreso social.

Los profesores deben adaptarse a las dificultades de sus estudiantes. Tanto los más grandes como los más pequeños pueden tener problemas de aprendizaje, y deben aprender a vivir con ellos (igual que sus profesores).

Un alumno en riesgo de abandono escolar responde, por lo general, al perfil de un estudiante al que los resultados académicos, el recorrido universitario o la perspectiva de tener una vida activa no le interesa intelectualmente. Todo esto le lleva a la desescolarización, pero también a tener una baja autoestima, una gran dificultad a la hora de medir sus capacidades y una visión fatalista.

Ante esto, los profesores deben convertirse en una guía y un apoyo para que los alumnos no caigan en la sombra del abandono escolar, que sean conscientes de sus competencias, capacidades y perspectivas de futuro. Los alumnos en esta situación tienen un gran potencial que los profesores han de saber ver y aprovechar. Es una forma de dar a la práctica pedagógica un sentido más noble y una utilidad concreta para los estudiantes.

Todos sabemos que la formación, el recorrido académico, la perseverancia y el estudio son las claves para aprobar bachillerato, sacar adelante las pruebas de selectividad y tener así la posibilidad de acceder a una gran variedad de ramas de especialización. Los alumnos en situación de abandono no tendrán esta perspectiva, tendrán una visión derrotista y rechazarán cualquier tipo de acompañamiento personalizado.

¿Quieres consejos para dar clases a alumnos con problemas de dislexia?

El papel del profesor en las situaciones de abandono escolar

Un profesor no es solamente una figura didáctica que da clases a sus alumnos y luego se va a casa a preparar la siguiente sesión. No; un profesor es eso y mucho más. De hecho, la labor del profesor incluye una parte de psicología, ya que debe ser capaz de evitar el abandono escolar. Puede que a lo largo de todo nuestro recorrido profesional como docentes nos encontramos con un alumno en situación de fracaso escolar, pero no es el final del mundo.

Los profesores deben ver a estos alumnos como un reto adicional que les permita recordar por qué se decantaron por esta profesión. Tienen que recurrir a estrategias pedagógicas para ponerse en el lugar de sus alumnos, empatizar con ellos, escucharles, y hacer que sean conscientes de que los colegios e institutos (así como toda la etapa educativa) son muy importantes, por no decir esenciales, en el desarrollo personal y profesional de una persona dentro de la sociedad. Al fin y al cabo, la lucha contra el abandono escolar es, a fin de cuentas, una lucha social común.

Tenemos que poner los medios necesarios para combatir el abandono escolar. Como profesores tenemos que enfrentarnos a situaciones complicadas, como el abandono escolar.

Los profesores también deben ser capaces de recalcar y valorar los talentos de sus alumnos, hacer hincapié en sus fortalezas y felicitar sus méritos. En resumidas cuentas, el éxito y el sentimiento de logro son muy importantes, por lo que debemos subrayarlos con el fin de motivar a los alumnos y que se den cuenta de que pueden lograr grandes cosas. Educación artística, física, literatura… cualquier disciplina puede ayudar a los estudiantes a sentirse más realizados.

Si quieres trabajar como profesor, empieza buscando alumnos para dar clases particulares online.

Abandono escolar: el alumno

Se diga lo que se diga, los alumnos que sufren una situación de abandono escolar no son iguales al resto. Es cierto que no tiene por qué ser alumnos que bajen el ritmo de toda la clase y empeoren el trabajo de cada sesión, sino que más bien se trata de personas que se hunden en una reflexión fatalista a la que los profesores deben hacer frente.

Como docentes, debemos lograr que los alumnos sean conscientes de sus capacidades: que son inteligentes, que aprenden rápido, etc. Unas pequeñas frases de ánimo pueden marcar la diferencia. Muchos alumnos perciben la escolarización obligatoria como una limitación, pero hay que ayudar a hacerles ver que se trata de una auténtica oportunidad, ya que (además de que es cierto) se sentirán más motivados y se esforzarán más en progresar y alcanzar nuevos objetivos.

La enseñanza es una profesión, pero también es una auténtica vocación que se inclina hacia la psicología pero también (y sobre todo) hacia la pedagogía. En los casos de abandono escolar, debemos intentar recalcar las cualidades más importantes de nuestros alumnos para que ganen confianza en sí mismos y para así saber orientarles para que terminen con éxito su recorrido académico.

No olvides que cada alumno es un mundo. En la medida de lo posible, los docentes han de adaptarse a sus estudiantes, tengan o no trastornos del aprendizaje.

A fin de cuentas, el camino de la escolarización está lleno de baches y los profesores están ahí para que los alumnos los atraviesen con más facilidad y para animar a los que se cansan a mitad de camino y no quieren seguir para alcanzar su objetivo final. Esta metáfora, aunque quizás absurda, refleja a la perfección la situación de abandono escolar.

¿Quieres saber cómo enseñar a alumnos autistas?

Abandono escolar: ver el futuro como una oportunidad

A veces es difícil para un alumno conseguir un título, aprobar un examen o sacar adelante una asignatura. No obstante, estas condiciones, que no son tan complicadas de conseguir, son necesarias para acceder a estudios superiores.

Muchos piensan en los diplomas como si se tratase de papeles inalcanzables, pero con un poco de trabajo y dedicación, y con la ayuda de un buen profesor particular, todo el mundo puede sacarse el certificado de Selectividad.

El futuro profesional de un alumno consiste en obtener diplomas, sean los que sean, pero también esto les permite elegir su vía de especialización, su ámbito, la duración de sus estudios o el tipo de profesión que quieran ejercer.

Así, debemos ayudar a los alumnos a ver la educación como una oportunidad más que como un camino difícil y agotador, con un ángulo pesimista que nos llevará al abandono escolar. No hay nada que predisponga a una persona a adoptar esta pose pesimista con respecto a la educación, por lo que los profesores deben saber mostrar una visión ambiciosa con respecto a sus alumnos para evitar que piensen que la mejor alternativa es dejar de estudiar.

Debemos acostumbrarnos a trabajar con alumnos con dificultades. La docencia es una profesión preciosa, aunque nos encontremos algún que otro bache en el camino.

Todos sabemos que durante nuestro proceso académico hay inconvenientes que los alumnos al borde del fracaso es colar ponen de relieve. No obstante, no hay ningún motivo de peso para estar en contra de una perspectiva de futuro profesional sencilla, que nos permita elegir nuestra carrera, que nos permita fracasar, tener la oportunidad de tener éxito y realizarse.

Para un docente, el abandono escolar es un auténtica epidemia que da sentido a toda la profesión, ya que esta se basa principalmente en el futuro de los alumnos. La capacidad de trasmitir un mensaje será determinante, así como el sentido del diálogo y el profesionalismo docente.

Sin embargo, no hay que perder la motivación. Debemos recordar la belleza de la profesión, que tiene unos valores preciosos, y ser conscientes de que los alumnos pueden responder a perfiles de lo más variados. Con un profesor que disponga de una pedagogía adecuada, conseguiremos auténticos milagros.

Última pregunta: ¿quieres saber cómo dar clases a niños dispráxicos?

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo tiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…
avatar