Siempre sentiste curiosidad por las ciencias químicas, te gustaba saber el por qué de cada una de las reacciones químicas, la tabla periódica era tu mejor aliada y, al contrario de tus compañeros que odiaban aprender el temario de química, a vos cada concepto te apasionaba más y más.

Si bien muchos alumnos padecen esta asignatura, están quienes disfrutan de aprendizaje de ciencias químicas. E incluso, con el correr de los años, la eligen como profesión.

Las salidas laborales para los apasionados de la química pueden ser varias: ingeniero químico, investigador, bioquímico, farmacéutico, entre otras. El abanico de oportunidades es inmenso.

Y, hay una salida laboral en la que definitivamente se necesita mucha pasión: la docencia. Ser profesor de química implica, no solo, un gran conocimiento en conceptos de química orgánica e inorgánica, sino también una dosis de pedagogía y amor por la enseñanza.

Cuando un profesor de quimica entra a una clase, se enfrenta a un grupo de alumnos con diferentes aptitudes a los que enseñar el mismo temario. ¡Todo un desafío!

El docente debe enseñar ciertos conceptos teniendo en cuenta las particularidades de cada estudiante, y al mismo tiempo, siguiendo un ritmo para alcanzar los objetivos que plantea la asignatura.

Algunos alumnos rechazarán completamente los ejercicios de química y pondrán cientos de objeciones al momento de sentarse a estudiar. Otros, tendrán en interés por aprender, pero afrontarán ciertas dificultades para incorporar todos los conocimientos. Luego, estarán aquellos estudiantes para quienes las ciencias químicas serán pan comido.

¡Cada alumno es un mundo!

Y es tarea del profesor adaptar el temario a cada uno de ellos, sin perder de vista la meta final: que todos hayan incorporado los conceptos.

Sin dudas, los profesionales de la educación tienen un gran desafío por delante. Pero, la satisfacción de ser testigo de la formación de los estudiantes no tiene precio.

Si te gustaría ser profesor de química y compartir tu pasión por las ciencias, te vamos a contar cuál es el paso a paso que debes seguir para convertirte en docente de química.

La pasión es un requisito indispensable para ser un buen profesor o profesora de química.
Su objetivo es contagiar el entusiasmo por las ciencias a sus alumnos.
Los mejores profesores de Química disponibles
Reinier
5
5 (27 opiniones)
Reinier
$900
/h
Gift icon
¡Ofrece clase de muestra!
Ruti
5
5 (33 opiniones)
Ruti
$1800
/h
Gift icon
¡Ofrece clase de muestra!
Nohemi
4,9
4,9 (25 opiniones)
Nohemi
$750
/h
Gift icon
¡Ofrece clase de muestra!
Leonardo miguel
4,8
4,8 (23 opiniones)
Leonardo miguel
$2000
/h
Gift icon
¡Ofrece clase de muestra!
Connie
5
5 (12 opiniones)
Connie
$1200
/h
Gift icon
¡Ofrece clase de muestra!
Silvina
4,9
4,9 (24 opiniones)
Silvina
$1500
/h
Gift icon
¡Ofrece clase de muestra!
Rodrigo fabian
5
5 (28 opiniones)
Rodrigo fabian
$2250
/h
Gift icon
¡Ofrece clase de muestra!
Pau
4,8
4,8 (19 opiniones)
Pau
$1400
/h
Gift icon
¡Ofrece clase de muestra!
Reinier
5
5 (27 opiniones)
Reinier
$900
/h
Gift icon
¡Ofrece clase de muestra!
Ruti
5
5 (33 opiniones)
Ruti
$1800
/h
Gift icon
¡Ofrece clase de muestra!
Nohemi
4,9
4,9 (25 opiniones)
Nohemi
$750
/h
Gift icon
¡Ofrece clase de muestra!
Leonardo miguel
4,8
4,8 (23 opiniones)
Leonardo miguel
$2000
/h
Gift icon
¡Ofrece clase de muestra!
Connie
5
5 (12 opiniones)
Connie
$1200
/h
Gift icon
¡Ofrece clase de muestra!
Silvina
4,9
4,9 (24 opiniones)
Silvina
$1500
/h
Gift icon
¡Ofrece clase de muestra!
Rodrigo fabian
5
5 (28 opiniones)
Rodrigo fabian
$2250
/h
Gift icon
¡Ofrece clase de muestra!
Pau
4,8
4,8 (19 opiniones)
Pau
$1400
/h
Gift icon
¡Ofrece clase de muestra!
Allá vamos

¿Dónde se forma un profesor de química?

Los caminos para lograr impartir clases de química son variados. No hay una única manera de convertirse en profesor de química. Pero, vamos a compartirte las más populares.

Hay dos opciones muy elegidas por los aspirantes a ser profesores de química: estudiando el profesorado en universidades o en institutos de formación docente.

Una de las formaciones con más demanda en la Ciudad de Buenos Aires es el Profesorado de Química de la UBA. Para acceder al título se debe cursar el Ciclo Básico Común de la UBA, conocido como CBC, luego deberás hacer 16 materias en común con la Licenciatura en Química y 7 materias del Bloque Pedagógico que se cursan en el CEFIEC- Centro de Formación e Investigación en Enseñanza de las Ciencias.

En promedio, esta carrera lleva 5 años. Por supuesto, cada alumno la hace a su ritmo. Hay quienes la finalizan en 6, 7 o más años.

El título con el que te recibirás es el de Profesor de Enseñanza Media y Superior en Química.

También, hay instituciones como la Universidad de la Matanza, donde el Profesorado de Química se cursa en cuatro años.

Durante esta formación cursarás asignaturas como:

  • Química general
  • Matemática
  • Biología
  • Química inorgánica
  • Fisicoquímica
  • Química orgánica
  • Didáctica y currículo
  • Estadística

Cuando te recibas vas a poder planificar, conducir y evaluar procesos de enseñanza en todos los niveles del Sistema Educativo.

La modalidad de este profesorado en la Universidad de La Matanza es virtual con instancias presenciales. Lo positivo de esta modalidad híbrida es poder aprender química desde casa solo con tu webcam. ¡La educación online llegó para quedarse!

También, podés formarte en alguno de los tantos Institutos de Formación Docente. En estas instituciones los profesorados en Biología, Física y Química comparten los dos primeros años de formación. En ambos cursos de quimica se desarrollan contenidos que serán la base para la construcción del Área de Ciencias Naturales.

En los siguientes dos años se ofrece formación específica en la especialidad elegida, en este caso química.

La gran ventaja de los Institutos de Formación Docente es que se encuentran en una gran cantidad de ciudades del país. Según datos del 2019, Argentina cuenta con 1.528 unidades educativas que ofrecen formación docente de nivel terciario.

Esta es una gran ventaja para los aspirantes a profesores de química del interior del país porque pueden formarse sin trasladarse a grandes ciudades como Buenos Aires, La Plata o Bahía Blanca.

Por ejemplo, la provincia con mayor cantidad de institutos de formación docente por cada millón de habitantes es Chaco: 81,3 por cada millón de habitantes.

Según un relevamiento del Observatorio Argentinos por la Educación, se crearon más de 200 Institutos de Formación Docente entre 2009 y el 2018, con un promedio de 25,6 por año, lo que representa 34 de estos establecimientos por cada millón de habitantes.

Esta cifra es superior a la de los países de la región en ese mismo período.

La otra alternativa para trabajar como profesor de química es estudiar carreras como Ingeniería Química, Bioquímica o Farmacia y luego hacer la formación correspondiente en pedagogía y enseñanza.

¿Te ilusiona enseñar a tus alumnos sobre reacciones químicas y ayudarlos a resolver complejos ejercicios de química orgánica?

¡La docencia te está esperando!

Si es tu pasión, disfrutarás de cada clase y explicar complejos conceptos a los estudiantes te motivará cada día.

Cada alumno tiene diferentes dificultades al momento de enfrentar los ejercicios de química. Por lo tanto, es tarea del profesor adaptar sus explicaciones a las necesidades de los estudiantes. La pedagogía no puede faltar en un buen profesor de química

¿Qué conocimientos y asignaturas incluye la formación de química?

Una vez que hayas elegido la institución donde formarte, llega la hora de poner manos a la obra.

La cursada resultará bastante exigente porque aprenderás conceptos como:

  • Conocimiento sobre el sistema educativo, la escuela, la enseñanza y el trabajo docente en el contexto histórico y social actual. Algunas de estas asignaturas son: Pedagogía, Didáctica, Psicología Educacional, entre otras.
  • Características y necesidades de las y los estudiantes del Nivel Secundario y del Nivel Superior. Conocer a tus futuros alumnos es fundamental para lograr tener un buen vínculo con ellos.
  • Fundamentos químicos desde enfoques y estrategias de enseñanza. Algunas asignaturas abarcan conceptos vinculados con, por ejemplo, los fundamentos físico-matemáticos de la química, la estructura y transformaciones de la materia inorgánica y de la materia orgánica, su relación con la energía, entre otros.
  • También, tendrás espacios de práctica profesional para conocer las instituciones educativas, observar y aprender de profesores experimentados y, progresivamente, poner en práctica todo lo aprendido durante la carrera.

Como en toda formación profesional, tendrás asignaturas que disfrutes más que otras, pero todas te aportarán conocimientos indispensables para ser un profesor de química de primer nivel.

Clases particulares: Una alternativa de enseñanza para los profesores de química

Los alumnos recurren a clases particulares para reforzar conceptos que les generan dudas. El apoyo escolar es una alternativa laboral complementaria para los docentes de química.

Los profesores de química no solo ejercen su profesión en escuelas primarias, secundarias o universidades. También, pueden desempeñarse laboralmente en el sector de la investigación o impartiendo clases particulares.

La gran ventaja de las clases particulares de química es que no tiene como requisito excluyente contar con un título que avale tus conocimientos. Muchos estudiantes del profesorado de química que aún no tienen el título dictan clases particulares online o presenciales. Incluso es una gran oportunidad para poner en práctica sus conocimientos e ir tomando experiencia.

Luego, cuando se reciben y tienen que enfrentar un aula con 30 o 40 alumnos, ya cuentan con la experiencia de las clases particulares.

Realmente, lo que respalda tu nivel como profesor particular de química son las opiniones de tus alumnos. En sitios como Superprof, los alumnos dejan opiniones sobre los profesores y así un nuevo estudiante puede elegir a su docente particular en función de las recomendaciones.

¿Te gustaría dar clases particulares de química? ¡Visitá Superprof y comenzá a enseñar!

Además, como profesor particular de química podés adaptar el horario de las clases a tu rutina. Hay profesores que dan clases los fines de semana o solamente por la tarde al finalizar el horario laboral. Es una excelente alternativa para combinar con otros trabajos o con tus estudios. Y si ofrecés las clases en modalidad online, podés enseñar desde la comodidad de tu casa.

La docencia es una apasionante profesión donde cada alumno, cada clase, cada temario, significará un desafío diferente. Eso es lo más bonito de ser profesor de química, ninguna clase será igual a la otra. Trabajarás en un entorno dinámico y cambiante donde la creatividad será tu mejor aliada.

Si te entusiasma la idea de ser profesor de química, comienza cuanto antes tu formación en una universidad o instituto de enseñanza superior. ¡No te arrepentirás!

>

La plataforma que conecta profes particulares y alumnos

1era clase gratis

¿Te gustó este artículo? ¡Puntualo!

5,00 (1 rating(s))
Loading...

Argi