Equivocarse de carrera es, para muchos, un proceso difícil, que viene acompañado por múltiples sensaciones. No obstante, no es recomendable continuar cursando estudios que no coinciden con la vocación del estudiante o que no lo hacen sentir en plenitud con su desarrollo como alumno y futuro profesional. Por eso, para contrarrestar esta penosa situación, algunos valientes deciden cambiar con entusiasmo de camino educativo, en búsqueda de formarse profesionalmente en aquella tarea que anhelan practicar el resto de su vida. Pero ¿qué ocurre si dicho cambio educativo se realiza a mitad del año académico? ¿Es posible abandonar una carrera y comenzar a estudiar otra en dicho período? ¿Qué elementos deben contemplarse? No te preocupes porque a lo largo de este artículo de Superprof, te contaremos todo lo que tenés que saber al respecto por medio de algunos consejos prácticos. Así, podrás optimizar el proceso de cambio de carrera a mitad de año.

Conversá con tu entorno familiar sobre tu decisión

En todo momento de la vida, pero especialmente en momentos clave, la contención familiar es fundamental. Es que el sostén que pueden brindar los lazos emocionales de la familia es necesario para atravesar con mayor soltura algunos procesos. Y un cambio de carrera no es la excepción.

La existencia de una retroalimentación comunicacional positiva entre el alumno y la familia optimiza el proceso de cambio de carrera.

En ocasiones, los padres ejercen presión sobre los hijos, con la finalidad de que continúen con la "vocación familiar" y/o que opten por estudiar alguna carrera que les brinde una buena posición económica en el corto, mediano y largo plazo. Ello, sin fomentar que realicen un proceso personal de búsqueda vocacional interior. Por estos motivos, los alumnos deciden no integrar a sus familiares en el cambio de carrera, por temor a la represalia o al rechazo. Por el contrario, se debe promover un feedback continuo entre los estudiantes y su familia, para comprender que un cambio de carrera (como cualquier otro) implica un crecimiento e ir en búsqueda de la propia felicidad desde una mirada académica.

Realizá un test de orientación vocacional

Para elegir tus estudios correctamente, se requiere tener en claro cuáles son las motivaciones, deseos y específicamente, cuál es la vocación de cada estudiante. Si bien hay personas que poseen una marcada vocación desde la infancia (como aquellos casos de niños que desean ser médicos, escritores, bailarines, profesores, etc.), en la mayoría de los casos, esto no siempre ocurre. Y como resultado, los alumnos se anotan en carreras divergentes hasta encontrar o no aquella con la que se sienten realmente realizados.

Si estás pensando en cambiar de carrera, optá por una que coincida con tu desarrollo vocacional.

"Para muchos, dar con la verdadera vocación implica pasar por una o varias experiencias de estudio, que permiten diseñar un proyecto propio", según LA NACIÓN.

Pero para evitar los largos procesos (y a veces, complicados, emocionalmente), puede ser de suma utilidad la realización de algún test de orientacion vocacional online, realizado por un psicólogo, especialista o psicopedagogo. Aunque no es la solución mágica, puede ayudarte a conocer cuál es tu área de interés y para qué profesiones tenés cualidades innatas. Además, el profesional que te realice la prueba podrá asesorarte sobre cuáles son las profesiones más fructíferas hoy en día en el mercado laboral y cuáles son las opciones que más se adaptan a tu desarrollo vocacional. 

Lo ideal es llevarlo a cabo mientras se culminan los estudios secundarios. Es decir, antes de anotarse en alguna carrera académica, ya que el estudiante se encuentra en pleno proceso de decisión vocacional. Pero igualmente, este test puede ser realizado en cualquier momento de la vida, ya que no existe un tiempo determinado para comenzar a estudiar formalmente.

Buscá información sobre la carrera de tu interés

Una vez que te hayas decidido a cambiar de carrera a mitad de año y que tengas definida tu nuevo camino académico, deberás recopilar información de los universidades o centros de formación terciaria que brindan dicha formación. En la actualidad, con el desarrollo de las Tecnologías de la Información y de la Comunicación (TIC), como Internet, es muy simple obtener la información que necesitás. Por medio de una búsqueda en Google, tendrás todos los datos requeridos y podrás ponerte en contacto con la institución que deseás.

Las nuevas tecnologías, hoy en día, te permiten estar informado sobre todos los trámites relacionados con un cambio de carrera.

A la vez, desde la Web, tendrás a tu disposición los programas de las materias que componen el plan de estudios de la carrera que llama tu atención, así como también la perspectiva metodológica de estudios. Algunos alumnos deciden cambiarse de carrera a mitad de año por no sentirse a gusto con el modo de enseñanza de la institución o con el enfoque educativo que se realice sobre la carrera. Esta es otra posibilidad de cambio.

"El 40 % de los estudiantes universitarios abandona o cambia de carrera tras el primer año", se puede leer en INFOBAE.

Como ejemplo, puede nombrarse el caso de un estudiante que decide estudiar Licenciatura en Historia; y luego, tras el primer año de estudios, se da cuenta de que le apasiona la disciplina, pero que no desea dedicarse a la investigación, sino directamente a la docencia. Por ello, decide cambiar de carrera y anotarse en Profesorado en Historia. En conclusión, las posibilidades y motivaciones de cambio pueden ser infinitas.

Consultá el calendario académico y los requisitos para inscribirte en tu nueva carrera educativa

Los trámites necesarios para cambiar de estudios dependen de cada institución educativa. Al ponerte en contacto con el centro formativo, desde allí, te informarán acerca de las fechas de inscripción y dónde podés visualizar el calendario académico. Asimismo, te enterarás de cuál es la documentación que necesitás reunir para la realización del cambio.

Te aconsejamos que tengas en cuenta el calendario académico a la hora de cambiarte de carrera a mitad de año.

Incluso, podrás consultar, a través de sus medios de contacto, cómo es el régimen de equivalencias de materias. Este recurso de sumamente útil para aquellos estudiantes que hayan rendido asignaturas en tu anterior carrera, ya que podrían incluirlas en su nuevo plan académico. Ello, siempre y cuando coincidan las unidades temáticas y las autoridades educativas lo autoricen.

"El Sistema de Reconocimiento Académico apunta, en parte, a elevar la tasa de graduación, una de las más bajas del mundo. Solo se recibe el 30 % de los ingresantes. En las universidades públicas el índice incluso es inferior, ya que solo se gradúa el 21 %", de acuerdo con INFOBAE.

Efectuá orientación vocacional a través de Superprof

Por último, tené en cuenta que en la plataforma digital de Superprof, podrás encontrar profesionales que se encargan de la realización orientación vocacional, mediante una cierta cantidad de sesiones y poniendo en práctica algunos test relacionados. Lo único que tenés que hacer es ingresar en la página web y efectuar una búsqueda avanzada. Cuando lo hagas, contemplá tu localización geográfica, el precio por cada una de las sesiones de orientación educativa, junto con la experiencia y formación académica del profesional, entre otros elementos.

Entonces... ¿qué estás esperando para ingresar en Superprof y constatar cuál es tu vocación?

¿Necesitás ayuda de un profe?

¿Te gustó este artículo?

5,00/5, 1 votes
Loading...

Juliana

Juliana es Digital Publisher. Copywriter web. Correctora ortotipográfica y de estilo. Apasionada del sincretismo entre las Letras y las nuevas tecnologías.