Aunque se crea que el inglés es la única herramienta indispensable para insertarse en el mundo de los negocios, cada vez son más las empresas que buscan empleados que hablen el idioma de Victor Hugo. Esto explica, en parte, porque crece la cantidad de estudiantes o jóvenes profesionales que salen a la búsqueda de clases de francés.

Si sos profesor de este idioma apasionante (estudiante avanzado, recibido del profesorado o nativo) es importante que des clases efectivas que hagan que tus alumnos no quieran dejar de tomarlas con vos.

Para eso, es necesario optimizar tus lecciones de manera constante para no quedarte nunca desactualizado.

Si necesitás algunos tips para lograr esta meta, ¡seguí leyendo!

Los mejores profesores #DE#Francés disponibles
¡Ofrece clase de muestra!
Claudia
5
5 (20 opiniones)
Claudia
$500
/h
¡Ofrece clase de muestra!
Emilie
4,9
4,9 (11 opiniones)
Emilie
$1009
/h
¡Ofrece clase de muestra!
Vilma
5
5 (10 opiniones)
Vilma
$700
/h
¡Ofrece clase de muestra!
Mónica mendoza segovia
5
5 (11 opiniones)
Mónica mendoza segovia
$400
/h
¡Ofrece clase de muestra!
Griselda
4,9
4,9 (8 opiniones)
Griselda
$500
/h
¡Ofrece clase de muestra!
Sol
5
5 (8 opiniones)
Sol
$800
/h
¡Ofrece clase de muestra!
Lucía
4,9
4,9 (17 opiniones)
Lucía
$600
/h
¡Ofrece clase de muestra!
Erik
5
5 (4 opiniones)
Erik
$700
/h
¡Ofrece clase de muestra!
Claudia
5
5 (20 opiniones)
Claudia
$500
/h
¡Ofrece clase de muestra!
Emilie
4,9
4,9 (11 opiniones)
Emilie
$1009
/h
¡Ofrece clase de muestra!
Vilma
5
5 (10 opiniones)
Vilma
$700
/h
¡Ofrece clase de muestra!
Mónica mendoza segovia
5
5 (11 opiniones)
Mónica mendoza segovia
$400
/h
¡Ofrece clase de muestra!
Griselda
4,9
4,9 (8 opiniones)
Griselda
$500
/h
¡Ofrece clase de muestra!
Sol
5
5 (8 opiniones)
Sol
$800
/h
¡Ofrece clase de muestra!
Lucía
4,9
4,9 (17 opiniones)
Lucía
$600
/h
¡Ofrece clase de muestra!
Erik
5
5 (4 opiniones)
Erik
$700
/h
1era clase gratis>

Ser organizado

Hay una realidad y es que sin organización tu emprendimiento de profesor particular independiente difícilmente logre prosperar.

nene leyendo
Para dar clases particulares de francés a los más chicos es necesario incorporar recursos lúdicos

Para dar buenas clases (y conseguir alumnos) tenés que ser metódico. Algunos consejos en este sentido:

  • Prepará tus clases con anticipación. Fotocopiá/imprimí el material que vayas a utilizar en clases, asegurate de contar con el material audiovisual necesario, etc).
  • Tené toda la información básica de tus alumnos a mano. Anotá en un cuaderno el nombre completo de cada alumno, su nivel, dirección, teléfono, etc.
  • Buscá en Internet recursos creativos para integrar a tus lecciones. Innová de manera constante para que tus alumnos no pierdan la motivación.
  • Evalúa a tus estudiantes de manera regular. Así se tomarán en serio las lecciones y se sentirán obligados a repasar lo aprendido.

Estos son los estudios que necesitás para ser profesor particular de francés...

No dejes de capacitarte

Aún si tenés un nivel avanzado de francés o sos nativo, siempre existen formaciones disponibles para que mejores como profesor particular de francés. Esto, sin dudas, es un gran paso si buscás optimizar tus clases.

Podés tomar cursos cortos o intensivos que te ayuden a convertirte en un mejor tutor de francés, pero también tenés la posibilidad de anotarte en la facultad para sumar saberes específicos. Por ejemplo, una Licenciatura en Literatura Francesa o Profesorado.

Los alumnos valoran a los docentes con títulos y esto, además, puede abrirte nuevas oportunidades laborales.

Otra opción interesante especialmente para aquellos con un nivel de francés a perfeccionar es la de realizar una estancia lingüística en algún país francófono. Estas inmersiones en la cultura y lengua francesa pueden ayudarte a progresar de manera exponencial en el idioma de Balzac, ¡y en muy poco tiempo!

Adaptarse a las necesidades del alumno

A la hora de dar clases particulares, no te olvides que no alcanza con ser organizado. Para que tu método dé frutos, también tenés que ser empático. En este sentido es importante que estés en todo momento atento a las demandas de tus alumnos.

Esto puede variar tu estructura de clases, pero hacer cambios sobre la marcha vale la pena si es para que tus estudiantes se comprometan aún más con las lecciones.

Por ejemplo, no dejes de detener la clase cuando veas que los alumnos no entendieron algo. Tampoco dudes en preguntar (al final de la lección) si les pareció interesante la propuesta que llevaste ese día a la clase.

Sumar nuevos soportes puede ser una excelente manera de atraer la atención de quienes tenés frente tuyo. Innovar es necesario para que el alumno renueve su interés por tus clases semana tras semana.

clases particulares
Cada estudiante tiene necesidades diferentes. Conocerlas te ayudará a dar mejores clases

Si tenés un estudiante joven apasionado por la música, ¿por qué no escuchar en las clases alguna canción de una banda francófona?

Repasar la letra juntos puede ser una táctica más que eficiente para que se comprometa con lo que está aprendiendo.

En cambio, si tenés un estudiante universitario interesado en la literatura francesa podés hacer que lea fragmentos de los grandes clásicos de la literatura francesa.

Si estás especializado en la enseñanza de francés para los más chicos, no dejes de incluir recursos lúdicos. Los estudiantes más jóvenes suelen desconcentrarse con mayor facilidad y es tu responsabilidad buscar métodos para hacer que sigan conectados a tus clases.

Descubrí las competencias para ser un buen profesor de francés.

Administrar el tiempo durante la clase

Cuando las clases están bien preparadas de antemano, ¡el tiempo vuela! Tené cuidado de que esto no atente con tus objetivos por cada lección.

Para eso, es importante que estimes la duración de cada ejercicio visto en clase. Si bien esto siempre puede prolongarse un poco más de lo previsto (por ejemplo, porque el alumno se interesó por el tema de debate propuesto) no dejes que esta previsión se vaya completamente de tus manos.

De otro modo, te será complicado seguir de cerca el plan de estudio que te trazaste al momento de conocer a tu alumno.

Además, contar con un planning (que contemple momentos de conversación, con otros de resolución de dudas y ejercicios para resolver en clase) va a hacer que el estudiante se sienta menos perdido.

Si no llegaste a terminar un tema en una lección, esto hará que tengas que volver a él en la clase siguiente. Así, probablemente, tu alumno no logre asimilar correctamente los conocimientos. Para que esto no suceda, te recomendamos:

  • Si hay un tema que le cuesta a tu estudiante, no dudes en hacer una excepción y dedicarle más tiempo.
  • Llevá un reloj y cronometrá el tiempo que le dedicás a cada parte de la clase (conversación, ejercicios y espacio para dudas).
  • No pierdas tiempo buscando el material que necesitás para la clase durante la misma. Te recomendamos llegar a la casa de tu alumno con una carpeta con las fotocopias que vas a usar ya separadas.
  • No te olvides de darle tarea al alumno antes de que termine la clase. Si pasás por alto esto, probablemente el orden de la siguiente clase se vea trastocado.

¡Te contamos cómo conseguir alumnos!

Anticipar la preparación de las clases

Improvisar no es una opción cuando se imparten clases particulares. Para que tus alumnos alcancen los objetivos que se trazaron a la hora de contratar tus servicios, es importante que no dejes nada librado al azar durante tus lecciones.

Con esto queremos decir que no podés dejar para último momento la preparación de tu clases. Anticipar lo que vas a dar en cada lección es clave para dar buenas clases de francés.

dar clases de frances
Buscá con tiempo los recursos que vas a necesitar para dar tus clases

A continuación algunas recomendaciones para preparar tus clases:

  • Tené presente las necesidades de tu alumno antes de planificar la lección. ¿Quiere mejorar su oral o su escrito? En función de su objetivo vas a poder darle ejercicios apuntados a su meta.
  • Buscá con tiempo e integrá en tus clases recursos innovadores. Si vas a utilizar fragmentos de películas o canciones en tus clases, asegurate de tenerlas listas para reproducir una vez que llegás a la casas de tu alumno. Es poco serio seleccionar este tipo de soportes una vez que estás cara a cara con el alumno.
  • Asegurate de contar con todo el material que necesitás para dar lecciones impecables. No hablamos solo de fotocopias, sino también de detalles importantes para dar clase con total normalidad. Por ejemplo, si vas a usar la computadora no te olvides de llevar su cargador.
  • Si tu alumno se está preparando pasar una prueba internacional (como el TFC) no dejes de conseguir ejercicios específicos para que llegue mejor preparado a la instancia de evaluación.
  • Llevá hojas y lápices de colores en tu mochila. A veces, los alumnos necesitan gráficos para entender ciertos temas y por eso necesario que no te falte nada.
  • Tené siempre ejercicios extra a mano. Muchas veces, los alumnos resuelven antes de lo previsto los ejercicios en clase. En ese caso, lo mejor será que tengas actividades complementarias planificadas de antemano para completar los minutos que te separan del final de la lección.
  • Llevá recomendaciones literarias siempre en mente. Muchos estudiantes quieren leer en francés para progresar más rápido. Entonces, es importante que tengas en mente algunos títulos útiles para su nivel. Si es avanzado, no dudes en recomendarle algunos de los grandes clásicos (Los Miserables, En busca del tiempo perdido, etc).

Como ves, organizar tus clases particulares de antemano es clave para brindar lecciones impecables.

¿Ya sabés cómo fijar un precio por hora competitivo? ¡Te lo contamos! 

¡Buena suerte!

 

¿Necesitás ayuda de un profe?

¿Te gustó este artículo?

3,50/5 - 2 votos
Loading...

Laura

Redactora de contenido argentina.