Una persona vegana difiere de la vegetariana, no solo en su elección de los alimentos que come. El vegetarianismo es una cuestión meramente alimenticia, el veganismo es una concepción de vida, una filosofía. Ser vegano es más que no comer alimentos de origen animal -como carne, leche, huevos y manteca-, sino que también implica evitar todo tipo de producto en el que se haya dañado de alguna manera la vida de un animal.

De esta manera, los veganos no se permiten el consumo de cosméticos, ropa, calzado, artículos de higiene y cualquier otro que contenga materias primas de origen animal o haya sido testeado en un animal.

El propósito del movimiento vegano busca, según explica la Unión Vegana Argentina, abolir la matanza y explotación de animales por cualquier fin y luchar contra el especismo, además de eliminar el hambre en el planeta, fomentar una alimentación saludable y evitar la contaminación ambiental. De esta forma, el objetivo es que los seres humanos no utilicen a los animales para obtener un rédito económico.

Ahora bien, ¿qué impacto tiene en la vida seguir una alimentación basada en legumbres, vegetales, frutas y semillas y alejada completamente de los productos animales? ¿Cómo armar una dieta equilibrada en proteínas, aminoácidos, calcio, omega 3 y otras vitaminas indispensables para el buen funcionamiento del cuerpo? ¿Cómo cuidar la salud con una dieta vegana? En este artículo de Superprof abordamos estos interesantes puntos.

Los mejores profesores de Cocina disponibles
Karen
5
5 (9 opiniones)
Karen
$450
/h
Gift icon
¡Ofrece clase de muestra!
Enmanuel
5
5 (3 opiniones)
Enmanuel
$750
/h
Gift icon
¡Ofrece clase de muestra!
Julian
4,8
4,8 (5 opiniones)
Julian
$1200
/h
Gift icon
¡Ofrece clase de muestra!
Andrea rosana
5
5 (8 opiniones)
Andrea rosana
$300
/h
Gift icon
¡Ofrece clase de muestra!
Lucas
5
5 (5 opiniones)
Lucas
$800
/h
Gift icon
¡Ofrece clase de muestra!
Vero
5
5 (4 opiniones)
Vero
$1500
/h
Gift icon
¡Ofrece clase de muestra!
Marco
5
5 (5 opiniones)
Marco
$700
/h
Gift icon
¡Ofrece clase de muestra!
Maria belen
Maria belen
$1200
/h
Gift icon
¡Ofrece clase de muestra!
Karen
5
5 (9 opiniones)
Karen
$450
/h
Gift icon
¡Ofrece clase de muestra!
Enmanuel
5
5 (3 opiniones)
Enmanuel
$750
/h
Gift icon
¡Ofrece clase de muestra!
Julian
4,8
4,8 (5 opiniones)
Julian
$1200
/h
Gift icon
¡Ofrece clase de muestra!
Andrea rosana
5
5 (8 opiniones)
Andrea rosana
$300
/h
Gift icon
¡Ofrece clase de muestra!
Lucas
5
5 (5 opiniones)
Lucas
$800
/h
Gift icon
¡Ofrece clase de muestra!
Vero
5
5 (4 opiniones)
Vero
$1500
/h
Gift icon
¡Ofrece clase de muestra!
Marco
5
5 (5 opiniones)
Marco
$700
/h
Gift icon
¡Ofrece clase de muestra!
Maria belen
Maria belen
$1200
/h
Gift icon
¡Ofrece clase de muestra!
Allá vamos

El aspecto ético del veganismo

Como dijimos antes, ser vegano implica querer que la explotación animal sea abolida y, por lo tanto, no participar en ninguna clase de actividades de este tipo. ¿Cómo surgió? El concepto nació hace ya varios años -en 1944-, como forma de diferenciarse del vegetarianismo. Ese año, el defensor de los derechos de los animales de origen inglés, Donald Watson, junto con su esposa Elsie Shrigley y cuatro compañeros que compartían el gusto por las dietas vegetarianas estrictas pensaron que era necesario pensar un término que les permitiera diferenciarse de los vegetarianos.

Así, pensaron en la palabra vegan (en inglés), que es la abreviación del vocablo vegetarian (vegetariano en inglés).

Los veganos comparten una ética intachable: el amor a los animales. Estos seres vivos son la razón que mueve todas sus acciones, siendo un movimiento que aboga por la erradicación del maltrato animal en todas sus formas. Por eso, no solamente se oponen al consumo de carne -de vaca, pollo, pescado-, y de sus derivados -leche, huevos, lácteos, miel, etc.- en su alimentación, sino que tampoco utilizan productos derivados de la matanza o explotación de animales, como lana, seda, cuero, productos cosméticos y de cuidado personal, entre otros.

¡No al maltrato animal!
Los veganos abogan por la erradicación del maltrato animal en todas sus formas.

También rechazan la utilización de animales para el entretenimiento, como en los zoológicos, acuarios, carreras, exposiciones, ferias, corridas de toros, etc.

La ética vegana se pregunta: ¿por qué produce rechazo y es mayoritariamente repudiado el maltratar o matar un perro o un gato y no a una vaca o un cerdo? ¿No son ambos animales que sufren de la misma manera? Como respuesta a estos razonamientos, las personas veganas abogan por que los animales dejen de ser considerados objetos de consumo para el ser humano.

Claro que el proceso no es sencillo. En primer lugar, hay que pensar en los motivos que pueden mover a las personas a convertirse en veganas: convicción religiosa, problemas de salud, amor a los animales, son algunas de las razones más habituales. Luego, pensar que no todos los seres humanos son iguales, lo que hace que los pasos que cada uno de ellos siga no sean exactamente iguales. Algunas personas realizan un cambio de vida drástico, mientras que otras requieren de un proceso de pasos más espaciados.

En cualquier caso, convertirse a una nutrición vegana requiere consultar al médico para que evalúe el estado de salud general y sugiera los ajustes en la comida que sean necesarios para mantener la salud. En algunos casos el médico puede recetar suplementos de vitaminas, aminoácidos y otros nutrientes, como el omega 3, el calcio y el hierro, para asegurar que el cuerpo recibe la cantidad necesaria de estos nutrientes para funcionar correctamente.

También es conveniente pedirle a un nutricionista que prepare una dieta balanceada, que asegure la cantidad de proteína, calcio, hierro y vitamina diaria.

Aprendé todo lo que tenés que saber sobre las dietas veganas y vegetarianas.

Aporte del veganismo a una mejor calidad de vida

La dieta vegana está estrechamente relacionada a un mejor estado de salud. Sus platos están basados en verduras, frutas, frutos secos, semillas y granos, como arroz, lentejas, soja y otras legumbres y cereales; que son alimentos saludables y aconsejados para un buen funcionamiento del organismo. Se utiliza aceite vegetal en lugar de grasas animales y proteínas vegetales, como el tofu, que es bajo en grasas perjudiciales.

Además, las dietas vegetarianas y veganas se alejan de alimentos procesados, la comida rápida y los platos con alto contenido graso; que son responsables de afecciones como colesterol, diabetes, hipertensión y obesidad, principales responsables de los problemas cardiovasculares.

Frutas y verduras, ricas en vitaminas esenciales.
¡Cambiá a las frutas y verduras y pasate a una alimentación rica en vitaminas esenciales.

Como segundo beneficio está el hecho que los alimentos vegetales son generalmente más fáciles de digerir, por lo que seguir una dieta vegana contribuye a evitar trastornos digestivos y gastrointestinales, como el estreñimiento. Y algo similar ocurre con la piel, el cabello y las uñas: al comer una adecuada cantidad de frutas y verduras todos los días se consumen vitaminas y minerales esenciales para evitar el envejecimiento prematuro ¡sin necesidad de suplementos!

¡Ojo! El mero hecho de seguir una dieta sin carne no es sinónimo de salud. Pero, es un hecho que las personas veganas suelen tener una gran conciencia de seguir una nutrición equilibrada y saludable, y se preocupan no solo por seguir recetas fáciles para conseguir platos ricos, sino que también piensan en los beneficios que los alimentos dan al cuerpo.

Como vemos, son varios los motivos que pueden impulsarte a cambiar tu estilo de vida y convertirte en vegano. Lo importante es no esperar que el acostumbramiento venga de golpe, sino ir día a día, paso a paso.

Si la carne de vaca, pescado, cerdo, pollo u otros animales estaba muy presente en tu dieta, puede ser un verdadero desafío acostumbrar al paladar y al cuerpo a nuevos sabores. Lo importante al inicio del proceso es armar un plan de alimentación saludable que contenga: proteína vegetal, hierro, calcio y adecuados niveles de vitamina. La proteína es uno de los nutrientes que tendrás que asegurarte de conseguir en suficiente cantidad.

Para reemplazar a las proteínas animales y los huevos, incorporá a tus platos preparaciones hechas con porotos de soja o tofu, lentejas, arroz y otras legumbres, cereales, semillas y frutos secos.

¿Querés obtener más ideas para tu dieta vegana o vegetariana? Leé las recetas de platos veganos argentinos que recopilamos para vos. También practicá los postres argentinos más ricos en versión vegana. ¡Para chuparse los dedos!

Leche de almendras, reemplazo de la leche animal.
Leche de almendras, reemplazo a la leche animal más usado.

Un medioambiente más sano, gracias a los veganos

El ecosistema es otro de los sectores afectados por la industria alimentaria, como es el caso de la ganadería ambiental. También es gran responsable de la contaminación vertida en el planeta la industria de la moda, en la que se gastan miles de millones de litros de agua y se contamina el aire y la tierra con productos químicos, entre otros efectos negativos.

Según la organización Greenpeace, la producción de carne es responsable del 14,5% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero y, si se incluye al sector agrícola, ambos suman el 24% de la contaminación. Un cambio en las dietas alimentarias y en los modelos productivos pueden contribuir a disminuir estos valores. Este objetivo es realmente relevante, si se tiene en cuenta que, con el paso de los años, crece cada vez más el impacto negativo en el planeta que producen las emisiones de residuos y gas que producen los animales criados para consumo y el transporte desde los centros de producción hasta los de consumo.

Además, la ganadería es una de las principales responsables del aumento de la deforestación y del derroche de mucha agua potable. La alimentación vegana, por su parte, tiene una menor huella hídrica y su huella de carbono es 2,5 veces más pequeña.

Para contribuir al cambio, los veganos y vegetarianos suelen tener conciencia sobre los procesos de producción de los alimentos que eligen, y priorizan las iniciativas de producción orgánicas o agroecológicas. Esos alimentos, no solo son una sabrosa fuente de vitamina, proteína, aminoácidos y otros nutrientes indispensables para la vida, sino que cuidan mejor al medioambiente. Aceite, arroz, soja, semillas, legumbres, frutos secos... cada vez hay más producción orgánica de estos productos.

Si bien los cambios cuestan esfuerzo, es posible cocinar todos los días comida vegana casera y rica, sin necesidad de recurrir a las carnes, los lácteos y los huevos. ¡Solo es cuestión de sacarse de encima el prejuicio y probar!

>

La plataforma que conecta profes particulares y alumnos

1era clase gratis

¿Te gustó este artículo? ¡Puntualo!

5,00 (1 nota(s))
Loading...

Valeria

Periodista y redactora de contenidos. Mi tiempo libre se lo dedico a viajar y a mi hobbie: diseñar los zapatos más lindos del mundo ;)