Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Conocé cuáles son las competencias básicas para mejorar tu inglés en el trabajo

Publicado por Juliana, el 16/09/2019 Blog > Idiomas > Inglés > Nivel necesario para tener un inglés profesional

Más que el nivel de los exámenes, hablar el inglés de negocios supone todo un valor añadido para cualquier CV. A la hora de contratar a alguien dentro de una empresa multinacional, tener cultura angloparlante es fundamental. De este modo, dentro del contexto de la globalización y de los intercambios comerciales, el inglés se ha convertido en LA LENGUA DE REFERENCIA dentro del ámbito profesional.

Desde el directivo hasta el empleado que recién ingresa, pasando por el encargado de Recursos Humanos, todos los empleados de una empresa deben enfrentarse con éxito a la práctica de la lengua de Shakespeare.

Incluso, la fluidez en el inglés está adquiriendo cada vez más importancia como criterio de contratación. En efecto, un candidato, para un puesto calificado que domine el inglés profesional, presentará más posibilidades de que sea contratado que el resto de candidatos que compiten con él.

Si te acabas de recibir, buscás cambiar de puesto de trabajo o de carrera profesional… debés conocer las expectativas de las empresas con respecto al inglés profesional, un nivel totalmente diferente al impartido en las clases de inglés.

En este artículo, Superprof se propone darte algunas directrices sobre el nivel de competencia lingüística necesario para adquirir un inglés profesional.

¿Cuáles son las implicancias del inglés profesional?

El inglés profesional o de los negocios es totalmente diferente al que se aprende en la enseñanza secundaria. Por supuesto, la gramática inglesa, los verbos irregulares o los modales no cambian.

Manejar a la perfección el inglés te permite ampliar los horizontes laborales.

No obstante, el vocabulario es mucho más técnico. Esta tecnicidad léxica es evidentemente en relación con el sector en el que te muevas. Los giros idiomáticos serán más corteses y precisos que lo que hayas visto en el secundario.

Si te mueves en un ambiente profesional, son muchas las situaciones en las que tendrás que hablar inglés. Entre las tareas que podés desempeñar, encontrarás:

  • Atender una llamada de un cliente extranjero.
  • Asistir a una reunión con clientes de un país anglofóno.
  • Redactar una carta comercial en inglés.
  • Transcribir una conferencia.
  • Procesar un correo electrónico, etc.

En la actualidad, tener que comunicarse en inglés en el entorno del trabajo es cada vez más frecuente (e incluso, en ocasiones, obligatorio) y hablar un inglés profesional implica muchas ventajas. Eso sí, tené en cuenta que las competencias lingüísticas requeridas dependerán del puesto que desempeñes.

Sin embargo, será necesario (incluso indispensable) perfeccionar y mejorar tu inglés profesional, para estar en consonancia con las perspectivas de evolución de tu empresa.

«Saber inglés es de suma importancia para la sociedad actual, tanto desde el punto de vista académico, como laboral», de acuerdo con NOTICIAS UNIVERSIA.

En efecto, dichas perspectivas están orientadas, hoy en día, muy a menudo al ámbito internacional.

A diferencia del inglés que se enseña en los entornos académicos (colegios, institutos, academias, escuelas de idiomas, etc.), el inglés de los negocios o el inglés comercial es más directo, pragmático y distinguido.

Puede decirse que el inglés de los negocios presenta una doble competencia:

  • Un vocabulario específico a la profesión y al sector de actividad.
  • Un nivel de competencias comunicativas necesario en el trabajo diario.

Informate sobre los beneficios de tener un óptimo nivel de inglés profesional

Para aprender el inglés comercial (Business English), es esencial adquirir un excelente nivel de comunicación oral, puesto que no se trata de un inglés literario ni escrito.

Poder hablar inglés con fluidez te permite multiplicar las opciones de encontrar trabajo y te ayuda a sentirte cómodo en todos los contextos profesionales.

La persona que habla inglés de manera fluida puede, de hecho, negociar tarifas, mercados o contratos comerciales ante una reunión de anglófonos nativos y socios o clientes extranjeros (alemanes, suizos, holandeses, rusos, chinos, coreanos, etc.). Además, ser bilingüe en inglés puede ayudarte a ganar en eficiencia y ser más audaz.

Por otra parte, un proveedor de servicios, en la actualidad, incluso independiente, no puede trabajar sin el inglés. En todo caso, hablar inglés con fluidez le abre puertas a un mercado que cuenta con más de 1000 millones de posibles clientes de habla inglesa.

Por ejemplo, el empleador asignará más tareas a un ejecutivo anglófono que a un empleado que no tenga un gran domino del inglés. ¿Por qué? Porque el primero será mucho más rentable: no habrá que contratar a un intérprete, un traductor o un corrector de pruebas.

Asimismo, la cantidad de documentos transmitidos e intercambiados en un inglés impecable aumentará la profesionalidad y la seriedad de la empresa. Esto supondrá una mayor fuente de ingresos, un posible ascenso en la jerarquía de empresa con mayor rapidez y más responsabilidades y, por lo tanto, un aumento salarial para la persona bilingüe.

«Para conseguir un mejor trabajo, acceder a más y mejor información o poder viajar tranquilamente y evitar los problemas de comunicación, hoy en día, aprender una segunda lengua es casi imprescindible», se puede leer en CLARÍN.

La ley del mercado laboral suele ser dura. A menudo, encontramos cientos de candidatos para un único puesto, por lo que si alguien envió el CV en inglés y habla en inglés como segundo idioma, tendrá muchas más oportunidades de obtener el puesto de trabajo.

En el mundo anglosajón, hablar inglés será aún más importante que la acumulación de títulos y diplomas, ya que los empleadores suelen valorar más la experiencia y la voluntad de trabajar que la formación.

Descubrí las profesiones en las que el manejo del inglés es un requisito

Actualmente, en la mayoría de profesiones, se necesitan conocimientos mínimos de la lengua inglesa. No obstante, existen ciertos sectores en los que el dominio del inglés ha de ser más sólido y el vocabulario comercial más extenso: contabilidad, comercio, comercio electrónico, finanzas, recursos humanos, seguros, informática, derecho, producción, marketing, construcción, mundo inmobiliario, mercado bursátil, transportes, etc.

Saber inglés para aspirar a un puesto directivo

La profesión de directivo es seguramente una en las que más útil resulta ser bilingüe. Se cree que 9 de cada 10 directivos se ha visto confrontados a una lengua extranjera durante su carrera. Y en el 99 % de los casos, se trataba del inglés.

«En nuestro país, mejorar las aptitudes laborales es uno de los grandes motores de la difusión del inglés entre los adultos», según LA NACIÓN

En el seno de una multinacional, muchos actores internacionales se mueven en el contexto de las relaciones con los clientes, las relaciones con los medios de comunicación, las búsquedas de socios, los intercambios con las empresas subsidiarias, con abogados, con tribunales, bancos, relaciones diplomáticas e intergubernamentales, etc. Ello conlleva videoconferencias y un elevado nivel de conversación en inglés.

Entonces… ya seas directivo o estés a punto de serlo, es el momento de aprender la lengua inglesa o de mejorar tus conocimientos.

El inglés para trabajar en el sector de turismo

Si trabajás en el sector turístico, tendrás que hablar inglés en innumerables ocasiones. Los profesionales de la hotelería están constantemente en relación con turistas de todos los países.

A la hora de trabajar en el área turística, es imprescindible el manejo del inglés.

Si sos guía turístico, tenés que practicar tu inglés de forma intensiva. Frente a un grupo mixto en el que se codean diferentes nacionalidades, el inglés se empleará como la lengua común. Por consiguiente, tendrás que ser capaz de desenvolverte en inglés con visitas que podrán durar hasta varias horas.

El inglés como herramienta para la Web

El inglés es definitivamente la lengua universal de Internet.

¿Sos programador web, posicionador SEO, community manager o trabajás en una empresa especializada en las nuevas tecnologías?

Si tu respuesta a la pregunta de antes es «sí», estarás entonces, en contacto permanente con la lengua inglesa y tendrás que ser capaz de comprender el vocabulario técnico inherente a la era digital.

Ya se trate de códigos o de referencias, la mayoría de los términos empleados por los profesionales de Internet proviene del inglés.

Incluso, en el ámbito del marketing y la comunicación, cada vez, se utilizan más expresiones en inglés.

Como apunte, el término «Internet» es un anglicismo per se. Se trata de la contracción de dos palabras en inglés: «international» y «network».

Además, hay que decir que en el mundo de Internet, es común hacer malabares con las palabras en inglés. A la cultura angloparlante le encanta las abreviaturas que interfieren en todas las conversaciones en inglés dentro de las empresas argentinas.

El mundo «corporativo» de la empresa adopta numerosos códigos sociales, importados de la cultura anglosajona: «actitud positiva», «learning by doing», expresiones idiomáticas como «DND» (Do not disturb: no molestar) o «ASAP» (As soon as possible: tan pronto como sea posible)…

Por lo tanto, será preciso ganar confianza en uno mismo y tener sólidas bases en inglés para poder desenvolverse bien en este medio.

¿Cómo evaluar tu nivel de inglés profesional?

Valorar tu nivel en lengua extranjera puede parecer complicado, sobre todo, en el momento de redactar tu CV.

Sin embargo, el Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas (MCER) permite guiar dicha evaluación. Tus competencias en inglés se situarán en una escala que va del A1 (elemental) al C2 (avanzado).

Los exámenes oficiales de inglés te permiten mejorar tus posibilidades laborales.

Sin embargo, efectuar una autoevaluación no es suficiente.

Los exámenes de posicionamiento en inglés para adultos, reconocidos por las empresas, permiten certificar este nivel, teniendo en cuenta tu futuro o presente empleo.

Prepará esta evaluación siguiendo una formación especializada. Existen numerosas posibilidades para prepararse. A continuación, te las detallamos.

El TOEIC

Seguramente, el más conocido de todos, el TOEIC (Test Of English for International Communication) evalúa, en base a 200 preguntas con respuesta múltiple, la aptitud de personas no anglófonas para hablar la lengua.

A diferencia del TOEFL, que se basa en conocimientos más académicos, el «TOEIC Listening and Writing» evalúa las competencias de la expresión escrita y oral en un contexto profesional.

Se te atribuye un nota que va de 10 a 990, en función de tu nivel, al cabo de esta prueba que dura dos horas.

El BULATS

El BULATS (Business Langage Testing Services) es un examen que proviene de la Universidad de Cambridge y que permite evaluar también tu nivel en un contexto profesional.

Esta prueba muy completa calcula tus capacidades en comprensión y expresión oral y escrita. Se evaluará, por lo tanto, tu aptitud a la hora de hablar inglés comercial.

A diferencia del TOEIC, existe también una versión por ordenador. La duración del examen varía en función de las opciones que elijas. Tu puntuación se basará en una nota que va del 1 al 100.

Cualquier candidato que aspire a un puesto de responsabilidad de carácter internacional podrá tomar clases de inglés, para beneficiarse de un plan de formación en inglés profesional de calidad.

El candidato adquirirá el nivel y las competencias necesarias para desenvolverse en un gran número de situaciones de la vida profesional:

  • Escribir informes en inglés.
  • Llamar a clientes en el extranjero.
  • Participar en reuniones con compañeros de trabajo.
  • Negociar las cláusulas de un contrato.
  • Gestionar una situación conflictiva.

El BEC

Al igual que el BULATS, el BEC proviene de la Universidad de Cambridge.

Se trata de una serie de tres exámenes independientes que acreditan tus conocimientos de inglés profesional. Te permitirá, sobre todo, trabajar en el extranjero o en colaboración con organismos internacionales. Suele estar relacionado, principalmente, con las profesiones administrativas y comerciales y, en general, con los directivos.

Mientras que la duración de validez de un test es de dos años, la del examen BEC es indeterminada.

¿Cuáles son las formas de optimizar tu inglés profesional?

Ya seas casi experto o tengas un nivel de inglés elemental, es útil progresar en inglés para avanzar en el ámbito profesional.

Hay que saber que existen numerosos métodos para aprender inglés de forma gratuita: ver películas en V.O., hacer cursos en línea, aprender el inglés comercial en la BBC (Talking Business)…

Antes de una entrevista laboral

Si estás buscando trabajo, es importante que sepas que se ha extendido la práctica de realizar una entrevista en inglés en la fase de contratación.

Podés empezar ya a repasar las bases fundamentales de la lengua haciendo ejercicios de gramática. Existen numerosas pruebas de inglés en línea.

Practicar ingles regularmente es la manera más eficaz de expresarse correctamente.

No dudes en:

  • Tomar clases de inglés profesional con un profesor particular (como en Superprof).
  • Hacerte ayudar por una persona bilingüe de tu entorno.
  • Descargar una aplicación móvil para aprender inglés.
  • Ver películas en versión original.

Tenés que prestar especial atención a la elaboración de tu CV. Mencioná las estancias lingüísticas que hayas realizado en el extranjero: aportarán un valor añadido a tu trayectoria profesional.

Aprovechá para preparar el examen de inglés que más se adapte a tu situación. La puntuación que obtengas desempeñará seguramente un papel de trascendencia en tu futuro empleo.

Estudiar inglés en el trabajo

Dentro del contexto empresarial, muchas compañías invierten en la capacitación de idiomas de sus colaboradores. Es una forma de garantizar el desarrollo de su capital humano y trabajar por la satisfacción del empleado. Este estará más motivado y podrá ser más funcional a la compañía. 

Algunas empresas brindan a sus trabajadores la posibilidad de aprender inglés.

Esta herramienta permite seguir una formación o adquirir los conocimientos de base. 

Ya sea que trabajes en un banco de inversiones, una multinacional de energía nuclear, un gran grupo de telecomunicaciones o de prensa… cada empresa tiene su propio vocabulario en inglés.

El programa de formación en inglés comercial suele estar diseñado para satisfacer las necesidades y requisitos de un entorno empresarial determinado en un momento concreto.

¿Por qué no aprovechar esta oportunidad para efectuar una formación lingüística?

El aprendizaje de un idioma es una gran ventaja

Profundizá en tu aprendizaje de inglés. Esto puede suponer para vos un auténtico impulso para tu carrera y también, generará una fuente de ingresos más elevados.

Independientemente del sitio en el que vivas, es bastante sencillo encontrar profesores de inglés (por ejemplo, en la plataforma online de Superprof) y obtener una formación en línea gracias al e-learning.

Si deseás progresar en tu empresa o en tu carrera, no olvides que el inglés puede ser tu mejor aliado.

¡Podrás incluso irte a trabajar a Londres, Nueva York, Toronto, Sidney, Singapur o Taipéi!

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo tiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…
avatar