¿Te acabás de inscribir en una maratón, media maratón, triatlón o Iron Man?

Es en ese preciso momento en el que que te das cuenta de que corrés dos veces al mes y que, a ese ritmo, te resultará directamente imposible llegar a tu meta.

Es hora de empezar a pensar en  recuperar tu estado físico. ¿Pero cómo? Hay que estar motivado, sin dudsa, pero sobre todo hay que establecer un entrenamiento regular antes del gran día, y siempre en función de tu estado físico.

entrenamiento personalizado
Con un personal trainer podés entrenarte con un plan a medida de tus necesidades

Los entrenadores personales especializados en la preparación física están ahí para ayudarte, sea cual sea la disciplina que quieras practicar.

Las disciplinas que abarca el personal trainer

Muchos deportes requieren una preparación física, pero no todos la exigen. De hecho, existen tres familias de disciplinas en las que se recomienda una preparación previa:

  • Los deportes individuales: maratón, trail, carreras, deportes de combate, tennis...
  • Los deportes colectivos: fútbol, básquet, fútbol, rugby...
  • Los deportes extremos: esquí, caída libre, mountain bike...

Incluso si considerás que un entrenador personal no va a poder darte la preparación física que requerís, sobre todo en el caso de realzar  deportes extremos, no podés estar más equivocado....El entrenador deportivo te puede ayudar a aprender todos los ejercicios que necesitás dominar como la palma de tu mano.

Para elegir al mejor entrenador personal, es importante que tengas en cuenta el deporte que practicás. Como podrás imaginarte, los entrenadores tienen sus especialidades y nada mejor que encontrar a un experto en la disciplina en la que estás especializado.

Los diferentes formatos de preparación física

¿Querés mejorar tus capacidades atléticas y tu nivel de rendimiento físico? ¿Llegar en forma para la maratón de Buenos Aires?

El deporte requiere un fuerte compromiso y aquellos que se preparan con asiduidad tendrán un mejor rendimiento.

Se pueden distinguir dos tipos de preparación física:

La preparación física general (PFG)

Es la base del entrenamiento. Esta preparación es necesaria y común a todos los deportes y está basada en tres elementos clave que tu entrenador físico debe inculcarte:

  1. La resistencia: para lograrlo, alcanza con aumentar la duración de tus clases deportivas. Tu entrenador físico te va a orientar de la mano de  un programa de resistencia, teniendo en cuenta tus necesidades y tu estado físico. Para que funcione, vas a tener aumentar la duración de las sesiones de forma progresiva. ¡Siempre es mejor ir de a poco!
  2. El refuerzo muscular: trabajar los músculos (pectorales, brazos, tríceps, bíceps, hombros, muslos, abdominales, glúteos...) y reforzar las articulaciones y tendones gracias a ejercicios como los abdominales, las flexiones, las sentadillas... Todos estos son ejercicios necesarios para alcanzar un mejor estado físico, base del trabajo de tu entrenador personal.
  3. El trabajo de fuerza: este permite aumentar tu fuerza en los ejercicios de base de musculación, como por ejemplo el press de banca, las sentadillas con pesas o el peso muerto. Inherente a tu programa, el trabajo de fuerza va unido al refuerzo muscular y permite un mejor desarrollo físico.

La preparación física específica (PFE)

Es ahora cuando el entrenamiento se pone serio...La preparación se intensifica y tu entrenador personal va a perfeccionar los entrenamientos para la próxima competición o encuentro deportivo.

Un buen entrenador físico tiene que ofrecerte métodos y ejercicios útiles para tu disciplina. Resulta bastante frecuente ver a deportistas mal entrenados o demasiado entrenados. Por eso, el entrenamiento tiene que ser específico para el deporte que practiques.

Este aspecto tiene que ser contemplado por tu profesor de gimnasia en el momento en el que diseña tu plan de entrenamiento. Tu edad, tu estado físico previo y tu meta con las clases de entrenamiento personal también son elementos que influirán en el tipo de ejercicios que te haga realizar y con qué intensidad y frecuencia.

Ahora que ya conocés la importancia del trabajo físico para mejorar tu rendimiento y sabés también que tus entrenamientos tienen que estar siempre adaptados a tu deporte te resultará mucho más fácil elegir al mejor personal trainer.

Los objetivos de una preparación física con un entrenador personal

Sea cual sea tu disciplina y tu nivel, el entrenador físico tiene un único objetivo: hacerte progresar.

Después de evaluar tus necesidades, tienen que establecer juntos los objetivos a realizar para alcanzar tu meta deportiva (maratón, partido, torneo...). También podés solicitar sus servicios para perder esos kilos acumulados.

Estos últimos pueden evolucionar e incluso ser distintos según los deportes, pero aquí te dejamos cuatro líneas directivas para seguir en todos los casos:

  1. Mejorar tu rendimiento
  2. Aumentar tus posibilidades de éxito
  3. Mejorar tu rapidez
  4. Atenuar los riesgos de lesiones

¿Cómo encontrar al entrenador personal ideal?

Los entrenamientos difieren como dijimos anteriormente de acuerdo los deportes. ¡Hay tanto personal trainers como prácticas deportivas! En este punto ya no hace falta subrayar que vas a tener que elegir a tu entrenador personal en función de la disciplina que practiques.

  • ¿Qué tipo de entrenador personal?

La figura del entrenador personal ha ganado relevancia en los últimos años y, hoy en día, es muy fácil encontrar profesores de entrenamiento físico. Según tus necesidades, objetivos, horario y presupuesto, vas a poder elegir entre: entrenador en un gimnasio, entrenador a domicilio, entrenador personal Superprof, entrenador en línea...

preparador fisico
Mejorá tu rendimiento antes de una maratón de la mano de un personal trainer

En un caso como el de la preparación física y el entrenamiento para una competición deportiva, se recomienda  elegir un entrenador personal en gimnasio o a domicilio, antes que uno virtual. En cualquier caso, la persona que te ayude a alcanzar tus metas deportivas va a tener que contar con una enorme motivación y darte un seguimiento a largo plazo.

  • ¿Qué diplomas hacen falta para ser entrenador personal?

Como para cualquier otro trabajo, para ser entrenador hay que contar con un título.

El tuyo, podrá disponer de:

  • un Profesorado de Educación Física.
  • un título de Técnico en Actividad Física y Deporte,
  • una formación de Entrenador Personal, etc.

Hay otras formaciones para completar las competencias de un entrenador personal, sobre todo en el caso de una especialización en preparación física que exige tener grandes conocimientos en el ámbito del deporte y la salud.

  • ¿Cuáles son las competencias que debe tener mi personal trainer?

Como podrás imaginar, tu entrenador personal tiene que ser un deportista nato y debe conocer todos los ejercicios relacionados con tu disciplina. Su objetivo es hacerte progresar para que logres alcanzar tu meta: bajar de peso, ganar una competencia, aumentar tu masa muscular, entre otras. Tanto en el plano deportivo como en el alimenticio, pondrá en marcha un plan específico y adaptado a tus necesidades.

Tu personal trainer también tiene que ser una fuente de motivación. En tu caso, recurriste a él o a ella para una competición o una preparación física específica. Por lo tanto, está en sus manos estimularte tanto física como mentalmente. El entrenamiento mental es importante en tu evolución y permite un seguimiento y un desarrollo a largo plazo.

Además, gracias a su formación, tu entrenador te hará ponerte en acción pero sin correr ningún riesgo. Gracias a su asesoramiento, podrás mantenerte alejado de las lesiones e incorporar buenas posturas para hacer deporte de manera 100% segura.

Por último, tu entrenador tiene que poseer importantes cualidades: tiene que ser paciente, pedagogo, comprensivo y contar con gran empatía.

Realizá el curso de personal trainer con alguno de nuestros profesores.

La estructura de las clases de preparación física

Como podrás aventurar, una clase de preparación física para un jugador de fútbol profesional será diferente a aquella que tome un aficionado de la natación interesado en no perder la forma.

De todos modos, las clases de este tipo de entrenamiento siguen tres grandes líneas directrices:

  1. Fase de evaluación: tu entrenador personal identifica cuáles son tus puntos fuertes y débiles. Establece entonces un diagnóstico en función de tus objetivos y de tus antecedentes deportivos.
  2. Fase de planificación: gracias a la fase de evaluación, el entrenador físico te enseña mejor y te propone un plan de acción que corresponde por completo a tus necesidades.
  3. Fase de entrenamiento: las clases se adaptan en función de los requerimientos de tu deporte. ¿Necesitás fortalecer los brazos? ¿O ganar masa muscular en las piernas? Tu entrenador pondrá el foco en ayudarte a moldear tu cuerpo para que puedas convertirte en un deportista de alto rendimiento.

Los ejercicios obviamente deben estar siempre adaptados a tu condición física. Con esto queremos decir que un entrenador personal no solo se guiará por los objetivos que le plantees, sino por tu pasado deportivo y tu cuerpo: solo comprendiendo sus limitaciones podrá mantenerte alejado de los riesgos.

Sea cual sea el deporte que practicas, el personal trainer te hará trabajar para que desarrolles tu fuerza, tu resistencia, agilidad, coordinación y flexibilidad... Tantos aspectos útiles en el deporte, pero también en tu vida diaria.

clases de gimnasia
Con un entrenador personal practicá tu deporte preferido con total seguridad

El entrenador personal también puede revisar tu programa: al principio y al final de cada sesión tiene que hacer una evaluación de tu progreso. El objetivo final de tus clases de preparación física es que puedas realizar con éxito cada un de tus sesiones, por lo que puede que decida aumentar o espaciar las repeticiones.

Por último, es muy probable que tu personal trainer complete las sesiones de entrenamiento con ejercicios a realizar en casa como abdominales y ejercicios de glúteos. No olvidemos que tu entrenador personal se tiene que adaptar a tus límites. Ir más allá de ellos es un riesgo innecesario que no hay que correr.

¿Otros ejemplos? Te puede sugerir que empieces a utilizar las escaleras en lugar del ascensor y que evites subirte al auto para hacer trayectos cortos...

Confiar en este experto del deporte es, en definitiva, el primer paso para que puedas alcanzar tus objetivos. De otro modo, las sesiones de preparación física no resultarán productivas y probablemente no tardes en abandonar tu proyecto de ejercitarte con regularidad.

¡Tu entrenador quiere lo mejor para vos! Respetá sus condiciones y  poné todo de tu lado: ¡ahora solo depende de vos lograr tu objetivo y ver la eficacia de tus entrenamientos!

¿Qué esperas para ponerte en contacto con un personal trainer?

¿Necesitás ayuda de un profe?

¿Te gustó este artículo?

5,00/5, 1 votes
Loading...

Laura

Redactora de contenido argentina.