Actualmente, la lengua española es la segunda hablada en el mundo y ha tomado con los años una importancia muy relevante también en el mundo de los negocios. Si bien en el ámbito de los mercados se habla en primer lugar inglés, el español ganó terreno y se ubica en el segundo idioma más hablado a nivel comercial en el mundo. Además, el aprendizaje de idiomas, es una herramienta clave para compartir culturas y generar la union de extranjeros en distintas partes del mundo.

Este hecho hace que cada vez más personas decidan aprenderlo, ya sea solamente como conocimiento personal o con fines más específicos, como para disponer de una segunda lengua para conseguir una mejor oportunidad de trabajo en su país o en el extranjero. Estos estudiantes pueden (y deben) acreditar sus conocimientos mediante certificaciones internacionales reconocidas.

En el caso del español, los diplomas DELE acreditan el grado de competencia y dominio del español. ¿Querés demostrar tu dominio de la lengua española y conseguir mejores oportunidades en el extranjero? En este artículo de Superprof te contamos algunos tips para que logres tu objetivo con éxito.

¿Qué son los DELE?

El Instituto Cervantes es una institución pública española que se fundó en 1991 para promover universalmente la enseñanza, el estudio y el uso del español. Es un organismo encargado de cuidar el patrimonio lingüístico y cultural de los países hispanohablantes en el mundo y entre sus funciones está la de certificar la competencia del idioma español de hablantes no nativos. Lo hace mediante los Diplomas de Español como Lengua Extranjera (DELEs), creados para determinar el nivel de los hablantes extranjeros.

Los diplomas DELE son el equivalente a las conocidas certificaciones Goethe-Zertifikat del alemán, el First Certificate in English y el TOEFL del inglés y Diplôme d'Etudes en Langue Française del francés.

Los niveles de DELE están organizados siguiendo las recomendaciones del MCER (Marco común europeo de referencia para el aprendizaje, la enseñanza y la evaluación de las lenguas). Cada examen consta de cuatro pruebas con ejercicios, de comprensión lectora y auditiva y expresión escrita y oral de vocabulario, y cubren todos los niveles requeridos internacionalmente.

Para alumnos a partir de los 16 años los niveles son:

  • Nivel A1 - Principiante
  • Nivel A2 - Principiante
  • Nivel B1 - Intermedio
  • Nivel B2 - Intermedio
  • Nivel C1 - Avanzado
  • Nivel C2 - Avanzado

Los niños también pueden rendir los exámenes:

  • Nivel A1 escolares
  • Nivel A2 escolares
  • Nivel B1 escolares

Los diplomas DELE no vencen.

Para acreditar tus conocimientos del idioma español tenés que rendir una certificación internacional. Elegí el DELE, ¡no vence!
Para acreditar tus conocimientos del idioma español tenés que rendir una certificación internacional. Elegí el DELE, ¡no vence!

Preparate para aprobar el DELE con éxito

Como dijimos antes, cada nivel de los diplomas DELE está basado en las referencias para la organización del aprendizaje de lenguas del MCER, lo que permite homologar los títulos que emiten las diferentes instituciones certificadas. De esta manera, poseer un Diploma de aprobación es una garantía de alcance internacional, porque este examen es aceptado en muchos países del mundo como válido.

Los contenidos se agrupan en tres bloques, que determinan el nivel lingüístico en ELE que tiene el aplicante.

En los niveles básicos, los alumnos de ELE deben demostrar que comprenden y saben cómo aplicar frases sencillas y expresiones de uso cotidiano, como contar la historia personal, hablar de temas familiares y mantener conversaciones sociales breves.

Cuando se avanza a los niveles intermedios (B1 y B2), el hablante de ELE es capaz de entender textos de complejidad media o alta, tanto de temas concretos como abstractos y relacionarse con fluidez y naturalidad cuando se comunica con nativos.

Por último, quienes deseen aprobar los DELE de nivel avanzado deberán comprender textos complejos en vocabulario y extensos y expresarse de forma fluida, empleando el vocabulario adecuado y sin esforzarse demasiado para decir lo que quiere. En el nivel C2, considerado de master, el estudiante de ELE logra entender prácticamente todo lo que escucha y lee y expresarse con fluidez y precisión de forma espontánea.

Las pruebas de los niveles principiante e intermedio requieren conseguir una puntuación mínima de 30 puntos en comprensión de lectura y expresión e interacción escritas, sobre un máximo de 50. Además, se debe obtener también un mínimo de 30 puntos en comprensión auditiva y expresión e interacción orales (también sobre un máximo puntaje posible de 50 puntos). En la página oficial del Instituto Cervantes se puede conocer en detalle la estructura de cada examen, saber los contenidos y habilidades que debés tener para aprobar cada nivel y acceder a guías y modelos de exámenes tipo para practicar.

Conocé el SIELE, el otro examen que te permite demostrar el dominio de la lengua española a jóvenes y adultos que tienen el español como lengua extranjera, segunda o materna y luego enseñar ELE.

¿Cómo estudiar para rendir el examen DELE?

Para comenzar con la preparación del DELE, nuestro primer consejo es que determines en qué nivel estás ubicado vos. Ante una duda, siempre es más recomendable que te presentes a rendir un nivel menor al que tenés a que quieras rendir un nivel para el que no estás preparado.

Las pruebas modelo y guías de estudio disponibles en internet son herramientas muy útiles (generalmente gratis y via web) para que te prepares para rendir tu examen y demostrar tu nivel personal de ELE. Son una ayuda muy importante porque te permiten prepararte y practicar con una serie de ejercicios sin necesidad de inscribirte a un curso pago de preparación de idiomas. Eso sí, hay que ser muy constante y organizado para conseguir tu objetivo y, además, tenés que ser capaz de autoevaluarte de forma objetiva. Las pruebas te darán los materiales necesarios, pero luego depende de vos.

Antes de comenzar a estudiar para rendir el DELE, definí tus objetivos a corto y mediano plazo.
Antes de comenzar a estudiar para rendir el DELE, definí tus objetivos a corto y mediano plazo.

Además de practicar y aprender el idioma, para aprobar el DELE se requiere constancia y organización. Por eso, antes de empezar, definí tus objetivos de trabajo, en un plan concreto a corto y mediano plazo. Los objetivos varían de acuerdo a cada persona, de acuerdo al tiempo que disponen para estudiar, la fecha del examen, las habilidades previas y otros factores similares.

¡Ojo! Es importante que los objetivos sean específicos, medibles, alcanzables, relevantes y temporales. Los enunciados muy amplios y vagos no te van a ayudar a que puedas prepararte bien y, por el contrario, pueden ser una fuente de desánimo si no lográs alcanzarlos. Definí siempre objetivos concretos y que estén al alcance de tu mano. Por ejemplo, si tenés que mejorar tu comprensión de lectura, proponete leer una cantidad de textos de la complejidad necesaria a la semana, con una serie de ejercicios concretos y ¡esforzate por hacerlo! Consultar los programas de los exámenes para saber qué se espera de los alumnos en cada nivel también te va a ayudar a definir los objetivos correctos. Por ejemplo, si estamos en julio, podrías definir, tener para fin de agosto cierto vocabulario adquirido haciendo el mayor uso posible de los materiales disponibles.

Luego, el siguiente paso es practicar. Puede conseguirse en línea una gran cantidad de tareas que te ayudarán a preparar el examen y llegar a la prueba con seguridad. ¡No dejes de consultarlas y usarlas en tu estudio!

También podés aprender ELE en la universidad como paso previo para certificar tus conocimientos.

Alternativas para preparar el examen DELE: solo o con ayuda

Dependiendo del tiempo y dinero disponible -entre otros factores-, como estudiante podés elegir prepararte para rendir el examen de ELE de forma personal (autodidacta) o con la ayuda de algún profesor o curso específico.

Si bien el aprendizaje autodidacta tiene la ventaja de ser gratuito (o casi), no es para todos los estudiantes. Es una opción que te ofrece libertad para manejar los horarios, para elegir los temas a tu gusto y avanzar a tu ritmo. Pero requiere que seas muy organizado y proactivo, que tengas disciplina para hacerte cargo de las tareas y del estudio de forma personal y que seas capaz de evaluar tus avances de forma continua.

Como ayuda podés contar con algunas plataformas de preparación que disponen de recursos gratuitos o de bajo costo en diversos formatos -libros, videos de YouTube, Podcast, blogs y otros-, que son ideales para preparar con tranquilidad y autonomía el examen DELE.

Preparate para demostrar tus conocimientos de ELE estudiando de forma personal o con la ayuda de un profesor particular o curso.
Preparate para demostrar tus conocimientos de ELE estudiando de forma personal o con la ayuda de un profesor particular o curso.

Si tu estilo no es el de un estudiante solitario, la mejor alternativa para vos puede ser anotarte en un curso de preparación para rendir el DELE. En general, estas capacitaciones se organizan en base a las necesidades de cada alumno, acordando las horas de clase que se necesitan para aprender o profundizar las competencias que el nivel exige y tienen la ventaja de ayudar a los alumnos a reforzar las destrezas lingüísticas que necesitan y a practicar el formato de las pruebas oficiales con antelación.

Algunas instituciones que brinda esta preparación en Argentina son:

  • Asociación de Centros de Idiomas. Con sede en Capital Federal, ofrecen cursos para los candidatos que deseen prepararse para rendir el examen DELE, en diferentes centros de la red. Las clases son clases teórico-prácticas y las dictan profesores especializados en la enseñanza de ELE.
  • AC Xpanish. Dan cursos grupales de entre 2 y 10 alumnos que totalizan 32 horas de capacitación orientada a desarrollar conocimientos gramaticales y adquirir destrezas de expresión escrita y oral, que concluyen con una simulación de examen.
  • Fundación Ortega y Gasset. En este caso se trata de clases individuales para todos los niveles, orientadas al DELE. Son encuentros online a través de cámara web a cargo de profesores nativos de español, especializados en la enseñanza de ELE. Es tu opción ideal si preferís estudiar solo, a tu ritmo y con un profesor dedicado exclusivamente a vos.

Cualquiera sea el método que elijas para prepararte para rendir el examen DELE no será fácil, pero estamos seguros que estos consejos te van a permitir orientarte a tus objetivos de forma segura y no perder el rumbo durante el proceso. Estamos seguros que ¡lo vas a conseguir con paciencia, organización y trabajo duro!

Aprendé también como convertirte en profesor de ELE. Podrás clases online y establecer cómo será el pago y ofrecer clases gratis de muestra.

¿Necesitás ayuda de un profe?

¿Te gustó este artículo?

5,00/5 - 1 votos
Loading...

Valeria

Periodista y redactora de contenidos. Mi tiempo libre se lo dedico a viajar y a mi hobbie: diseñar los zapatos más lindos del mundo ;)