Poder hablar un poco de francés cuando estamos de vacaciones no está mal, ser capaz de sobrevivir en un entorno lingüístico 100% francés es asombroso, pero ser capaz de entender al pie de la letra todas las conversaciones, películas, canciones y artículos en francés es una auténtica capacidad que se adquiere yendo a clases de francés.

¿Y qué pasa con el francés más formal y profesional, ese que te podría ayudar a encontrar unas buenas prácticas o un trabajo en un país francófono?

¿Por qué es tan importante? ¿Cómo y dónde se puede aprender?

¿Cuáles son las ventajas de dominar los registros más técnicos y formales del francés?

¿Quién me puede ayudar a aprender el francés profesional?

«Aprende francés gratis», «clases de francés completamente gratuitas», «aprende francés online», «clases de francés en Internet», «francés fácil», «francés gratis»… Internet rebalsa de métodos y recursos supuestamente eficaces y rápidos para aprender la lengua de Molière. Solo basta con una pequeña búsqueda en la red para encontrar cientos de sitios para aprender francés. ¿Pero resulta eficaz? Tal vez para aprender las palabras y modismos básicos, sí.

Pero a la hora de dominar el francés más formal y profesional, ¿cuál es la mejor opción?

Sin analizar en detalle todos estos métodos, está claro que un objetivo así requiere un plan bien organizado, ¿no crées?

Además, si el francés ya de por sí es bastante sencillo de asimilar para un hispanohablante, el francés formal es, si cabe, más accesible. Por lo general, las palabras más formales tienden a parecerse más a las de nuestro registro formal porque son palabras derivadas del latín que no han evolucionado tanto (términos cultos).

Desde nuestro punto de vista, para aprender el francés profesional tenés dos opciones principales:

Recurrir a un profesor particular

Para perfeccionar nuestro nivel de francés o conseguir dominar el registro formal, una de las mejores opciones que existen consiste en ponerse en contacto con un profesor particular. En la web de Superprof, por ejemplo, vas a encontrar una base de datos con miles de perfiles de docentes de francés que están inscriptos.

Entre este ejército de profesores, sin duda hay docentes especializados en diferentes niveles o ramas. Así que con una rápida búsqueda verás que hay muchos profesionales dispuestos a ofrecer sus servicios y ayudar a aprender el francés profesional.

preparar clase particular
Un profesor particular es la opción ideal para aprender de manera efectiva.

Por lo general, presentan unos perfiles muy diversos, pero el objetivo de todos ellos es hacer lo posible para que sus alumnos aprendan de la mejor manera posible. Algunos le llamarán «francés profesional», otros «francés formal» o incluso «francés para los negocios». Usen la terminología que usen, lo que harán será ayudarte a adquirir el nivel necesario para que seas capaz de trabajar en un país francófono.

Este tipo de profesores especializados suelen ser profesionales de la enseñanza. Es decir, es muy raro que entre ellos encuentres jóvenes estudiantes universitarios. Generalmente, veras francófonos nativos que están familiarizados con la enseñanza de Francés Lengua Extranjera (FLE) para empresas o negocios. También encontrarás doctorados o profesores universitarios que enseñan «francés para los negocios» a estudiantes de Grado o Máster. Por otro lado, también hay profesores bilingües o autodidactas que han pasado mucho tiempo en algún país francófono, que conocen el idioma a la perfección y que te pueden enseñar todo lo que saben sobre el francés para los negocios.

Si estamos tan seguros de las muchísimas ventajas de esta solución para aprender francés es porque ha demostrado su eficacia en incontables ocasiones. Gracias a las clases de francés a domicilio, los estudiantes tienen la oportunidad de disfrutar de los servicios de un profesor para ellos solos. Unas clases individualizadas, completamente adaptadas y personalizadas que les permitirán centrarse en elementos clave (puntos débiles, objetivos, necesidades…).

Las clases particulares se desarrollan en un entorno que permite a los alumnos sentirse cómodos y a gusto, por lo que sus sentidos se agudizan y el aprendizaje se acelera. Así, dominar el francés de los negocios les llevará unos pocos meses. Los profesores particulares se centrarán en las lagunas mentales que se pueden producir y reforzarán los puntos fuertes, te enseñarán vocabulario, gramática, fonética… Claro, todo lo que necesitás para hablar francés como auténticos nativos.

Descubrí por qué es importante aprender francés.

Aprender el francés de los negocios en la Universidad

Como ya hemos comentado, también podés aprender el francés de los negocios en la Universidad.

El francés y su evolución.
Realizar una pasantía en Francia es posible si contás con los estudios necesarios.

En algunas facultades (especialmente del ámbito de letras: Filologías, Derecho, Administración y Dirección de Empresas) ofrecen asignaturas o cursos de frances especializados para los negocios. Si sos estudiante universitarios, podés contemplar la posibilidad de elegir alguna materia de este estilo como optativa, con el fin de mejorar tus competencias lingüísticas en el francés. Quizás en un primer momento no te parezca la más interesante o la más fácil, pero te aseguramos que no te vas a arrepentir, ya que es una de las competencias más valoradas hoy en día en todo el mundo por las empresas. A fin y al cabo, el francés es uno de los idiomas más relevantes en el panorama internacional.

¿Buscás cursos frances online?

Francés profesional: poner a prueba lo que aprendiste

Una vez que ya tuviste clases con un profesor particular, o fuiste a la escuela de idiomas o estudiaste una carrera universitaria, seguro que tenés unas competencias lingüísticas que muchos calificarían de «buenas» o «satisfactorias». Ya tenés todo lo que hace falta para podér expresarte en esta lengua: una base gramatical sólida y la capacidad de mantener una conversación.

Una vez llegado a este punto, tenés que ir un paso más allá para ponerlo en práctica y perfeccionarlo al máximo: ¡Viajá a un país francófono!

Una estancia lingüística en el extranjero será la oportunidad perfecta para estar en contacto directo con el idioma. El objetivo de la inmersión es de lo más sencillo: buscar la manera de formar parte de una empresa, ya sea en periodo de prácticas si vas por un par de meses o con un trabajo a tiempo completo o parcial si optas por quedarte a vivir.

A fin de cuentas, no hay nada mejor que aprender sobre el terreno. Las clases particulares y los cursos de francés para los negocios te van a ayudar muchísimo, de eso no nos cabe la menor duda: te van a permitir adquirir una buena base. Sin embargo, si lo que querés es trabajar en el extranjero, lo mejor es que te abras a la aventura lo antes posible.

Con unas prácticas o un puesto de trabajo, vas a experimentar por vos mismo lo que es una verdadera inmersión lingüístico-profesional completa. En los intercambios y conversaciones con compañeros tenés que ser capaz de conversar correctamente con un francés profesional, en el que puedas mantener un buen registro y respetar las jerarquías. También deberás ser capaz de entender y saber responder a las órdenes de tus superiores.

Todo esto, a diario, te va a permitir mejorar enormemente tu dominio del francés. ¡Juntá valor y lánzate a la aventura de una estancia lingüística!

¡Animate a aprender francés desde el instituto!

¿Adónde ir para aprender el francés profesional?

Una vez que tenés más que claro que necesitas o querés dominar el francés profesional y ya te informaste sobre las distintas formas de aprenderlo, puede que te surja la siguiente duda: ¿Adónde puedo ir a buscar trabajo o realizar unas prácticas?

Consejos para visitar Canadá
¿Sabías que el francés se habla en 12 zonas horarias distintas?

Aunque no es tan simple conseguir empleo en el exterior, la posibilidad existe. Siempre podés conseguir una pasantía, un trabajo de voluntariado o simplemente anotarte a una universidad para aprender el idioma. Tampoco emigrar a Europa, ya que en Cánada, como mencionamos previamente, el francés es uno de los idiomas principales.

Investigá sobre los sitios en los que se habla francés y luego decidí cual fue el que más te llamó la atención. ¿Continente americano? Canadá. ¿África? Islas Mauricio, Marruecos, Ruanda… ¿Asia, quizás? ¿Te gustaría trabajar en El Líbano?

Otra opción: ¿por qué no probás suerte en las islas Reunión o en Martinica?

Si tu sueño es vivir y trabajar en una isla paradisíaca, quizás tu destino ideal se encuentre en las islas Reunión o en Martinica. Aguas cristalinas, temperaturas cálidas todo el año, playas asombrosas… Si a todo esto le sumás que, dado que pertenecen a Francia, tienen ciertos beneficios de la Unión Europea y que, en consecuencia, los trámites burocráticos se simplificarían considerablemente si tenes ciudadanía, ¿qué más podés pedir?

Como ves, el francés te puede abrir muchas puertas en el mercado laboral.

La gran ventaja de dominar los registros más elevados del francés

¿Creés que las clases de francés deberían limitarse a aprender el francés del día a día? ¿Deberían abordar únicamente lo que se conoce como «el francés cotidiano»? Eso es lo que piensan muchos; pero nosotros no estamos de acuerdo.

Aprender francés
Compartir un momento de aprendizaje con otras personas de tu edad puede ser enriquecedor.

Creemos que una persona no se puede considerar plenamente bilingüe si no domina todos los registros del idioma, desde el cotidiano al más profesional. Una persona perfectamente bilingüe debe ser capaz de desenvolverse con soltura en el día a día, pero también de mantener conversaciones intelectuales y conocer las fórmulas de cortesía necesarias para ciertas situaciones.

La gran ventaja de hablar el francés profesional está precisamente ahí; te va a permitir acercarte todavía más a tu objetivo final: llegar a ser bilingües.

¿Acaso necesitás más motivos para animarte a aprender francés?

¿Necesitás ayuda de un profe?

¿Te gustó este artículo?

5,00/5 - 1 votos
Loading...

Rocío

Soy Rocío, productora de moda y publicista. Me gusta el arte, conocer lugares nuevos y leer sobre temas que me apasionan.