Compás, ritmo, tempo, tonalidad, clave, etc. Las partituras pueden acabar siendo un verdadero rompecabezas para algunos alumnos. Cuando empezamos a tomar cursos de piano, es difícil encontrar el equilibrio entre las partituras demasiado difíciles y las partituras más sencillas. Entonces, ¿cómo alcanzamos el punto medio?

Algunos estilos musicales se adaptan mejor a los pianistas novatos. Por eso, en este artículo, te contaremos cómo encontrar la partitura ideal para empezar con el pie derecho y no abandonar a la primera de cambio.

¿Te gustaría saberlo todo sobre las partituras de piano?

Los mejores profesores de Piano disponibles
Eduardo
5
5 (14 opiniones)
Eduardo
$1300
/h
Gift icon
¡Ofrece clase de muestra!
Nadia
5
5 (22 opiniones)
Nadia
$900
/h
Gift icon
¡Ofrece clase de muestra!
Javier
5
5 (20 opiniones)
Javier
$2500
/h
Gift icon
¡Ofrece clase de muestra!
Ayelen
4,9
4,9 (17 opiniones)
Ayelen
$1750
/h
Gift icon
¡Ofrece clase de muestra!
Marcela celia
5
5 (35 opiniones)
Marcela celia
$1200
/h
Gift icon
¡Ofrece clase de muestra!
Pablo
5
5 (9 opiniones)
Pablo
$900
/h
Gift icon
¡Ofrece clase de muestra!
Melisa
5
5 (11 opiniones)
Melisa
$1800
/h
Gift icon
¡Ofrece clase de muestra!
Cesia
4,9
4,9 (27 opiniones)
Cesia
$1500
/h
Gift icon
¡Ofrece clase de muestra!
Eduardo
5
5 (14 opiniones)
Eduardo
$1300
/h
Gift icon
¡Ofrece clase de muestra!
Nadia
5
5 (22 opiniones)
Nadia
$900
/h
Gift icon
¡Ofrece clase de muestra!
Javier
5
5 (20 opiniones)
Javier
$2500
/h
Gift icon
¡Ofrece clase de muestra!
Ayelen
4,9
4,9 (17 opiniones)
Ayelen
$1750
/h
Gift icon
¡Ofrece clase de muestra!
Marcela celia
5
5 (35 opiniones)
Marcela celia
$1200
/h
Gift icon
¡Ofrece clase de muestra!
Pablo
5
5 (9 opiniones)
Pablo
$900
/h
Gift icon
¡Ofrece clase de muestra!
Melisa
5
5 (11 opiniones)
Melisa
$1800
/h
Gift icon
¡Ofrece clase de muestra!
Cesia
4,9
4,9 (27 opiniones)
Cesia
$1500
/h
Gift icon
¡Ofrece clase de muestra!
Allá vamos

¿Cómo aprender a leer partituras?

Está claro que aprender a solfear es algo fundamental para poder mejorar, tanto en conservatorio como en escuelas de música. Los alumnos tienen que aprender a descifrar partituras, el compás y tocar las notas correspondientes en el piano. De hecho, para muchos novatos, esto se puede acabar convirtiendo en una tortura. Sin embargo, no solo les ocurre a ellos, porque a los pianistas autodidactas también se les puede complicar y acabar resultando un calvario.

Así, aunque este último colectivo use más a menudo las tablaturas, hay que reconocer que es más sencillo encontrar la partitura de una canción que la tablatura.

Muchos novatos en el mundo de la música desconocen por completo a qué hacen referencia estos términos. Por eso vamos a ir desde las bases: Una partitura es un texto escrito en lenguaje musical; en este texto se escriben los sonidos, los ritmos, los instrumentos, y demás aspectos de la misma para que esta pueda ser interpretada.  En cambio, una tablatura, a diferencia de las anteriores, presenta únicamente aspectos de una pieza musical en relación a un determinado instrumento, como las posiciones y colocaciones en el mismo, y no las alturas ni las duraciones de los tonos.

  • ¿Pero cómo reconocemos una partitura fácil o para principiantes?
  • ¿En qué detalles tenemos que fijarnos?

Te gustaría tomar clases de piano para principiantes?

El juego de manos

Para empezar, es importante observar el juego de manos. En el piano, la mano derecha toca la melodía, mientras que la izquierda se encarga de los acordes. La verdad es que resulta difícil coordinar las manos al mismo tiempo, pero es algo que irás aprendiendo con el tiempo y la práctica (aunque al principio sea difícil). No obstante, muchas partituras te ofrecen varios acordes que van al mismo ritmo que la melodía.

La coordinación es un elemento muy importante para pianistas.
A los que están empezando les cuesta coordinar los movimientos de ambas manos.

Para saber si una partitura está adaptada para novatos, prestá atención al pentagrama inferior, que es el que se corresponde con la mano izquierda. Para comenzar, lo mejor es que elijas partituras con pocos acordes y te decantes por las que tienen una melodía simple.

¿Te animas a leer partituras de piano?

Un ritmo lento

El ritmo de una canción influye mucho en su dificultad. Cuanto más rápido sea el ritmo, mayor será la dificultad de la canción, puesto que al pianista le costará respetarlo y seguirlo adecuadamente. Por eso mismo no debe decaer el ánimo si te encontrás con un fragmento difícil: a practicar y practicar.

Por ejemplo, asegurate de que tu partitura no tenga símbolos como las notas con puntillo o tresillos (ya sabés, estas tres notas unidas por una barra por encima). Estos últimos indican un ritmo demasiado complicado para los primeros aprendizajes.

Lo que hace el puntillo, es añadirle duración a la nota, sumándole la mitad del valor que ya  tiene (por ejemplo, si una  blanca tiene un tiempo de dos pulsos (dos negras), una blanca con puntillo tendrá una duración de tres pulsos (tres negras)) . El tresillo actúa de una forma bastante parecida aunque con aún mayor complejidad. Por eso te recomendamos a los principiantes que arranquen con partituras de ritmo fácil.

Lo bueno es que en internet es posible encontrar diferentes versiones de una misma pieza musical: versión avanzada, versión intermedia, versión principiante. Ya con solo ver la partitura vas a poder darte cuenta, a primera vista, de si la misma es apta principiante o no.

¡En general las mismas se pueden descargar gratis como PDF para que la tengas impresa o a mano en tu celular!

¿Buscas curso de piano en Argentina? Descubrí la oferta que Superprof tiene para vos.

¿Te gustaría tocar como Beethoven o como Bach? ¡Empezá por las bases siguiendo nuestros consejos

El movimiento de las dos manos

No solo hay que fijarse en el juego de la mano izquierda y en el ritmo, sino que también hay que prestar atención a la posición de las notas. Si tus manos tienen que hacer un salto muy largo para pasar de una nota a otra, quizás te estés complicando un poco la vida con ese fragmento. Para asegurarte de que eso no sucede, te recomendamos que mires los vídeos de otros pianistas que podés encontrar en Youtube o en otras plataformas de vídeo de diferentes páginas de internet. En ellos, podrás observar cómo hay que colocar las manos correctamente y si ves que se mueven mucho, quiere decir que el fragmento es todavía difícil para tu nivel.

Muchas páginas de Internet permiten descargar gratis en Pdf, la partitura de tu canción favorita.

Por eso, es importante que estés atento a  si las notas están muy alejadas las unas de las otras. Es decir, que si una nota está en la parte baja del pentagrama y la siguiente está en la parte más alta, habrá un espacio muy grande que recorrer entre ellas y eso te va a ocasionar una gran dificultad. En ese caso, lo mejor será que dejes esa partitura o la pospongas para más adelante. Es importante que se sostenga la motivación en cualquier aprendizaje, por eso, evitar frustraciones constantes e ir realizando el ejercicio de avanzar de a poco, es un aspecto fundamental para que puedas sostener tu práctica en el teclado.

Los sostenidos y los bemoles

Se conocen como las «fintas» del solfeo y representan las teclas negras de tu teclado. De nuevo, este tipo de técnicas te complicarán un poco la vida. Al iniciarse en el piano, es mejor que te concentres primero en tocar bien las blancas y dejes las negras para un poco más adelante.

¿Para que se usan las teclas negras?
Las teclas negras representan los bemoles y los sostenidos.

Para evitarlas, te conviene empezar eligiendo partituras que no tengan símbolos como la «b» o el «#» en sus pentagramas. Y olvídate de cualquier partitura que tenga cualquiera de esos símbolos al principio del pentagrama, porque significa que todas las notas tienen que tocarse así. Es decir, un calvario increíble para un novato.

Te conviene empezar con partituras sin fintas, para no complicarte demasiado. Y si tu repertorio favorito está plagado de ellas, intentá limitar el número de fintas de la partitura. Así ganarás tiempo y motivación, pero entonces, ¿sobre qué repertorio debo buscar mis partituras?

¡Animate a tomar clases de piano en caballito con Superprof!

Canciones fáciles para principiantes

Las piezas musicales de niños y de los dibujos animados son conocidas por ser fáciles de reproducir. Tené en cuenta que sus compositores utilizaron melodías sencillas y entretenidas que se quedan fácilmente en la cabeza.

¿Te acordás de la famosa pieza musical «Can you feel the love tonight?» de Elton John (de la película "El Rey León") o de la canción de  la famosa película El Libro de la Selva «Busca lo más vital?... Son perfectas para tocar con el piano y además son cortas. Esto permite que mantengas toda tu motivación, porque si fuese muy larga, podrías llegar a desanimarte o frustrarte al fallar.

Si tenés dominio de otros instrumentos como guitarra o violín, te será más fácil el aprendizaje del piano.

Piezas musicales como el "feliz cumpleaños" o "Do, re, mi" (de la película "La novicia rebelde"), también son muy adecuadas para aprender a practicar con el instrumento.

De hecho, el tiempo medio para aprender una de estas canciones es unos días o unas semanas, como máximo. Todo depende, en última instancia, de tu ritmo de aprendizaje y de cada cuánto realices el ejercicio de practicar. ¡La constancia es una clave del aprendizaje del teclado!

No obstante, sea cual sea el ritmo de la pieza, siempre podés recortarla y guardar lo esencial a tu antojo. Lo importante es que la melodía básica esté ahí para reconocer la canción, así que tómatelo con calma para ir progresando poco a poco.

Un pequeño consejo con respecto a esto: Te conviene empezar por aprenderte la melodía con la mano derecha antes de dedicarte a la notas de la mano izquierda. De esta forma te resultará más sencillo habituarte al instrumento.

Partituras de piano para principiantes: el pop-rock inglés

En la parte anglosajona, también hay algunas canciones que pueden ayudar a los principiantes. Como ocurre con muchos otros estilos, las canciones pop-rock inglesas o americanas a veces pueden llegar a ser muy lentas. Eso a veces cansa, pero a los pianistas que acaban de empezar les viene de maravilla para habituarse poco a poco a los movimientos de los dedos y a las posiciones de las manos.

Los grupos de pop pueden ser una inspiración estupenda.
¿Por qué no te inspirás en una banda de música internacional?

En estas canciones, los ritmos suaves y lentos suelen ser aliados geniales para los aprendices de piano. Además, como son canciones muy conocidas, siempre es un placer para el artista aprenderlas y tocarlas en reuniones de amigos o para la familia. Por otra parte, da igual el piano que toques: puede ser un teclado digital, un piano de cola o un piano vertical, pero lo importante es lo mucho que te divertirás con ellas.

Acá te compartimos una breve lista con temas potenciales para tocar a la par que aprendes a tocar el piano:

  • You’re Beautiful de James Blunt.
  • I’m Yours de Jason Mraz.
  • Sorry seems to be the hardest word de Elton John,
  • Imagine de John Lennon.
  • The Sound of Silence de Simon & Garfunkel.
  • How to save a life de The Fray.
  • Love Yourself de Justin Bieber.
  • Chasing Cars de Snow Patrol.
  • Hello de Adele.

Sin embargo, hay muchas otras partituras a las que podés recurrir, tanto en Internet como en tiendas especializadas. No te olvides de pedir consejos a los vendedores, porque ellos sabrán ofrecerte también canciones para tocar a medida que vayas avanzando en el ejercicio del teclado y en tus conocimientos. No dejes de trabajar los acordes de piano y el método de solfeo para ir más rápido y tocar cada vez más canciones.

¿Te gustaría conseguir partituras de manera totalmente gratuita?

¡Adapta cualquier canción a tu nivel!

Aunque algunos estilos son mejores para principiantes que otros, eso no impide que, como principiante, puedas disfrutar de cualquier canción (solo que de una forma un poco más simple). Lo importante es divertirse tocando, porque así pasará el tiempo: lo irás disfrutando e irás progresando, y cuanto más practiques y te guste, más rápido irás.

Da igual si te gusta más el jazz, el blues, el rock, el folk, el ragtime, el RnB o el reggae. Siempre podés adaptar la partitura a tu estilo y, sobre todo, a tu nivel. Solo tenés que buscar en Internet lo siguiente: «partituras fáciles». Así encontrarás un montón de páginas web que te ofrecerán esta clase de contenido.

Atrévete con cualquier estilo.
¿Y si te animas a tocar algo de rock?

De hecho, en algunas páginas incluso podrás encontrar canciones según tu nivel, de forma que se dividen en principiante, intermedio, avanzado o experto. Schumann, Céline Dion, Mozart, Black Eyed Peas, Schubert, Beethoven, Coldplay, Liszt, Bach, Chopin, Metallica, U2, Bruno Mars, ¡con ganas y práctica todo es posible!

Y, de nuevo, si te has quedado sin ideas o sin motivación, no dudes en pasar por la página de Internet que más te guste para buscar más canciones y animarte.

Y si el aprendizaje autodidacta no es lo tuyo, probá tomando clases con un profesor o profesora particular de Superprof que pueda darte una mano y responder todas tus preguntas y dudas. Ya sea que prefieras tomar clases presenciales o clases de piano online, ¡La primera hora de clase es gratis con el 97% de los profesores de la plataforma!

Para convertirte en Beethoven, podés empezar por descargar el pdf de las partituras de tus temas favoritos y compartirlo con tu profesor para que pueda responder a todas tus dudas sobre la misma.

¡Aprovechá para desplegar todo tu talento musical! con estos consejos, el aprendizaje del piano te resultará mucho más fácil.

>

La plataforma que conecta profes particulares y alumnos

1era clase gratis

¿Te gustó este artículo? ¡Puntualo!

5,00 (1 rating(s))
Loading...

Delfina