«La cocina japonesa no es algo que se come, sino algo que se ve». - Junichiro Tanizaki

Ubicada en el tercer puesto de la lista de las mejores cocinas según una encuesta internacional realizada por Hotels.com, la cocina japonesa sigue siendo un gran atractivo para muchos. Por detrás de la cocina italiana y francesa, la sabrosa gastronomía japonesa conquista nuestras papilas gustativas y al mundo entero.

No obstante, ¿cómo se elabora una de las mejores recetas japonesas: la tempura?

En este artículo de Superprof, te ofrecemos descubrir paso a paso todos los secretos de estos bocaditos japoneses.

¿En qué consiste la tempura de Japón?

Sushi a la tempura, tempura de calamares, tempura de verduras, etc. Si alguna vez has tenido la oportunidad de viajar a Japón, seguro que habrás probado esta deliciosa especialidad de la cocina japonesa. ¡Aunque tampoco es del todo japonés!

De hecho, fueron los misioneros portugueses quienes trajeron esta receta a Japón entre los siglos XVI y XVII.

Tempuras japonesas: qué son.
Las tempuras se suelen servir acompañadas de arroz.

La tempura es simplemente una fritura elaborada a partir de masa de buñuelos. Los portugueses preparaban esta masa para emborrizar el pescado.

Los japoneses tomaron esta excelente receta para acompañarlo diferentes guarniciones, que pueden ser verduras, así como pescado o mariscos. Finalmente, cualquier ingrediente se puede mezclar con esta masa.

En la tierra del sol naciente, es posible pedir una variedad de tempura de diferentes sabores o comprar diferentes unidades. Para hacerte una idea, en España, hay muchas tortillitas de camarones y frituras de calamares; en esto consiste la tempura.

La particularidad de esta preparación de la tempura es que es una masa bastante fina y a menudo menos aceitosa que otras frituras; el estómago no se suele resentir tanto.

En el archipiélago japonés, la tempura se suele servir con arroz. A menudo se coloca un bol junto a la tempura para ofrecer a los clientes la oportunidad de sumergir la tempura en salsa de soja u otra salsa para condimentar.

Para evitar que se empapen de aceite, lo mejor es dejar escurrir la tempura en un trozo de papel antes de servirla en el plato.

Aprende también a preparar el delicioso natto japonés.

¿Cómo preparar la masa para la tempura japonesa?

Para hacer una tempura, debes comenzar aprendiendo cómo hacer masa. Al igual que la masa para tortitas, esta masa hay que dejarla reposar antes de usarla. Sin embargo, también es bastante posible preparar la tempura directamente, sin descanso.

Estos son los ingredientes que necesitarás para elaborar la masa para cuatro personas:

  • 100 g de harina,
  • 50 g de almidón de patata (u otro),
  • 1/2 bolsita de levadura,
  • 1 cucharadita de sal,
  • 1 yema de huevo,
  • 15 cl de agua.

¡La receta es muy simple!

Coge un bol grande (tipo ensaladera), luego vierte la yema de huevo y 15 cl de agua (preferiblemente muy fría). Bate la yema de huevo con un tenedor y agrega la harina, el almidón y la levadura. Para evitar que se formen grumos, puedes tamizar la harina antes de incorporarla. La masa será más fina.

Luego, simplemente mezcla todo con el tenedor hasta obtener una pasta homogénea y sin grumos. Una vez que la masa esté bien mezclada, no olvides la cucharadita de sal. No debe incorporarse antes puesto que correrás el riesgo de que la sal impida el efecto de la levadura.

¿Cómo se hace la tempura?
¿Preparado para probar las mejores tempuras?

Luego puedes dejar que la masa repose durante 30 minutos o comenzar a cocinar de inmediato.

La preparación de la masa no debería llevarte más de 10 a 15 minutos.

Algunos cocineros de la gastronomía japonesa prefieren usar agua con gas o cerveza para hacer la masa. Las burbujas ayudan a que la masa se hinche. Todo depende de los gustos. ¿Por qué no probar ambas versiones?

Para que la masa salga bien, debes recordar que esta debe ser más líquida que la masa de tortitas. El reposo de la masa es más importante a la hora de enfriar la masa que para dejar reposar la mezcla en sí. Por eso, es aconsejable incorporar agua ya muy fría para que la mezcla no tarde demasiado en enfriarse.

Cocina japonesa: tempura de camarones

Una vez que esté lista la masa y bien fría, será necesario cocinarla.

La fritura debe prepararse llenando un recipiente grande con aceite y calentándolo a 180 ° C.

Los japoneses suelen usar aceite de sésamo, que le da su toque especial a la tempura. Sin embargo, también puedes reemplazar este aceite con aceite de oliva u otros. Lo mejor es elegir un aceite virgen y prensado en frío.

Para comprobar que la fritura ha alcanzado la temperatura ideal (180 °C), puedes intentar deslizar un poco de la masa en el aceite hirviendo. La masa debe caer en el aceite e inmediatamente volver a crecer tomando su forma final. Si la punta de la masa se vuelve negra inmediatamente, significa que el aceite está demasiado fuerte. Si la pieza no sale inmediatamente a la superficie y todavía se ve como masa, significa que el aceite está demasiado bajo.

Cocinar la tempura debe ser rápido para no empapar demasiado aceite y no estropear el sabor de los ingredientes.

Por ello, la masa debe estar fría. El choque de temperatura acelera el proceso de cocción.

Una vez que el aceite esté caliente, simplemente reboza los calamares (previamente cocidos) en la masa, luego sumerge todo en el aceite. La tempura debe elevarse inmediatamente a la superficie mientras se infla.

Cuando veas que está dorada, retírala del aceite y colócala sobre un trozo de papel para empapar el exceso de aceite. Los buñuelos de calamares y camarones se sirven calientes.

¿Por qué no descubres la cultura culinaria preparando sashimi?

Receta de tempura japonesa de verduras

La tempura de camarones es quizás la más conocida, pero también es bastante común reemplazar los camarones con verduras, como el calabacín, por ejemplo.

Tempura de verduras
Servida con sushi, hay que comerla con moderación.

Lava y corta el calabacín en rodajas. Luego escúrrelos con papel para que los calabacines no suelten demasiada agua.

No cocines el calabacín de antemano.

Prepara tu mezcla de masa.

A diferencia de los camarones, el calabacín puede estar soso. No te olvides de sazonar todo (pimienta, especias, jengibre, pimienta, perejil, hierbas frescas, cilantro, etc.).

Luego, como en el caso de la tempura de camarones, simplemente reboza las rodajas de calabacín con la masa y luego sumérgelos en aceite. Una vez que estén doradas, ¡ponlas sobre un papel y a comer!

Variar los sabores de las tempuras japonesas

¡No faltan recetas de cocina japonesa! Como plato principal o como aperitivo, hay una gran variedad de tempuras según el gusto de cada uno.

No obstante, las mejores recetas son las que te inventarás. Gambas, puerros, chorizo, pollo, rodajas de salmón, frijoles, brochetas de tempura con zanahorias, todas las recetas son adaptables con la tempura.

La receta de la masa nunca cambia. Lo único que tendrás que hacer es elegir tus ingredientes y prepararlos cuidadosamente. Algunas verduras necesitan ser peladas, otras no. Los camarones, por ejemplo, deben sujetarse por la cola a la hora de emborrizarlos en la masa mientras se mantiene un espacio para cogerlos una vez fritos.

Cada receta es adaptable, ¡date un capricho!

Aquí te dejamos algunas ideas de recetas que puedes hacer de acuerdo con tus deseos y lo que haya en tu frigorífico:

  • Tempura de pollo
  • Tempura de berenjena
  • Tempura de espárragos
  • Tempura de pulpo
  • Tempura de tomate
  • Etcétera

¿Has probado alguna vez el onigiri japonés?

¿Cómo prepararse para cocinar la tempura?

Aprender a hacer la tempura implica esencialmente la realización de la masa y los métodos de cocción.

Conocimientos básicos de la tempura en cocina.
La base de la tempura es la misma: solo hay que adaptar la receta según los ingredientes.

Simplemente puedes aprender a hacer tempura desde casa siguiendo la receta anterior. ¿La ventaja? Cocinarás como quieras. Con gluten o no, vegetariano o no, etc.

Tómate una tarde para no estresarte con el tiempo; y lo más importante, evita invitar a amigos  cuando lo hagas por primera vez.

También puedes decidir tomar clases de cocina japonesa. Por supuesto, no solo se trata de aprender a hacer la masa, sino también de sazonar bien los ingredientes (semillas de sésamo, hierbas provenzales, parmesano, pimientos, etc.) o acompañar las tempuras. Servidas con un sabroso plato de arroz asiático, una sopa, un caldo, fideos, una tortilla, bolitas de verduras o una buena ensalada templada de queso de cabra, calabacín, mostaza y vinagreta, ¡la tempura será aún mejor!

Entonces, ¿por qué no combinas las distintas culturas culinarias?

¿Te han entrado ganas de aprender japonés? ¡Prueba con un curso japones online con uno de nuestros profes!

¿Necesitás ayuda de un profe?

¿Te gustó este artículo?

0 votos
Loading...

Mariana

Millennial empedernida. Comer, viajar, amar.