Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Claves para dar con un buen profesor de lengua italiana

Publicado por Laura, el 18/06/2019 Blog > Idiomas > Italiano > Clases particulares: pautas para encontrar un buen profesor de italiano

No importa el motivo que te lleve a querer aprender italiano: aprobar un examen internacional, mejorar tus habilidades escritas o comunicarte de manera más fluida durante un viaje.

Otra opción es que simplemente te sientas atraído por la cultura de este país apasionante y quieras aprender el italiano para poder leer libros o mirar películas en este idioma.

La buena noticia es que hoy en día tomar clases particulares de italiano es más fácil que nunca. Con solo conectarte a Internet podés encontrar plataformas como Superprof en donde comparar los perfiles de diferentes docentes con experiencia impartiendo esta materia.

Es normal que aparezcan dudas antes de elegir tu profesor particular. Para ayudarte a tomar esta importante decisión, vamos a repasar todos los aspectos a considerar antes de contratar los servicios de un docente privado de italiano.

¿Estás buscando un curso de italiano en Argentina?

¿Qué significa ser un buen profesor de italiano?

Esta pregunta es clave antes de lanzarte a la búsqueda del docente de italiano ideal. En un primer término, un buen profesor tiene que tener conocimientos sólidos de la materia que enseñe.

aprender italiano Aprender italiano puede abrirte puertas impensadas…

En el caso de un profesor de italiano, no es necesario que sea nativo pero sí debe tener un nivel en este idioma irreprochable. Solo así estará en condiciones de responder a las dudas que puedan surgirles a los alumnos que tenga frente a él.

Pero no solamente se trata de que acumule conocimientos teóricos…Si el profesor no es capaz de transmitir lo que sabe al estudiante, las clases particulares no serán efectivas. Por esto mismo, las habilidades para compartir conocimientos son fundamentales a hora de enseñar.

Por otra parte, un buen profesor también debe ser empático. Es decir, estar atento a las necesidades de sus alumnos. No solo a la escucha de lo que ellos mismos manifiestan, sino ir un paso más allá y detectar cuándo el estudiante no está, por ejemplo, entendiendo una parte de la lección.

Además, un docente particular que hace bien su trabajo se ocupa de antemano de tener un plan de estudio adaptado al nivel de su alumno. Esto quiere decir que no debe reproducir las mismas clases para todos los estudiantes. Cada uno de ellos tendrá sus propias metas y dificultades y el profesor particular tiene que saber amoldarse a ellas.

Pero si un profesor logra cumplir con todo lo anterior, pero no se esmera por hacer sentir cómodo y a gusto a su alumno en el espacio de las clases privadas probablemente todos sus esfuerzos sean en vano. Si entre el docente y el estudiante no hay una relación de confianza, será difícil que las clases particulares den los resultados esperados.

Por esto mismo, un buen docente particular es también aquel que se preocupa por comunicarse con la persona que tiene frente a él: que le consulta cómo le ha ido con la tarea y, en el caso de que tenga que corregirlo, lo hace con la paciencia suficiente y aplicando grandes dosis de  pedagogía.

Encontrar un profesor de italiano cerca tuyo

Si decidiste dejar de dar vueltas y vas a empezar italiano, las clases particulares son una excelente manera de ganar tiempo y avanzar más rápido en este idioma apasionante.

Si bien en Internet vas a encontrar un sinfín de recursos muchas de las veces gratuitos para avanzar en esta lengua (aplicaciones, clases online, sitios webs especializados, etc), lo cierto es que sin la ayuda de un profesor que te ofrezca un seguimiento personalizado te resultará difícil consolidar tus competencias lingüísticas.

aprender italiano Podés aprender italiano en grupo o de manera particular.

Esto no quiere decir que las herramientas online no sean de utilidad para repasar, pero bajo ningún punto de vista pueden reemeplazar a un docente privado que estructura un plan de estudios a tu medida para que alcances los objetivos que te hayas propuesto.

Entonces, ¿cómo conseguir un buen profesor particular? Sabemos que si te decidiste por esta opción probablemente quieras que el mismo se encuentre cerca de tu casa…

Superprof te ofrece la posibilidad de filtrar tu búsqueda de profesor particular de italiano para que des con todos aquellos que vivan o trabajen del lugar donde quieras tomar las clases particulares. Puede ser a la salida de tus clases de la universidad, en el almuerzo de trabajo o los fines de semana.

En el caso de las clases particulares, sos vos el que elige en qué momento de la semana te sentás a estudiar italiano.

Esto te permite ahorrar tiempo: no vas a tener que tomarte el colectivo para ir hasta su encuentro porque los profesores particulares son los que se desplazan.

También existe la posibilidad de que quieras tomar clases particulares por cámara web. Esta opción, cada vez más popular, es ideal para los que quieran avanzar en este idioma pero que no cuenten con el tiempo necesario para recibir a alguien en sus casas o lugares de trabajo de manera presencial.

Sí sos principiante, te recomendamos aprender italiano basico con Superprof.

¿Tu profesor de italiano está acostumbrado a las clases individuales?

Muchas veces no se trata de encontrar un profesor de italiano con experiencia en la enseñanza, sino en uno que pueda adaptarse a tus expectativas. En Internet vas a encontrar docentes que dieron clases durante años en secundarias o universidades, estudiantes avanzados de traductorados de italiano, personas nativas que están de paso en el país y buscan una salida laboral…

Hay muchos perfiles de docentes de italiano y para que logres dar con aquel que mejor se adapte a tus necesidades es importante que puedas explicar qué es lo que buscás de la mano de tus clases particulares.

Poder exponerle al docente lo que necesitás es el primer paso para que el pueda decirte si está en condiciones de ayudarte a alcanzar tu meta.

Muchos docentes les toman una prueba de nivel a sus futuros alumnos para entender cuáles son sus debilidades y puntos fuertes. Sin embargo, es de utilidad que puedas explicar con detalle en dónde radican tus problemas.

¿Tenés dificultades para la pronunciación? ¿Te falta vocabulario a la hora de comunicarte? ¿Te cuesta mucho escribir en la lengua de Marco Polo?

Poder tener esta charla previa con el docente es fundamental para que puedan alinearse antes de empezar a trabajar juntos. Esto le permitirá al profesor preparar sus clases de italiano en función de tus necesidades puntuales.

¿Mejor elegir  un autodidacta o a un profesor recibido?

En el mismo momento en el que te pongas a buscar un profesor de italiano te vas a dar cuenta que la oferta es más que interesante.

Con solo revisar sus perfiles vas a poder constatar que la mayoría de los profesores que ofrecen clases particulares de italiano son docentes recibidos. Pero también existen personas sin títulos universitarios que pueden ayudarte a alcanzar tu meta de perfeccionarte -o aprender desde cero- el italiano.

Por ejemplo, estudiantes avanzados de las carreras de traductorado o profesorado de italiano. También existen perfiles especializados en literatura italiana con conocimientos en esta lengua listos para ayudarte a mejorar tus competencias lingüísticas.

Por otra parte, uno de los perfiles más demandados cuando se trata de aprender un idioma nuevo son los nativos. Estas personas, además de ser bilingües, cuentan con otra ventaja que los distingue del resto de los profesores particulares: conocen como nadie la cultura italiana, con sus tradiciones y costumbres.

Esto puede resultarte particularmente interesante si estás por viajar a Italia y querés aprender el idioma de Marco Polo para comunicarte mejor en tu día a día.

¿Qué método utiliza tu profesor de italiano?

Antes de decidirte por un profesor particular de italiano es normal que te intereses por el método de enseñanza que utiliza en sus clases.

Hay docentes privados que se sienten atraídos por diferentes recursos online disponibles para aprender un idioma y los utilizan en sus cursos como una herramienta más para captar la atención de sus estudiantes. Por ejemplo, están quienes les proponen a los estudiantes mirar extractos de películas o series como disparadores de la lección. Ya sea para debatir un tema o entrenar el oído para mejorar su comprensión oral.

En esta misma línea, son muchos los docentes que hoy les recomiendan a los alumnos que practiquen por fuera de las clases con aplicaciones y plataformas webs especializadas en idiomas.

Si Internet es tu aliado para aprender nuevos temas, probablemente un profesor aggiornado con las nuevas tecnologías va a ser la mejor opción.

Hay muchos profesores que ofrecen clases a distancia con un curso de italiano online.

aplicaciones para aprender italiano No dudes en usar los recursos online para practicar italiano

En cambio si sos de la vieja escuela probablemente te convendrá elegir un profesor que trabaje con formatos más tradicionales (fotocopias de manuales, libros, etc).

Obviamente, y una vez más, para elegir al mejor profesor vas a tener que definir de antemano cuál es tu objetivo a la hora de tomar clases.

Si solo te interesa mejorar la expresión oral es mejor que consigas un profesor que ya cuente con experiencia en este ámbito. Y, en cambio, si estás preparando un examen quizás te convenga buscar a un docente especializado en letras o una disciplina similar.

Descubrí los recursos disponibles para practicar italiano después de tus clases particulares…

No te quedes con el más barato

A la hora de contratar los servicios de un profesor particular son muchos los que cometen el error de quedarse con el docente que ofrece el valor por hora más bajo. Pero, como reza el dicho, lo barato sale caro y esta decisión puede entorpecer tus planes de aprender italiano.

La mayoría de las veces los profesores que cuentan con un título que los avala cobran sus clases más caras que los estudiantes y autodidactas. Es matemática pura: ellos invirtieron tiempo -y dinero- en capacitarse para ser mejores profesionales.

Por eso, a la hora de elegir a un profesor particular, te recomendamos que no te dejes llevar solamente por el precio de su hora.

Aprender italiano -o cualquier materia- de la mano de un profesor calificado puede ser la mejor inversión.

Además, de la mano de un docente con experiencia te va a resultar más fácil alcanzar tus metas. Ellos saben cómo adaptar el plan de estudio a las necesidades de cada alumno y eso va a hacer que avances más rápido y, al final del camino, necesites menos cantidad de lecciones para alcanzar tu objetivo.

aprender italiano Inclinarse por la opción más económica no siempre es una buena idea

Además, muchas veces los propios profesores particulares ofrecen precios más bajos por hora cuando las clases se realizan bajo otros formatos diferentes a los tradicionales. Puede ser, por ejemplo, clases particulares por cámara web o incluso grupales.

Estas últimas opciones te permitirán abaratar costos y aprender con la supervisión de docentes con títulos que los respaldan.

¿Nativo o no nativo?

Otra de las preguntas más frecuentes que aparecen a la hora de buscar clases particulares de cualquier idioma: «¿me conviene que mi profesor sea nativo o no?»

La realidad es que no hay una única respuesta…Los dos perfiles tienen ventajas.

En el caso de los profesores nativos están familiarizados con la gramática, por  lo que sus clases suelen ser más descontracturadas. Ante la gran mayoría de las consultas de sus alumnos, no necesitan estar fijándose en el manual o diccionario porque hablan el italiano desde que nacieron.

Además, hay una realidad: nadie puede enseñarte mejor el italiano coloquial (el que se habla en las calles) que una persona que nació en ese país. Esto es ideal, por ejemplo, si estás pensando en hacer un intercambio universitario o planificando un viaje de trabajo.

Pero también es cierto que muchos de los profesores nativos que ofrecen clases particulares de italiano no cuentan con títulos de docencia que avalen su experiencia. Muchos de ellos son estudiantes que ven en las clases privadas de italiano una salida laboral.

En el caso de los profesores de italiano no nativos,  aunque no todos, una gran mayoría cuenta con títulos terciarios o universitarios relacionados con la docencia. Aunque muchos son bilingües, el italiano no es su lengua materna por lo que las dudas (sobre gramática, conjugación, etc) pueden surgirles también a ellos mientras enseñan.

Esto último generalmente provoca que las clases sean un poco menos relajadas. Los docentes suelen estar mucho más atentos a lo que enseñan para no transmitir conocimientos erróneos. La ventaja es que como ellos mismos -una vez más, en la gran mayoría de los casos- fueron estudiantes pueden empatizar más fácilmente con sus alumnos.

Como podés ver no es que un perfil sea mejor que el otro, sino que son absolutamente complementarios. Podés tomar clases con un no nativo cuando quieras asentar las bases de gramática y más adelante mejorar tu conversación con un nativo.

Dónde encontrar un buen profesor de italiano

Si ya te decidiste por el tipo de profesor particular que querés para mejorar en el idioma de Dante es hora de que empieces a comparar perfiles. ¿Y qué mejor lugar para hacerlo que Internet? En plataformas como Superprof vas a encontrar docentes con diferentes trayectorias listos para ayudarte a mejorar tu nivel en esta lengua apasionante.

Además de filtrar por la materia que querés aprender, vas a tener que indicar dónde te encontrás: puede ser tu dirección, ciudad o barrio. Así, vas a poder estudiar con detenimiento los diferentes docentes privados disponibles cerca de tu zona.

Pueden ser estudiantes avanzados de una carrera relacionada con el italiano (traductorado, profesorado, letras); nativos (profesores con título o sin él); autodidactas e incluso profesores de italiano (de primario, secundario, universitario, etc).

Otro consejo útil antes de elegir a tu profesor particular de italiano es fijarse en su perfil con qué nivel están acostumbrados a trabajar. Hay profesores que tienen más experiencia con los más chicos y otros que se sienten únicamente cómodos trabajando con adultos.

Por eso, antes de tomar esta decisión no dejes de revisar su trayectoria (académica y profesional), método de enseñanza empleado, nivel con el que trabaja y su precio por hora. Con toda esta información en tus manos vas a poder elegir con mayor facilidad al docente que mejor se ajuste a tus expectativas.

Dónde poner anuncios para encontrar clases de italiano

No hay dudas de que Internet es un gran aliado a la hora de salir a buscar a un profesor de italiano. Pero si no te sentís cómodo con las nuevas tecnologías también podés recurrir a otras técnicas. Por ejemplo, buscar recomendaciones entre tus amigos y conocidos.

El famoso»boca en boca» es más que eficaz cuando se trata de contratar los servicios de un profesional de la enseñanza.

Las redes sociales (principalmente Facebook, Instagram o Twitter) también ayudan cuando se trata de hacer correr la voz. No dejes de publicar posteos en estos canales avisando que estás en la búsqueda de profesor particular de italiano. Muchas veces, la persona menos pensada puede ayudarte a alcanzar este objetivo o conoce a alguien que se dedica a la enseñanza de este idioma apasionante.

 

 

 

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo tiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…
avatar