En Argentina, muchos estudiantes de nivel primario y secundario tienen la oportunidad de aprender una lengua extranjera en la escuela. Generalmente, se opta por enseñar inglés. Sin embargo, hay muchos colegios que también dan enseñanza de portugués, francés, italiano, chino o japonés, todo depende de la enseñanza que tenga esa institución.

Aprender una lengua extranjera es adentrarse a un viaje enriquecedor hacia otras culturas. Saber otro idioma es una herramienta que te va a abrir muchas puertas en el futuro. No solo sirve para entender a otras culturas, sino que también nos brinda mucha información sobre la nuestra.

Es muy importante el conocimientos de otras lenguas para poder progresar a futuro. Muchas personas eligen irse a vivir a Europa por diferentes razones: para estar mas cerca de otros familiares, por trabajo, estudios o simplemente para hacer una nueva vida allá. Francia es un país en el que podes encontrar muchas oportunidades nuevas.

Para los hispanohablantes, el francés resulta más sencillo de aprender que el alemán, el ruso o el chino. El estudio de una lengua extranjera siempre es mejor si se empieza cuanto antes, por eso es importante incentivar a que los más pequeños estén dispuestos a aprender. Si ya terminaste tus estudios secundarios, siempre podes ingresar a un instituto de idiomas o solicitar los servicios de un profesor particular de francés. Con práctica, esfuerzo y dedicación, podés llegar a ser completamente bilingüe. Una inversión perfecta en relación tiempo/beneficio.

Entonces, ¿por qué no te animás a aprender francés?

Aprender francés: diversos objetivos

Para estudiar un año en el extranjero, es necesario tener unas ciertas bases mínimas (o incluso un nivel avanzado) para que todo vaya bien. Así, vas a poder disfrutar al máximo de tu experiencia y aprender todavía más.

En lo que respecta a una estancia laboral en el extranjero, hablar francés te permitirá encontrar trabajo en empresas nacionales e internacionales, para las que podrás hacer entrevistas presenciales o a distancia (telefónicas o por Skype). Muchas empresas españolas buscan personas que hablen francés porque pretenden expandir sus fronteras y abrirse a otros mercados.

Si lo que querés es realizar un viaje de carácter turístico, hablar francés te permitirá integrarte por completo en el país y su cultura. Con el francés, tenés acceso a más de 20 países, presentes en todos los continentes, y con culturas y tradiciones muy distintas que te abrirán la mente y te darán una perspectiva muy distinta de la vida.

¿Todavía te seguís preguntando si es importante aprender francés?

¿Por qué ir a clases de francés?

Ya sea por clases de refuerzo, para mejorar nuestro nivel, para preparar un viaje a Marruecos o irse a vivir a Canadá, las clases de francés presenciales o cursos frances online son una opción estupenda.

bienvenido en frances
¿Te gustaría aprender francés?

La verdad es que una computadora o un celular te permiten acceder a un número casi ilimitado de recursos de aprendizaje (vídeos, podcasts, libros, ejercicios, películas, música…). Así, si contás con la fuerza de voluntad y la disciplina necesarios, podés aprender de manera autodidacta desde tu propio hogar.

¿Qué otras ventajas tiene dominar este idioma?

Algunos enlaces útiles

En YouTube podés encontrar una gran cantidad de canales dedicados únicamente a la enseñanza de francés como lengua extranjera. Además, los vídeos suelen estar divididos en temas, así podés elegir los que más te interesen en función de tus necesidades y expectativas.

YouTube también te permite escuchar música en francés «avec les paroles» (con letra) y ver películas subtituladas. Podés empezar por películas subtituladas en español, luego en francés y, cuando te sientas lo suficientemente cómodos, podés probar a eliminar los subtítulos.

Yabla es una página que ofrece vídeos de todo tipo (conversación, viajes…) que pueden ir acompañados de subtítulos en español o francés.

Babbel, por otro lado, ofrece una metodología más completa que integra otros aspectos del aprendizaje que también son muy importantes (vocabulario, gramática, artículos de actualidad, juegos…).

Estos ejercicios están pensados, sobre todo, para ayudar a los alumnos a desarrollar su comprensión, tanto escrita como oral; así como a aprender vocabulario y reglas gramaticales. No obstante, lo más probable es que no tengan la oportunidad de aprender a expresarse y se bloqueen. Es como si un alumno tuviese todos los ingredientes para cocinar un plato, pero no conociese la receta.

Para optimizar el tiempo de estudio, es necesario equilibrar el nivel de comprensión con el de expresión. Cuanto más aprendas, más tenés que practicar para digerir las nociones aprendidas y asimilarlas con mayor facilidad.

Del mismo modo, un alumno que practica, sin estudiar en absoluto, la parte teórica de una lengua, solamente aprenderá las palabras más utilizadas y su registro será mucho más pobre.

Por eso, creemos que estos soportes son más bien complementos para unas clases en las que los alumnos puedan desarrollar su expresión oral y escrita.

El francés es uno de los idiomas más relevantes del panorama internacional, descubrí las razones en nuestro artículo La Relevancia del Francés en el Mundo.

¿Clases de francés en grupo o individuales?

Las clases en grupo tienen muchas ventajas, pero, dada la heterogeneidad de los alumnos y el poco tiempo del que dispone cada uno para expresarse, las clases particulares acaban siendo mucho más eficaces.

alumno particular
¿Ya tuviste la experiencia de tomar clases particulares?

Existen clases particulares «gratuitas». Podés aprender francés si buscás a alguien con quien realizar un tándem lingüístico, por ejemplo: si buscás a un francés que quiera aprender español, pueden enseñarse idiomas mutuamente. ¿Por qué no le echás un ojo a tandem.net? ¡Es como un Tinder para aprender idiomas!

Sin embargo, este tipo de clases son sobre todo útiles para practicar. Debés tener en cuenta que tu interlocutor no es un docente especializado con una metodología propia. Aunque hable el idioma, no tiene por qué saber explicártelo, del mismo modo que quizás vos tampoco sabrás explicarle las diferencias entre «por» y «para». Ser nativo de un idioma no supone conocer su lingüística. Te recomendamos ya tener conocimientos del francés y saber comunicarte aunque sea con lo básico, el objetivo de estos intercambios es para practicar y poder mantener una conversación en otro idioma.

Las clases particulares con un profesor certificado son la solución más eficaz

Los profesores están ahí para ayudar a los alumnos a cumplir sus objetivos y a adaptarse a sus necesidades específicas.

Existen tantas formas de aprender y tantas metodologías, que resulta fácil perderse y no saber por dónde empezar. Si un alumno tiene que aprobar un examen, por ejemplo, el profesor sabrá cómo ayudarle a prepararlo de la mejor manera posible. Si necesita presentarse a una entrevista de trabajo, tratarán de repasar el vocabulario más específico al sector de la actividad y practicar las respuestas. Si lo que quiere es viajar en vacaciones, practicarán conversaciones propias del día a día.

El profesor se encarga de acompañar al alumno durante las clases y durante su trabajo personal. Le ofrece un ritmo de trabajo personal y los materiales necesarios adaptados a su modo de aprendizaje.

Profesores de francés: una ayuda adaptada a las necesidades de los alumnos

Durante el curso de francés, el profesor ayuda a los alumnos a expresarse, le corrige los errores, mejora su pronunciación y le dan las explicaciones gramaticales necesarias. También le ofrecen actividades y ejercicios en función de los aspectos que quieran o deban desarrollar.

libros en frances
Una excelente forma de aprender es leyendo en francés

¿Por qué no te animas a estudiar francés en el instituto?

La dimensión psicológica del aprendizaje de francés

El aprendizaje de un idioma también tiene una dimensión psicológica. Muchas veces, nuestra negatividad acaba minando nuestra capacidad de aprendizaje.

En los institutos escolares, los profesores suelen tener grupos de alrededor de treinta alumnos en cada clase, cada uno con un mismo nivel, pero con dificultades y dudas distintas. Además, suelen contar con muy pocas horas mensuales para trabajar con ellos, de modo que la mayoría enseguida se desmotivan.

Así, tras varios años de clases, son muy pocos los que de verdad logran expresarse en francés.

Los profesores están ahí para ayudar a los alumnos a evitar los bloqueos, a que pierdan el miedo a cometer errores. Por eso, lo más importante en una clase de francés (o de cualquier idioma) es que los alumnos se animen a hablar unos con otros y lo disfruten.

Cómo aprender francés

Cuando pensamos en aprender un idioma, se nos vienen al pensamiento los ejercicios de gramática y las interminables listas de vocabulario. No obstante, el vocabulario y la gramática no constituyen más que una pequeña parte del aprendizaje de un idioma. Aprender una lengua supone practicar, hablar, escuchar, escribir y leer. Una palabra que no se utiliza es una palabra que se olvida.

Para muchos, aprender un idioma supone dedicarle un tiempo extra del que no disponen, lo que representa un gran esfuerzo. Si somos un poco astutos, podemos minimizar este esfuerzo si llevamos a cabo unos «hábitos de sustitución». ¿A qué nos referimos? A pequeños gestos que nos pueden ayudar en nuestro aprendizaje: en lugar de ver una película en español, podemos verla en francés con subtítulos, por ejemplo. En vez de escuchar música en castellano durante los trayectos en el transporte público, podemos escuchar podcasts en francés.

Clases online con un profesor nativo

El aprendizaje de un idioma se hace todavía más natural si se desarrolla con un profesor nativo que no habla nuestra lengua materna. De este modo, vas a estar obligado a hacer todo lo posible para darte a entender en francés. Además, la ventaja de un profesor nativo es que te puede explicar a la perfección su cultura (música, películas, historia…), sus tradiciones y costumbres, con lo que podés adquirir una perspectiva más completa del idioma.

La interacción alumno-profesor es diferente porque ambos provienen de culturas distintas. Los gestos, las expresiones y las formas de hablar de cada uno crean una combinación única.

Los profesores particulares también nos pueden ayudar a aprender distintos registros del francés en función de vuestras necesidades u objetivos.

El francés también te puede ayudar en el mercado laboral: El Dominio del Francés Profesional para Encontrar Trabajo.

Los alumnos son más curiosos y se animan a interactuar con el profesor particular de francés

Dada su naturaleza, las clases particulares están pensadas para adaptarse por completo a cada uno de los alumnos. Las clases por webcam tienden a ser más económicas porque ahorran a los profesores los gastos de desplazamiento hasta el domicilio del alumno.

enseñanza en empresas
Animate a las clases por webcam

En Superprof podés encontrar profesores que brinden clases a distancia. La tarifa ronda los $831 por hora de clase. Los profesores también pueden realizar seguimientos de sus alumnos aunque estén de viaje, de modo que se garantiza la continuidad del aprendizaje.

Las clases de francés online suelen desarrollarse a través de Skype (con sonido y vídeo) y de Google Drive. De este modo, el profesor y el alumno pueden escribir sobre el mismo documento. Los profesores pueden completar las clases con imágenes y vídeos extraídos de Internet, lo que enriquece todavía más el aprendizaje. Una manera estupenda de aprender interactuando.

Si querés aprender francés por webcam, echale un vistazo a los muchísimos perfiles disponibles en Superprof.

Con un buen profe aprenderás enseguida y evitarás todos los inconvenientes de no dominar el francés.

¿Necesitás ayuda de un profe?

¿Te gustó este artículo?

5,00/5, 1 votes
Loading...

Rocío

Soy Rocío, productora de moda y futura publicista. Me gusta el arte, conocer lugares nuevos y leer sobre temas que me apasionan.