«Un niño instruido solo en el colegio no es un niño instruido» - Georges Santayana, escritor

Hacer los deberes después de clase suele ser una carga tanto para los niños como para los padres. Algunos niños sienten que tienen demasiados deberes que hacer por la tarde.

Entonces, ¿cómo puede arreglárselas el alumno si siente que los deberes que le manda el profesor son demasiados y demasiado complejos? Aquí tienes nuestros consejos para gestionar mejor los deberes y las lecciones durante el año escolar.

Los mejores profesores #DE#Apoyo escolar disponibles
¡Ofrece clase de muestra!
Sol
5
5 (11 opiniones)
Sol
$650
/h
¡Ofrece clase de muestra!
José pablo
5
5 (9 opiniones)
José pablo
$700
/h
¡Ofrece clase de muestra!
Paloma
5
5 (11 opiniones)
Paloma
$500
/h
¡Ofrece clase de muestra!
Paula florencia
5
5 (7 opiniones)
Paula florencia
$450
/h
¡Ofrece clase de muestra!
Andrea
5
5 (5 opiniones)
Andrea
$300
/h
¡Ofrece clase de muestra!
Lucia
5
5 (6 opiniones)
Lucia
$250
/h
¡Ofrece clase de muestra!
Brenda
5
5 (13 opiniones)
Brenda
$600
/h
¡Ofrece clase de muestra!
Victoria
5
5 (5 opiniones)
Victoria
$400
/h
¡Ofrece clase de muestra!
Sol
5
5 (11 opiniones)
Sol
$650
/h
¡Ofrece clase de muestra!
José pablo
5
5 (9 opiniones)
José pablo
$700
/h
¡Ofrece clase de muestra!
Paloma
5
5 (11 opiniones)
Paloma
$500
/h
¡Ofrece clase de muestra!
Paula florencia
5
5 (7 opiniones)
Paula florencia
$450
/h
¡Ofrece clase de muestra!
Andrea
5
5 (5 opiniones)
Andrea
$300
/h
¡Ofrece clase de muestra!
Lucia
5
5 (6 opiniones)
Lucia
$250
/h
¡Ofrece clase de muestra!
Brenda
5
5 (13 opiniones)
Brenda
$600
/h
¡Ofrece clase de muestra!
Victoria
5
5 (5 opiniones)
Victoria
$400
/h
1era clase gratis>

¿Cuántos son «demasiados deberes»?

consejos demasiados deberes
La cantidad de trabajo está relacionada con la edad de tu hijo.

Si tu hijo siente que tiene demasiados deberes, no es suficiente creer en su palabra, pero siempre hay señales. Si eres adolescente, puedes juzgar por ti mismo si la cantidad de tiempo dedicado a los deberes es demasiado (siendo honesto contigo mismo, por supuesto).

Esto obviamente depende de la edad del estudiante y su nivel de educación:

  • En primaria:
    • En 1º, el alumno no debería dedicar más de 20 minutos al día.
    • En 2º y 3º, no más de 30 minutos.
    • En 4º, 5º y 6º no más de 45 minutos (y no todos los días).
  • En la ESO:
    • En 1º y 2º, no más de una hora (y no todos los días una hora).
    • En 3º y 4º, los deberes pueden durar hasta 1h30 algunas tardes, pero esto no debería ser la norma.
  • En Bachillerato, el tiempo debe ser de 1h30 a 2h al día, pero no necesariamente todos los días.

Si el alumno debe dedicar más tiempo, podrías pensar que tiene demasiados deberes. De todas formas, antes de culpar a nadie, debes hacerte algunas preguntas e intentar remediar la situación con nuestros consejos. Porque también puede depender de varios factores y existen soluciones para remediarlo.

Adelantar lo máximo posible

En cuanto termines una lección de una asignatura, no esperes a que el profesor ponga un examen. Adelántate y apréndetela.

  • Tu hijo ha escrito un poema en su cuaderno. Que se lo aprenda antes de que el profesor se lo pida.
  • Has completado una lección de Historia, Geografía, Biología o Física y Química. Apréndetela antes de que el profesor ponga deberes o un examen.

Incluso puedes hacerlo antes de llegar al final de un capítulo. Releer las clases todas las noches antes de acostarte te permite trabajar la memorización. Cuando tengas que hacer un examen, solo tendrás que repasar, ya que ya tendrás la lección en la mente. Puedes hacer fichas de repaso para que te resulte más fácil y volver a leerlas con regularidad durante todo el año.

ayuda demasiados deberes
Ayuda a tu hijo todos los días con los deberes.

Avanza durante los fines de semana

Los profesores no suelen poner deberes para el día siguiente. El alumno generalmente tiene al menos unos días para completar un ejercicio, aprender una lección o entregar los deberes.

En lugar de esperar hasta el último momento y tener que trabajar el día anterior para el día siguiente, aprovecha el fin de semana para adelantar todo el trabajo de la semana.

Te sentirás mucho más sereno y no tendrás la impresión de estar sobrecargado de deberes ya que durante las tardes de la semana después de las clases, solo tendrás que releer las lecciones de ese día.

Tampoco tienes que dedicarle todo el fin de semana. Por mi parte, cuando estaba en la ESO, intentaba hacer todos mis deberes los viernes cuando llegaba a casa. ¡De esa manera, estaba tranquila todo el fin de semana! Por supuesto, este método no siempre es posible, sobre todo si tienes exámenes importantes la semana siguiente que requieren más trabajo.

Los mejores profesores #DE#Apoyo escolar disponibles
¡Ofrece clase de muestra!
Sol
5
5 (11 opiniones)
Sol
$650
/h
¡Ofrece clase de muestra!
José pablo
5
5 (9 opiniones)
José pablo
$700
/h
¡Ofrece clase de muestra!
Paloma
5
5 (11 opiniones)
Paloma
$500
/h
¡Ofrece clase de muestra!
Paula florencia
5
5 (7 opiniones)
Paula florencia
$450
/h
¡Ofrece clase de muestra!
Andrea
5
5 (5 opiniones)
Andrea
$300
/h
¡Ofrece clase de muestra!
Lucia
5
5 (6 opiniones)
Lucia
$250
/h
¡Ofrece clase de muestra!
Brenda
5
5 (13 opiniones)
Brenda
$600
/h
¡Ofrece clase de muestra!
Victoria
5
5 (5 opiniones)
Victoria
$400
/h
¡Ofrece clase de muestra!
Sol
5
5 (11 opiniones)
Sol
$650
/h
¡Ofrece clase de muestra!
José pablo
5
5 (9 opiniones)
José pablo
$700
/h
¡Ofrece clase de muestra!
Paloma
5
5 (11 opiniones)
Paloma
$500
/h
¡Ofrece clase de muestra!
Paula florencia
5
5 (7 opiniones)
Paula florencia
$450
/h
¡Ofrece clase de muestra!
Andrea
5
5 (5 opiniones)
Andrea
$300
/h
¡Ofrece clase de muestra!
Lucia
5
5 (6 opiniones)
Lucia
$250
/h
¡Ofrece clase de muestra!
Brenda
5
5 (13 opiniones)
Brenda
$600
/h
¡Ofrece clase de muestra!
Victoria
5
5 (5 opiniones)
Victoria
$400
/h
1era clase gratis>

¿Demasiados deberes? ¡Quizás necesites ponerte al día!

Si el alumno descubre que tiene demasiados deberes, puede ser porque tarda mucho en completarlos. Y si el tiempo para hacer los deberes es más de lo debido, puede deberse a que el alumno no ha aprendido bien los conceptos básicos.

Cada alumno es diferente y en ciertos puntos de su aprendizaje, necesitarán ayuda con los deberes para poder estar al día. Si no tiene bien asimilados los conceptos básicos en Matemáticas al terminar el curso, existe la posibilidad de que tenga lagunas y corre el riesgo de que sus notas bajen.

Durante las vacaciones escolares y las épocas en las que no tenga demasiados deberes, no dudes en recurrir a las clases particulares a domicilio para ayudar a tu hijo en sus estudios y que tenga la menor dificultad posible.

clases ayuda deberes
No dudes en recurrir a las clases particulares para ayudar a tu hijo.

Hablar con el profesor

Si pasas demasiado tiempo haciendo los deberes con tu hijo, hay que saber parar. Los deberes son importantes, pero no deben ser una fuente de frustración, discusiones o pérdida de la confianza en sí mismo.

Por ejemplo, si tu hijo pasa media hora repasando palabras de vocabulario de inglés y no se las ha aprendido cuando le preguntas, es mejor que pase a otra cosa.

Escríbele una nota al profesor explicando todo el proceso, el tiempo que pasa estudiando, el hecho de que no funciona y que ya no sabes cómo hacerlo. Esto tendrá más peso que si solo el alumno le explica al profesor que no ha podido hacerlo.

No dudes en recurrir a las clases de ayuda con los deberes. En ocasiones, el simple hecho de cambiar de docente (y sobre todo de que no sea un padre) hace que los alumnos tengan más éxito con sus deberes.

Si tu hijo tiene dificultades en clase debido a un problema de aprendizaje (como dislexia), definitivamente debes hablar con el profesor. Un día de trabajo escolar para ellos es aún más agotador que para los alumnos sin trastornos. Deberían dedicar menos tiempo a hacer sus deberes. Hablando con el profesor podrás ayudar a tu hijo a que hacer los deberes le resulte más fácil.

Demasiados deberes: ¿hay algún problema con el método de trabajo?

A veces, si los alumnos de primaria, secundaria o bachiller sienten que tienen demasiados deberes, es por falta de metodología o por un método de trabajo deficiente.

Por ejemplo, en los dictados, si el niño ha copiado las palabras diez veces y cuando le preguntas todavía no sabe escribirlas bien, puede ser que la estrategia no esté funcionando.

En este caso, es interesante cambiar el método de aprendizaje:

  • Leer en voz alta.
  • Escribir un modelo en letras cursivas (no dudes en usar una fuente de escritura en Internet para escribir en letras cursivas).
  • Observar la palabra que hay que aprender e identificar las dificultades (acentos, diferencias entre letras que se parecen, letras mudas, letras que hacen diferentes sonidos...).
  • Colorear las dificultades identificadas, subrayarlas o rodearlas, buscar medios mnemotécnicos, hacer un mapa mental... Lo importante es crearlo todo con el niño para que entienda.
  • Practicar escribiendo la palabra sin el modelo (una palabra después de otra).
  • Repasar regularmente las palabras que hay que aprender durante la semana.

Este método se centra en las palabras que se van a aprender de un dictado, pero es aplicable para cualquier lección al final. Si el alumno integra este método de trabajo, le será útil en todas las etapas de su escolaridad para aprender sus lecciones primero analizando, luego identificando dificultades, luego encontrando medios mnemotécnicos e imágenes mentales y finalmente repasando con regularidad.

ayuda con los deberes
Haz que tu hijo trabaje con regularidad.

Trabajar con regularidad

Igual que los deportistas de alto nivel, los avances se hacen trabajando con regularidad. Es mucho más eficaz trabajar un poco todos los días que trabajar mucho una vez a la semana.

Sobre todo, lo ideal es que el aprendizaje de las lecciones se haga de forma regular después del horario escolar, lejos de todas las distracciones para que sea eficaz. Porque si intentas aprender una lección con tu móvil en la mano, seguro que tu trabajo no será para nada eficiente.

No es necesario que empieces justo cuando llegues a casa. A algunas personas les resulta más fácil motivarse después de tomarse un descanso. Así que haz un descanso para merendar y aprovecha la oportunidad para divertirte durante una hora antes de ponerte a hacer los deberes. Estarás más concentrado. Si un niño necesita divertirse, un adolescente necesita un descanso después de un día de estar sentado en una silla.

Con estos consejos, ¡podrás ayudar más a tu hijo con los deberes y asegurar su éxito en clase!

¿Necesitás ayuda de un profe?

¿Te gustó este artículo?

0 votos
Loading...

Mariana

Millennial empedernida. Comer, viajar, amar.