Todos tenemos un recuerdo con respecto a las matemáticas...¡Y no necesariamente agradables!

En el colegio, en la secundaria e incluso en la universidad -para los que hayan elegido carreras de ciencias-, la  matemática  nos ha dejado una huella imborrable.

Esta disciplina es muy importante y por eso se enseña desde una edad muy temprana para adquirir diferentes nociones esenciales como el pensamiento lógico, la síntesis, la reflexión sobre un problema, poder situarse en el tiempo y en el espacio, etc.

Pero a menudo, cuando encontramos dificultades, nos bloqueamos, nos encerramos sin poder un ejercicio desde otra perspectiva y al final es un desastre: las notas empiezan a bajar hasta que finalmente desconfiamos de todas nuestras capacidades.

profesor de matematica
Un profesor de matemática puede ayudarte a superar tus lagunas de aprendizaje

Para no perder el hilo y sacar mejores notas en matemática, en este artículo desde Superprof te acercamos algunas estrategias muy eficaces para mejorar tu nivel y convertirte en un auténtico experto en este campo de las ciencias duras. ¿Preparado?

Descubrí los mejores trucos para progresar en matemáticas.

La importancia de asimilar las lecciones

Si no entendés algo, ¡no te hagas el distraído! Aprendé a concentrarte en eso  que no asimilaste hasta tenerlo totalmente controlado antes de pasar al siguiente concepto. Parece una obviedad decirlo, pero hay que respetarlo. Y, muchas de las veces, la ansiedad por repasar todo el programa nos hace olvidar la importancia de retener hasta el más mínimo detalle de cada lección antes de avanzar con el plan de estudios...

Por ejemplo: tenés que hacer ecuaciones de segundo grado y necesitás aprender a realizar operaciones como sumas o multiplicaciones con números positivos y negativos. Normalmente, el primer impulso de los alumnos y los estudiantes es bloquearse ante esta novedad y esta dificultad.

Otros, por el contrario, van a pasar de este ejercicio porque creen que no llegarán a entender nunca cómo funciona y pasarán a la siguiente lección con la esperanza de que así lo entiendan mejor. Pero no es así.

La matemática es como la lectura: si no conocés el abecedario, nunca vas a poder descifrar las palabras y las frases, y por lo tanto tampoco comprender un texto. Con la  matemática pasa lo mismo: cada lección está elaborada de tal forma que es la secuencia lógica de la lección anterior. Poco a poco, todo encaja de forma natural. ¡Ya vas a ver!

Si no entendés un ejercicio de matemática, ¡no tires la toalla! Volvé a intentarlo, repasá los temas que no terminaste de integrar la última clase y no dudes en volver a leer el tema anterior hasta entender cómo se articulan los diferentes conceptos.

Si aún así no lográs entender el concepto, no dudes en redoblar tus esfuerzos. En otras palabras, ponerte todavía más creativo para estudiar de maneras diferentes a las habituales.

Y , para eso podés:

  • Consultar todas las veces que te hagan falta tu libro de matemática,
  • Buscar en Internet una clase en línea que se corresponda con ese ejercicio,
  • Preguntarle a tu profesor del aula
  • Pedirle a tus compañeros de clase de formar grupos de estudio
  • O tomar clases particulares de matemática con docentes con años de experiencia

En el secundario, los problemas recurrentes en las clases de matemática  son los siguientes:

  • Resolver ecuaciones (sobre todo las ecuaciones diferenciales)
  • Comprender los problemas geométricos (uso de teoremas, como el Teorema de Pitágoras, del paralelogramo)
  • Aplicar las probabilidades en los problemas científicos
  • Por último que ciertas nociones básicas se olvidan con frecuencia (como los números decimales, el lenguaje matemático y los cálculos matemáticos básicos)

¿Querés saber cómo calcular de forma rápida?

¿Por qué te conviene trabajar la memoria?

Cada vez que tengas que aprender una nueva fórmula o un nuevo teorema que te muestra cómo calcular ciertas cantidades, calcular superficies o volúmenes, anotalos en alguna parte. Entonces, pedile a un amigo o compañero que te pregunte una de esas fórmulas que probablemente ya lograste retener y describila.

Después, solicitale que te pregunte cómo hacer un cálculo y aplicá esa fórmula.

Cada vez que hagas este ejercicio de comprensión, tu memoria se pondrá en funcionamiento y te será cada vez más fácil aprender las fórmulas en el futuro.

Al mismo tiempo, cuando ayudes a otros a repasar matemática también vas a estar estudiando...

Puede tratarse de una manera más divertida que la tradicional y mucho más efectiva a largo plazo. Cuando repases con un compañero podrán motivarse mutuamente y ayudarse a pensar los problemas matemáticos desde perspectivas diferetnes.

Descubrí también cómo mejorar el cálculo mental.

Poner tus reflexiones matemáticas por escrito

Cuando te enfrentás a un problema matemático, no razones solo mentalmente. No busques la solución con tu cabeza únicamente porque te arriesgás a perder el hilo de tus pensamientos y a no saber a dónde llegaste con tu razonamiento.

Tomate tu tiempo y escribí lo que tenés en la cabeza. Así vas a poder ver tu reflexión y averiguar si tu razonamiento es el correcto. O, en otras palabras,  si te llevará a la solución del problema.

Para aprobar matemática, vas a tener que poner siempre por escrito tu razonamiento. Esto, te lo aseguramos, te ayudará a estructurar tu reflexión.

Concretamente, reformulá por escrito la problemática y empezá a resolver el problema punto por punto (en lugar de responderlo todo a la vez) ya que podés dispersarte y no llegar nunca a buen puerto.

Cuando realices ejercicios de práctica en tu casa, no dudes en tener borradores para ir volcando tus procedimientos.

A la hora de corregir tus errores, de esta manera te resultará más fácil entender en dónde fue que diste un paso en falso.

¿Querés saber cuánto tiempo hace falta para ser bueno en matemáticas?

El entorno ideal para estudiar matemática

Cuando tengas que revisar o resolver un problema matemático, intentá hacerlo en un ambiente tranquilo y lejos del ruido. Así, tendrás un excelente punto de partida para evitar bloquearte.

No pongas la música muy alta, no enciendas la televisión (ni para para ponerla de fondo), poné en silencio tu celular para no distraerte con las notificaciones y no busques fuentes de distracciones sonoras o visuales.

Para sacar mejores notas en matemática, tenés que estar totalmente concentrado cuando repasas. Abstraete de lo que está a tu alrededor para concentrarte solamente en tus problemas matemáticos.

clases online
También podés tomar clases de matemática por cámara web

Creá un refugio personal, una suerte de santuario en tu casa: podés poner un cartel en la puerta de tu habitación que diga que estás trabajando en tus ejercicios de matemáticas y avisale a tu familia que no te molesten para poder estar concentrado y practicar.

También podés ir algunas horas a la biblioteca que haya cerca de tu domicilio: cuanto más tranquilo estés, más rápido vas a poder trabajar y concentrarte para absorber así más información.

¡Descubrí también los diez mejores trucos matemáticos!

¿Conviene estudiar matemática en grupo?

Si uno de tus compañeros de clase te pide ayuda para repasar matemática, intentá explicarle lo mejor y lo más claramente posible. Si conseguís expresarte y darte a entender de manera inteligible para tu interlocutor, eso significa que controlás el tema, como si la matemática fuera una simple formalidad para vos.

Por tanto, poder ayudar a alguien que tenga dificultades en matemática te va a permitir comprobar tus propios conocimientos.

Parafraseando o reformulando de otra manera esa información y fragmentando tu explicación, podrás explicarte mejor y más claramente, ¡a vos mismo!

Asimismo, por otro lado, no dudes en solicitar consejos a tus amigos y compañeros si sos vos el que no entiende algo... Pediles que te expliquen el problema que no comprendés desde otro ángulo para interpretarlo mejor.

Esta técnica de estudio no es para nada incompatible con las clases particulares de matemática. ¡Al contrario!

Los alumnos que más dificultades experimentan con la matemática suelen realizar estas dos actividades por separado. Una vez por semana, por ejemplo, asisten a grupos de estudio únicamente con amigos y otro días  se juntan con su profesor particular para repasar todo aquello que no entendieron dentro de las aulas.

También están los que toman clases grupales de matemática con profesor particular. Bajo esta modalidad, los estudiantes perciben los beneficios del aprendizaje colectivo al mismo tiempo que cuentan con la ayuda personalizada de un docente con años de experiencia.

Todo esto sin olvidar que al tomar clases colectivas, el precio que paga cada estudiante por estas lecciones es más bajo. Una excelente manera de aprovechar las ventajas de las clases privadas pero sin por ello ir más allá de nuestras posibilidades económicas.

Clase de matemática: anotar los procesos de reflexión

Acá te dejamos otro truco para mejorar en matemática: siempre que encuentres la solución a un problema en el marco de tus clases de matemática o no, anotala en una hoja aparte. Después, trabajá cada problema de forma vertical siguiendo cada paso línea por línea.

Si trabajás verticalmente y anotás tus soluciones en una sola hoja, te será más fácil seguir el hilo de tus propios pensamientos.

Esto también le será útil a tu profesor particular a la hora de corregir, ya que le será más fácil comprender tu proceso de reflexión, lo que sin dudas te hará ganar puntos.

Al mostrar claramente cómo articulás tus respuestas y los distintos pasos de la resolución del problema, el profesor verá cómo reflexionás y desde qué ángulo abordás el problema.

Algo que le puede resultar útil cuando tenga que explicarte otro tema que te esté generando dificultad.

Buscá en Superprof un curso de matematicas online.

Escribir los resultados con lápiz

¿Por qué no conviene escribir directamente con lapicera cuando hagas un examen o ejercicio matemático? Porque seguro que vas a comentar errores...¡Incluso aunque hayas estudiado horas y horas!

Tu reflexión te va a llevar a diversas pistas y seguro que vas a tener que tachar algunas cosas y anotar algunos datos que, al final, dificultarán la lectura del documento.

Puede que, ante tal desastre, tu cerebro no sepa por dónde ir, entres en pánico y pierdas tiempo y rendimiento. ¡Una verdadera pesadilla!

Cuando tengas la solución al problema y hayas reflexionado claramente toda la demostración, entonces sí escribí correctamente los diferentes pasos que tenés que seguir para llegar hasta la solución para que se pueda leer perfectamente.

Aunque parezca una obviedad, escribir con lápiz te hará ganar tiempo cada vez que te enfrentes a una evaluación de matemática.

Con muy poco esfuerzo, vas a poder borrar todo lo que no te interesa y hacer todas  correcciones que necesites, obteniendo un documento mucho más claro, más limpio y más legible. ¡Tu profesor va a estar mucho más contento con el resultado!

Para que tu reflexión matemática sea lo más clara posible, tenés que tener siempre delante tuyo una página clara sin tachaduras ni manchas que compliquen la lectura.

progresar en matematica
Los estudiantes de primaria también pueden tomar clases de matemática privadas

Invertí en un buen material, sencillo y eficaz, para que tengas todas las probabilidades de tu lado a la hora d e probar las matemáticas.

Evitar estudiar por las noches

Cuando tengas que trabajar en un problema matemático -ya sea de fracciones, de probabilidades o de la transformada de Fourier- tené cuidado de que no se te haga de noche.

Es una tendencia que tienen muchos estudiantes, pero las consecuencias pueden ser perjudiciales para tu salud.

Por un lado, al día siguiente no vas a estar en forma y hay muchas probabilidades de que hayas soñado con la matemática toda la noche.

Por otro lado, cuanto más trabajes de noche, más te arriesgas a cometer errores: no vas a poder mantener con igual facilidad tu atención y tu concentración que de día.

Si te atascás con un problema, dejalo reposar unas cuantas horas. Vas a poder consultarlo con la almohada y con frecuencia sucede que, a la mañana siguiente, la solución aparece como por arte de magia porque encontraste otro ángulo para abordar el problema.

Por todo esto, desde Superprof te aconsejamos que no dejes todo para último momento. Estudiar por la noche no solo hará que estés mucho más cansado al otro día, sino que los conocimientos que repasaste antes de ir a dormir no estén igual de asentados en tu cabeza que cuando repasa´s con la cabeza fresca.

Ilustrar el problema para entenderlo

Este es un truco poco convencional y que no siempre es posible, pero si el problema se presta a esta estrategia, ¿por qué no intentarlo?

Al tener una representación visual del ejercicio con el que estás luchando, vas a ser más capaz de comprender cuáles son los obstáculos del problema matemático en cuestión.

Este truco se puede llevar a cabo principalmente con la geometría y la trigonometría. Lo importante es que puedas simplificar al máximo los datos y transformarlos en imágenes coherentes.

Siempre que puedas, hacé esquemas, tablas, gráficos, etc. En otras palabras, intentá tener siempre un soporte visual para representar el problema y la futura solución.

Así, la matemática te parecerán cada vez menos complicada y mucho más fácil de interpretar.

Usar las matemáticas en la vida cotidiana

A la hora de levantar tus notas en matemática, hay que decirlo: no existen las soluciones mágicas.

Cada estudiante deberá enfrentarse con sus propios problemas de aprendizaje y buscar estrategias para resolverlos: clases particulares, grupos de estudios, jornadas de repaso individual con recursos en línea, etc.

Pero lo que es seguro es que solamente entendiendo el razonamiento de los ejercicios a los que nos enfrentamos vamos a poder cambiar la tendencia y convertirnos en buenos alumnos de matemática.

Y, para lograrlo, es fundamental aplicar los conocimientos de esta asignatura en la vida real.

Por ejemplo, si vas a hacer compras en lugar de calcular el vuelto con la calculadora del celular intentá resolver la cuenta en tu cabeza...

Este simple gesto, a diario, hará que vayas ejercitando el cálculo mental.

Muchas de las veces, justamente por no hacer este pequeño esfuerzo, vamos perdiendo el reflejo de entrenarnos en este tipo de operaciones...

¿Otras situaciones en las que podés aplicar las matemáticas en la vida cotidiana? Cunado organizás tu presupuesto para el mes o para unas vacaciones en la playa con amigos, a la hora de cocinar para calcular cuánto necesitás usar de cada ingrediente, cuando te decidís a sacar un préstamo para comprar tu primera casa....

Los beneficios de las clases particulares de matemática

Sabemos que son muchos los que se resisten a invertir en clases privadas de matemática pensando que por sus propios medios conseguirán destrabar su proceso de aprendizaje.

Pero, muchas veces, esta decisión se cobra caro....¿Qué queremos decir con esto? Que esperar hasta último momento para contratar los servicios de un profesor de esta materia no es una buena idea.

Cuando las notas han sido bajas durante todo el cuatrimestre y se acerca un recuperatorio, los alumnos de todos los niveles suelen entrar en pánico.

En parte porque se dan cuenta de que una calificación baja adicional puede conducirlos al peor escenario: repetir de año.

Para que el trabajo con el profesor particular de matemática se lleve a cabo de manera efectiva, conviene empezar con las lecciones a partir del momento en el que empiezan a sonar las alarmas.

clase de matematica privada
La importancia de estudiar matemática en un entorno sin distracciones

Si durante el primer cuatrimestre (de la secundaria o la universidad) detectás que una materia vinculada con las ciencias exactas te está causando problemas, ¡poné manos a la obra!

Cuanto antes empieces con clases privadas, mucho más fácil te será reducir los riesgos asociados a un mal rendimiento académico.

Además, para el profesor particular resultará mucho más sencillo elaborar un plan de estudios consistente.

A diferencia de los alumnos que asisten a clases particulares solo algunas semanas antes del examen, aquellos que toman esta decisión con con anticipación pueden:

  • Comprender la lógica detrás de todos los ejercicios a los que se enfrentan
  • Aprender técnicas de estudio diferentes que se adapten a sus necesidades
  • Entrenarse entre clase y clase particular con recursos de Internet
  • Evaluar su evolución realizando una prueba por mes, etc.

Además, y sin dudas uno de los beneficios más salientes de tomar clases privadas de matemática, de la mano de un docente los estudiantes pueden entender dónde radican sus obstáculos.

Muchas de las veces, los que estudian por su cuenta se enfrentan siempre con la misma piedra. Gracias a la mirada de un profesor experimentado, los alumnos pueden trabajar concretamente en aquellos aspectos que les impiden avanzar hasta el resultado correcto.

Esto aplica tanto para los que se enfrentan con problemas con esta materia en su paso por la primaria y la secundaria, como en la Universidad.

Con esto queremos decir que si estás estudiando una carrera relacionada con el mundo de las cifras y los cálculos (física, química, arquitectura, ingeniería, etc); también puede que en algún momento te sientas bloqueado y necesites un profesor particular de matemática.

Dado que las lecciones de esta materia tan temida se pueden tomar a lo largo de todo el recorrido académico, es normal que existan diferentes perfiles de profesores.

Por ejemplo, están los docentes con años de experiencia impartiendo clases de esta materia en aulas de secundaria o Universidad. Este perfil de profesor puede ser el indicado justamente para alumnos en estos niveles en la cuerda floja.

Y es que los profesores que han estado del otro lado, es decir, dando clases dentro del sistema educativo conocen el tipo de evaluaciones a los que son confrontados los estudiantes.

Además, por haber acumulado años de experiencia trabajando con perfiles diferentes de alumnos, saben cómo atacar las diferentes lagunas de aprendizajes.

También están los estudiantes avanzados de carreras como Matemática, Física o Química. Ellos, sin dudas, pueden ayudar a estudiantes de primaria y los que se encuentren en los primeros años de la secundaria a mejorar sus calificaciones.

Como ves, el mercado de las clases particulares de matemática ofrece alternativas para todos los estudiantes.

Antes de elegir al mejor docente para mejorar tu rendimiento en esta asignatura, te recomendamos que te tomes un tiempo para investigar sobre su experiencia académica y profesional.

En Superprof, los profesores detallan esta información en sus anuncios para que a vos te resulte más sencillo elegir al mejor docente par alcanzar tus metas.

¿Qué esperás para poner manos a la obra y dejar de temerle a la matemática? Encontra tu profesor de matematica online desde Superprof.

¿Necesitás ayuda de un profe?

¿Te gustó este artículo?

5,00/5 - 2 votos
Loading...

Laura

Redactora de contenido argentina.