"La vida es una combinación de magia y pasta" - Federico Fellini

¡La gastronomía italiana tiene muchas comidas que son las favoritas de muchos amantes del buen comer y de todo el mundo!

Las pastas de todo tipo se consumen en todos los países y Argentina no se queda atrás. Según un reporte realizado por la Unión de Industriales Fideeros de la República Argentina, nuestro país se encuentra en el sexto puesto de los países que más consumen pasta a nivel mundial.

El consumo de pasta per cápita es de 9,1 kilos por año. Somos grandes consumidores y productores de pasta; el país ocupa el octavo puesto con el 0,7% del total generado a nivel mundial.

En todas las provincias argentinas vas a encontrar casas que se dedican a la elaboración artesanal de pastas frescas. Muchas personas tienen ya su casa de pasta favorita y no la cambian por nada. Su secreto es, aparte de usar materias primas de calidad, seguir la receta familiar que se va pasando de generación en generación.

"Ravioles que se rellenan a mano uno por uno, fideos al puro huevo o fusilli al fierrito a los que se les da su forma distintiva con una aguja de tejer como los preparaban las abuelas. Las fábricas de pastas frescas son parte del ADN de los argentinos y en todos los barrios hay una preferida para el ritual de los domingos" - La Nación hizo una lista de las fábricas más tradicionales de la Ciudad de Buenos Aires.

Comprar pastas frescas es muy rico, pero ¿y si aprendés a hacerlas por tu cuenta? Seguí leyendo a continuación para aprender a hacer unos exquisitos ñoquis para sorprender a tu familia o amigos el fin de semana.

¿Querés aprender a hacer otras recetas típicas de nuestro país? Empanadas, locro, guiso de lentejas o tortilla de papa.

Historia de los ñoquis

Los ñoquis, o gnocchi en italiano, en un principio fueron elaborados solo con harina, agua y sal, pero en el siglo XVII se introdujo la papa a esta preparación, convirtiéndolos en lo que hoy conocemos.

El ingrediente principal de los ñoquis clásicos es la papa.

No hay ninguna información certera sobre el surgimiento de los ñoquis pero se dice que por el año 1690, en un pueblito del Piamonte en Italia, se perdió la cosecha de trigo, lo que trajo como consecuencia una hambruna en los habitantes.

En ese entonces había otro cultivo, la papa traída a Europa desde América por sus colonizadores. La papa, al tener un aspecto terroso y sucio, era muy despreciada y se la daba como alimento a los cerdos. Pero, a falta de trigo, fue este tubérculo el que salvo a la población de morirse de hambre: a alguna ama de casa se le ocurrió la brillante idea de hervirla, mezclarla con otros ingredientes y así nacieron los gnocchi di patate.

¿Por qué se come ñoquis el 29?

Seguro alguna vez escuchaste la tradición de comer o cocinar ñoquis el día 29 de cada mes.

Esta costumbre es muy común en los países de Latinoamérica, especialmente en Argentina, Paraguay y Uruguay, ya que son aquellos paises que tuvieron una gran inmigración italiana a finales del siglo XIX y principios del XX.

Aprendé a cocinar empanadas de carne y pollo, podés ofrecerlas como entrada antes de un plato principal.

Pero la costumbre no es solo comer los ñoquis, sino que va acompañado de un ritual: poner abajo del plato un billete o una moneda para atraer suerte y prosperidad.

Origen de la tradición

Hay ciertas leyendas sobre la razón por la cual se come ñoquis el 29. No hay ninguna que se confirme que sea cierta.

Una de ellas es sobre la historia de San Pantaleón, un joven médico de Nicomedia, Turquía, que después de convertirse en cristiano, peregrinó por el norte de Italia donde practico milagrosas curaciones por las que fue canonizado.

En una de esas ocasiones, cuenta la leyenda que pidió pan a unos campesinos y estos lo invitaron a compartir su mesa, la cual era muy pobre. Esto pasó un 29 de julio, es por eso que ese día se recuerda con una comida sencilla como un plato de ñoquis.

Otra leyenda dice que se consumen ñoquis los 29 de forma tradicional, ya que como es uno de los últimos días del mes, las personas de pocos recursos no tenían dinero más que para comer pastas, las cuales están hechas de materias primas accesibles.

Sea cual sea la historia verdadera, ¡siempre es un buen momento para comer ñoquis!

Otra tradición que tenemos en Argentina, es comer locro criollo en las fechas patrias. ¡Aprendé a hacerlo!

Receta de los clásicos ñoquis de papa

Hay muchas formas de hacer ñoquis, pero nosotros elegimos la que te vamos a mostrar a continuación.

¡La parte más divertida de cocinar ñoquis es darles la forma!

Es una receta muy fácil, que lleva pocos ingredientes y accesibles. ¡También es muy divertido! Los ñoquis son entretenidos de hacer al momento de darle su forma, podes juntarte con amigos o en familia a disfrutar de su preparación.

Vas a necesitar estos ingredientes para cuatro porciones:

  • Un kilo de papas, grandes y todas de un tamaño similar
  • 300 gramos de harina 000
  • Dos huevos
  • Condimentos: sal y nuez moscada a gusto

Preparación:

  1. Lavar bien las papas, que no quede nada de tierra, y cocinarlas con la cáscara. Este paso es importante para proteger la papa y evitar que absorba agua durante la cocción.
  2. Cocinarlas hasta que estén tiernas. Para saber si están cocidas, introducí un cuchillo en la papa y lo tenes que poder sacar sin esfuerzo alguno.
  3. Una vez ya cocidas, retirarlas de la cacerola y pelara con cuidado de no quemarse.
  4. Pisarlas con un pisapapa (el que usamos para hacer puré). Hacerlo antes de que las papas se enfríen, ya que una vez frías se endurecen.
  5.  Agregar la harina, si podés tamizarla es mejor, e ir mezclando todo hasta que quede incorporado.
  6. Agregar los huevos y los condimentos a gusto.
  7. Ahora hay que empezar a trabajar la masa con las manos, así que va a ser mejor que vuelques todo sobre la mesada.
  8. Tomar pequeñas porciones de la masa y, con la ayuda de un poco de harina, formar un rollo fino y largo, como una especie de chorizo de masa.
  9. Cortar ese rollo para dividir los ñoquis, aproximadamente de dos centímetros de largo, y se los acomoda en una mesa enharinada.
  10. Tomar uno por uno e ir haciendoles la famosa formita de los ñoquis. Para eso se puede pasar por un tenedor o con una "espátula" especial para ñoquis, presionando con el pulgar ligeramente.

Para cocinarlos debes poner a hervir una olla, agregarle al agua dos o tres cucharadas de sal gruesa e ir echando de a poco los ñoquis. Una vez que estos vayan subiendo a la superficie es cuando hay que retirarlos. Debes estar atento en esta etapa, ya que requieren muy poco tiempo de cocción.

El último paso consiste en servirlos con una rica salsa a tu gusto y ¡disfrutar!

Si disfrutas de comer platos que contengan papa, no podés dejar pasar la oportunidad de hacer una tortilla de papas.

Aprendé a hacer ñoquis de otros gustos

Si ya te cansaste de cocinar la receta clásica de ñoquis de papa, acá te damos más ideas sobre otras alternativas a los ñoquis tradicionales. Ideal para sorprender a tu familia o amigos con una receta novedosa que no hayan probado antes.

Los ñoquis pueden ser acompañados de salsa de crema, de queso o de tomate.

Ñoquis de espinaca

Esta alternativa al plato de ñoquis clásico es muy rica y es una buena idea para incorporar verdura a la receta. Es una opción muy sana y sabrosa.

Al no llevar huevos, es una buena opción para aquellas personas que no consuman nada derivado de animales.

Ingredientes para cinco o seis personas:

  • 600 grs. de espinaca
  • Un kilo de papas
  • 200-250 g de harina

La preparación es muy similar a la que mencionamos anteriormente.

Primero, hay que limpiar muy bien la espinaca y hervirla en agua con un poco de sal. Mientras tanto, en otra olla, hervimos las papas con cascara como en la receta clásica.

Cuando las espinacas estén cocidas, escurrirlas bien. Licuarlas en una procesadora o licuadora.

Realizamos el puré de papas como en la receta original y lo unimos a la espinaca procesada e incorporamos harina, mezclarlo hasta que la masa quede homogénea.

Si vemos que la masa nos queda muy blanda, agregamos más harina.

Para hacer los ñoquis, hay que seguir los mismos pasos de la receta anterior.

Ñoquis de calabaza

Esta opción también es una de las más saludables.

Herví la calabaza o cocinala al punto de que quede tierna. Si la hervís, una vez que la escurras, pisala para que quede como un puré. A eso incorporale un huevo, 50 grs de manteca y 400 gramos de harina 0000. Agregale sal y nuez moscada y ¡listo!

Una vez que hagas ñoquis caseros vas a ver lo fácil que es.

Ñoquis de remolacha

Agregarle remolacha a la preparación de ñoquis agrega muchos beneficios de esta verdura.

Para hacerlos necesitas dos remolachas de tamaño grande, hervidas y procesadas, para que queden como un puré.

A esa preparación debes agregarle el puré de una papa mediana, una taza de harina 0000, un huevo y un chorrito de aceite de oliva. Terminá condimentando con sal, pimienta o nuez moscada.

Ñoquis de albahaca

Esta receta es más compleja de las anteriores ya que necesitas más ingredientes, pero no por eso deja de ser fácil y accesible.

Vas a necesitar un atado de albahaca, el cual vas a procesar para poder integrarlo a la masa que vas a formar con medio kilo de puré de papas, dos yemas de huevos, un huevo, 1/4 de harina 0000, cuatro cucharadas de aceite de oliva y cuatro de queso parmesano rallado.

Por último, condimentar con sal y pimienta a gusto.

¿Ves que simple y rico es cocinar ñoquis?

¿Necesitás ayuda de un profe?

¿Te gustó este artículo?

5,00/5, 2 votes
Loading...

Rocío

Soy Rocío, productora de moda y futura publicista. Me gusta el arte, conocer lugares nuevos y leer sobre temas que me apasionan.