Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

¡Mejora tu oído musical con la guitarra!

Publicado por , el 24/01/2019 Blog > Música > Guitarra > Trabajar el Ritmo y el Tempo Gracias a la Guitarra

«La música es el elemento central de la educación, porque el ritmo y la armonía logran llegar al alma» – Platón

Aprender a tocar la guitarra también es aprender a solfear, a leer una tablatura, a servirse de un afinador y a reproducir las notas, pero lo que más falta le hace (y más se nota cuando fallan) a los novatos es el ritmo. El caso es que la música es una cuestión de ritmo en todos los estilos de música (funk, bossa nova, reggae, etc.).

Y si el ritmo no es lo tuyo o eres un poco descoordinado, no te preocupes: todo eso se trabaja y acabarás mejorando. En este artículo te mostramos algunos consejos para mejorar tu oído y tu sentido del ritmo.

¿Qué significa el ritmo para la guitarra?

Tocar la guitarra implica tocar una serie de notas pulsando las cuerdas. Ahora bien, hay que hacerlo con un ritmo concreto para cada canción.

Pero, ¿qué es el ritmo?

El ritmo depende de la capacidad del músico para percibir el tiempo de la canción, para dividir y comparar la duración de las notas y así saber si el tempo de la canción se acelera o se ralentiza. La principal dificultad del ritmo es que, como habrás podido adivinar, se trata de un tema de percepción.

¿Consigues seguir el compás de la música? Si se te da bien bailar, lo más probable es que ya tengas un buen sentido del ritmo.

No obstante, aunque no tengas la percepción, en teoría el ritmo se aprende. Aprenderás la duración de las notas: redondas, blancas, negras, corcheas, semicorcheas y, por supuesto, los silencios. En esta línea, la clave te dará un montón de información. Podrás encontrarla al principio del compás y te aportará un montón de detalles sobre el ritmo. Por ejemplo, la cifra de barras se corresponderá con la unidad de tiempo (2=una blanca, 4=una negra, 8=una corchea, etc.) y la cifra de arriba será el número de tiempos por compás.

Aparte, en cada compás habrá tiempos fuertes y tiempos débiles. En una compás de 4/4, por ejemplo, el primer tiempo es siempre uno fuerte que habrá que acentuar, mientras que los tres siguientes son débiles. Ahora bien, el tempo no cambia la clave en absoluto. Tocar con el metrónomo a 60 pulsaciones por minuto (ppm) dará la impresión de que la canción es un poco más lenta que a 100 ppm, por ejemplo.

Tomando esto como referencia, estaremos más preparados para entender la teoría musical y nos resultará más sencillo. Además, hay que tener en cuenta que el ritmo también es una cuestión de sensaciones. De la mano de la percepción, tendrás que notar cómo va la canción.

Por otro lado, aunque no es una capacidad innata, es cierto que cada uno somos muy distintos y es posible que unos perciban mejor el ritmo que otros. Unos no tendrán problema alguno para seguir el ritmo y adaptarse a él y para otros será como hablarles en chino.

Ahora bien, no hay de qué preocuparse: las personas que tienen facilidad para el ritmo suelen ser gente que ya se ha visto expuesta, de una manera u otra, al ritmo. Por eso, es posible que aquellos que hayan crecido en el seno de una familia de músicos tengan más facilidad y mejoren antes que los demás en temas rítmicos.

Es cierto que la técnica de guitarra se trabaja con facilidad. Por ejemplo, para tocar un acorde, un riff, la gama pentatónica o una sucesión de notas con la guitarra, solo hay que practicar y mejorar la postura y la posición de los dedos de la mano izquierda o derecha. Por desgracia, trabajar el ritmo no es tan sencillo y, cuando se consiguen avances, el progreso será mucho menos concreto y perceptible. Lógicamente, esto te llevará su tiempo, así que sé paciente y perseverante.

¿Por qué no mejoras tu creatividad con la guitarra?

Trabajar el ritmo sin guitarra

No le des más vueltas: no tienes un problema auditivo o psicomotriz, simplemente tienes que practicar más el ritmo. Hay un montón de guitarristas y músicos en general que tienen o han tenido problemas de ritmo.

Tararear te ayudará a tocar la guitarra. Cantar las melodías también te puede servir para marcar el ritmo.

Así pues, si quieres desarrollar el ritmo, tienes que practicar dos elementos importantes: la percepción rítmica (un aspecto un tanto más teórico) y la sensación física que está ligada al ritmo (y que es un poco más compleja). Las buenas noticias son que puedes desarrollar tu sentido del ritmo en cualquier lugar y cuando tú quieras. No hace falta esperar a la siguiente clase de música o de guitarra para seguir avanzando en el ritmo. Solo tienes que escuchar música y concentrarte en lo que oyes:

  • ¿Cómo es el tempo? ¿Es lento o rápido? Intenta llevar el ritmo con el pie o mover la cabeza siguiendo el ritmo.
  • Descompón el ritmo de la parte de guitarra. No dudes en usar cualquier parte de tu cuerpo para marcar el ritmo.
  • ¿Cuáles son los tiempos fuertes?
  • ¿Eres capaz de averiguar qué clave usa?

Es posible que estos ejercicios te resulten difíciles al principio, pero si perseveras, lograrás mejorar. No esperes a escuchar música en la intimidad de tu casa; aprovecha todas las ocasiones para marcarte unos ritmos: la música del supermercado, en el bus o el metro, un anuncio en la tele, etc. La música es omnipresente, aprovéchalo.

¿Cómo desarrollar el sentido del ritmo con la guitarra?

Empezar en el mundo de la guitarra es complejo. Puede que llegues a pensar que jamás conseguirás dominar los acordes de base, los arpegios, la improvisación, etc. ¡Y todo eso con seis cuerdas! Además, también tienes que averiguar cómo hacer funcionar el amplificador de la guitarra, cambiarle las cuerdas al instrumento, afinarlo… No obstante, ya te avanzamos que la técnica no es lo más difícil de dominar.

El aprendizaje de la guitarra se centra también en el dominio del ritmo. El ritmo es algo instintivo y casi podríamos decir que primario. Si quieres trabajarlo con la guitarra, tendrás que concentrarte y mejorar a poquitos. Como novatos, solemos avanzar demasiado rápido y absorber todos los conocimientos rápidamente para avanzar al siguiente. De esta forma, siempre acabamos queriendo tocar todos los acordes y pasar directamente a los solos.

Los movimientos con las piernas pueden ser una ayuda a la hora de tocar la guitarra. Utiliza los pies para marcar el ritmo.

Sin embargo, practicar el ritmo te llevará tiempo, paciencia y concentración. Lo suyo es avanzar sin pausa pero sin prisa. Tienes que conocer la teoría musical y mantenerte fiel a ella, pero de manera flexible. El ritmo hay que tocarlo de la manera más natural posible, sin ponernos las cosas más difíciles. El ritmo es lo que hace que una canción suene bien, así que suelta esa partitura/tablatura e intenta seguir el ritmo de oído.

Llevar el ritmo con el pie para dominarlo

Hay algunos consejos que te ayudarán a entender y asimilar el ritmo. Uno de ellos es que cuando toques la guitarra, uses el pie para marcar el ritmo. La idea es que el movimiento acabe siendo automático y repetitivo y que marques el ritmo según la canción que oigas.

Los acordes y las notas irán sonando según los tiempos que vayas marcando con el pie. Puedes usar el pie que tú quieras, pero el que escojas, úsalo siempre para automatizar el movimiento.

Usar la cabeza

Si no quieres dar impresión de que estás aprendiendo claqué, la alternativa es la cabeza. Puedes moverla o puedes contar en tu cabeza. Piensa que la mayor parte de la música se basa en 4 tiempos (hablamos del pop, del rock, del folk, etc.). Esto representa el 99% de la música que acabarás tocando.

Eso sí, toques lo que toques, aunque los tiempos sean parecidos, los ritmos no lo serán y nuestros consejos te seguirán valiendo. De hecho, puedes combinar tanto los pies como contar el ritmo en tu cabeza.

La mano para el ritmo

Para mantener el ritmo, también puedes usar tu mano como si fuera un péndulo (usa la mano que más te guste). Funciona igual que el pie: cuando el pie se eleva, la mano también y cuando el pie baja, también lo hace la mano. Es un modo fantástico de tocar de manera fluida, regular y precisa.

Aprende a mantener el tempo tocando en grupo. Tocar con otros músicos también puede favorecer tu sentido del ritmo.

El trabajo con el metrónomo

Si no te han servido los consejos anteriores, el metrónomo es lo tuyo. Si quieres saber con seguridad que las técnicas que te hemos comentado funcionan y quieres practicar con el tempo, lo mejor es que actives el metrónomo. Al contrario que nosotros, humanos, este aparatito es infalible a la hora de llevar el ritmo. Lo peor es que el metrónomo desvelará todos tus errores, así que paciencia y a mejorar.

Tocar con una canción como referencia

Lo bueno de la música que se graba en estudio es que la batería suena impecable. El tempo se respeta al 100% y no sufrirá ningún tipo de cambio en toda la canción. Por eso, tocar una canción es similar a tocar con un metrónomo.

Tocar en grupo

Si tocas acompañado de un bajo y una batería, acabarás mejorando y progresando tanto de oído como en materia de ritmo. En un grupo de música, todos los instrumentos tienen que tocar juntos y en armonía para sonar bien.

Los ritmos que tienes que dominar con la guitarra acústica

Hay una serie de ritmos fáciles y perfectos para trabajar de oído que tienes que conocer (y además también te sirven para la guitarra clásica y la guitarra folk):

  • El popular.
  • El shuffle.
  • La balada.
  • El vals.
  • El chachachá.
  • El country-pop.
  • El country.
  • El reggae.
  • El funk.

Y te dejamos un vídeo de Tus Clases de Guitarra de Youtube para que veas cómo tocarlos:

En resumen, si quieres trabajar el ritmo, tendrás que concentrarte y no apresurarte. Al principio será difícil, pero ya verás cómo poco a poco vas mejorando y entenderás lo que es el ritmo. Por último, recuerda que se trata de algo instintivo y que no deberías de pensarlo.

¿Te ves tocando como Hendrix, Clapton o Led Zeppelin? ¿O crees que no serás capaz de seguir el ritmo?

Si quieres seguir leyendo, te animamos a que eches un vistazo a los beneficios psicológicos de la guitarra.

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo tiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…
avatar