"La cocina es para divertirse: un hecho cultural y, también, un espacio lúdico donde jugar e interpretar" - Joan Roca

Tal como menciona la frase de este reconocido chef, la cocina forma parte de la tradición de cada país o región.

El locro y los guisos de todo tipo ocupan un lugar muy importante en la cultura culinaria de nuestro país. El locro consiste en un guiso que, claramente, se sirve caliente y por eso es ideal para consumirlo en invierno. Es originario del área de la cordillera de los Andes, debido a las bajas temperaturas.

Aunque el locro que comemos acá tiene un origen indo americano, en la preparación incluimos algunos aportes gastronómicos europeos (especialmente españoles); el chancho, los chorizos, el mondongo, etc.

El locro y el guiso son platos excelentes a nivel nutricional, ya que integran varios ingredientes que vamos a estar viendo más adelante. Aporta energía, fibras, es rico en vitaminas y minerales, aporta proteínas y, si optamos por cortes magros de carne vamos a reducir el contenido de grasas saturadas.

Es un plato alto en calorías, pero saludable, lo que lo hace ideal para personas con bajo peso.

Fechas patrias en las que se lo consume

Aunque tenemos muchas comidas típicas como las empanadas o el asado, el locro es la receta argentina por excelencia.

El locro generalmente se come en fechas patrias, pero podés cocinarlo cuando a vos te guste.

"Así, la mezcla cultural que se destaca en el locro argentino marcó un antes y un después en la Argentina: una nueva identidad que unió la tradición europea con la de los pueblos originarios. Su nombre proviene del quechua: lukru o rukru. Quizás por todo esto se haya transformado en uno de los platos nacionales por excelencia". - Vinomanos.com

La tradición argentina indica que el 25 de mayo, el 9 de julio y el primero de mayo hay que comer locro con tu familia o quien vos desees. ¿Y si haces un menú criollo para deleitar a tus invitados? ¡De entrada podés cocinar empanadas!

La costumbre de comer locro en algún restaurante o cocinarlo en casa es muy común el feriado del 25 de mayo, fecha en la cual se celebra la Revolución de Mayo de 1810. El 25 de mayo de ese año se destituyó al virrey español Baltasar Hidalgo de Cisneros y se lo reemplazó por la Primera Junta de gobierno, momento en el que se inició el proceso de surgimiento del Estado Argentino.

Seis años después de la Revolución de Mayo, el 9 de julio de 1816, se declara la independencia de la Argentina durante el Congreso de Tucumán. Otra fecha en la cual los argentinos celebran todos los años comiendo locro y comidas autóctonas.

Y el primero de mayo se celebra el Día Internacional de los Trabajadores, conmemoración del movimiento obrero mundial.

Pero, claramente no necesitas esperar a estar fechas para comer locro o guiso de lentejas. Superprof te da las recetas de estos exquisitos platos autóctonos para que los degustes cuando vos quieras.

Si querés aprender a hacer otras recetas tradicionales argentinas, no dudes en consultar nuestro artículo.

¿Cómo hacer locro criollo?

La receta de locro, extraída del blog de Paulina Cocina, es para 6 y 8 porciones. No es una receta sencilla ni rápida, por lo que vas a requerir de tiempo disponible para hacerla bien. No te preocupes, por que cuando pruebes el resultado final no te vas a arrepentir.

El locro se realiza en una gran olla, por eso es una comida rendidora para muchas porciones.

Al ser una especie de guiso, cada cocinero le puede agregar a su gustos los ingredientes que quiera. Estos son los componentes básicos que lleva un locro típico argentino:

  • 250 g. de porotos blancos
  • 250 g. de maíz blanco partido
  • Un chorizo colorado
  • Un chorizo criollo
  • Cuerito de cerdo
  • Pechito de cerdo
  • Falda
  • 200 g. de panceta
  • Tres cebollas
  • Dos cebollas de verdeo
  • Un puerro
  • Media calabaza
  • Medio morrón rojo para la salsa
  • Condimentos varios como sal, pimienta, comino pimentón, ají molido y orégano.

Una vez ya comprados y preparados todos los ingredientes - las carnes cortadas en trozos pequeños, las verduras en rodajas bien finas, la calabaza en cubos y otra parte rallada, los porotos y el maíz remojados desde la noche previa-, empezamos con los pasos para este magnifico plato. Es más fácil hacerlo si todos los componentes están a mano:

  1. Desgrasar el chorizo y el cuerito en una olla. El chorizo colorado en otra. Una vez en el fuego, se deja hervir diez o quince minutos. Ambos chorizos se pueden desgrasar enteros, no hace falta cortarlos.
  2. Poner la panceta en una olla, sin aceite ni nada. Hay que dejarla hasta que largue parte de su propia grasa. Si hace falta, agregarle aceite de oliva y saltear en esa misma olla la cebolla, el puerro y la cebollita de verdeo hasta que estén blandas. Una vez listo eso, agregar el maíz y los porotos y cubrir con agua (no usar el agua de remojo).
  3. Tapar y dejar cocinar una hora y media en olla común, revolviendo de vez en cuando.
  4. Después de que pase una hora y media, hay que agregar la calabaza en cubos más agua y los condimentos. Tapamos y repetimos el mismo tiempo. En esta etapa, el locro ya se empieza a pegar y requiere revolverlo constantemente.

Para la salsa: picar el morrón,  una cebolla de verdeo y una cebolla común bien finito. Agregar bastante ají molido, pimentón y orégano. Cocinar todo a fuego bajo con aceite de oliva.

Una vez seguidos todos estos pasos, el locro ya está listo. Diez minutos antes de servirlo, hay que agregar calabaza rallada y cocinarlo. Este paso cumple la función de las patitas de cerdo (si querés evitar este paso, agregale las patitas).

Poner la salsa encima y cebolla de verdeo picada. ¡Y listo!

Receta de guiso de lentejas casero

El guiso de lentejas también es una de las comidas típicas de los argentinos durante el invierno, también podés aprender a cocinar ñoquis de papa. Consiste en un guiso donde el ingrediente principal son las lentejas y se le añade también cerdo, chorizo colorado, panceta o lo que el cocinero desee.

Un guiso de lentejas es un plato muy rico en nutrientes.

Es más sencillo de cocinar que el locro, ya que no requiere toda la cantidad de ingredientes que mencionamos previamente, pero el estilo es parecido.

Es un plato muy rico en nutrientes también. Las legumbres, como las lentejas, son una gran fuente de hierro, potasio y energía debido a los hidratos de carbono. A su vez, el porcentaje de grasa es casi nulo. El guiso de lentejas es ideal para aquellas personas que tienen bajo peso, para los deportistas o ¡para cualquier persona!

Para un guiso de seis porciones vas a necesitar:

  • 500 g. de lentejas
  • Dos cucharadas de aceite
  • 20 g. de manteca
  • Dos cebollas
  • Dos dientes de ajo
  • Un morrón
  • Una zanahoria
  • Un chorizo
  • 300 g. de pechito de cerdo
  • 100 g. de panceta ahumada
  • Dos litros de caldo
  • 340 cc. de salsa de tomate
  • Una papa
  • Condimentos: pimentón, sal y pimienta
  • Perejil

¡Comencemos con el guiso!

  1. Dejar las lentejas en remojo al menos cuatro horas. Si las dejas la noche previa es mucho mejor.
  2. Picar las cebollas y el ajo
  3. Cortar la zanahoria y el morrón en cubos
  4. Saltearlos en aceite junto con la manteca
  5. Agregarle el chorizo, el cerdo y la panceta picada
  6. Cocinar unos minutos
  7. Incorporar las lentejas escurridas, la salsa de tomate y el caldo. Cocinar hasta que las lentejas estén tiernas.
  8. Agregar la papa cortada en cubos un rato antes de retirar la preparación del fuego.
  9. Condimentar con el pimentón, la sal y la pimienta a gusto
  10. Espolvorear con el perejil picado.
  11. ¡Servir!

¿Ya viste lo fácil y rico que es este plato?

Y como dijo el famoso hincha de Lanús "Con quince pesos me hago alto guiso", el guiso de lentejas es una receta muy económica de hacer. La realidad es que hoy en día no te va a salir quince pesos, pero si que es una comida accesible para una familia numerosa.

Para hacer un guiso de lentejas vegetariano, simplemente saca la carne y reemplazalo con más verduras; como batata o papa, o más zanahorias.

Es un plato muy versatil.

¿Dónde aprender a cocinar estas recetas?

La receta del locro criollo o del guiso de lentejas generalmente se transmiten de familia en familia, gracias al boca a boca. Seguramente nuestro padres hayan aprendido a hacerlas debido a nuestros abuelos y descendientes. Cuando pensamos en el locro o guiso de lentejas, lo tenemos como un exquisito recuerdo de los inviernos de nuestra infancia.

Disfrutá cocinar de a dos
Con clases de cocina vas a poder aprender recetas autóctonas de nuestro país.

Pero si todavía nadie te transmitió este conocimiento... ¡no te preocupes!

Podés aprender a cocinarlo de forma independiente en tu casa haciendo las recetas que te explicamos previamente.

La primera vez que hagas alguno, tal vez no salga perfecto y puede que necesites perfeccionar algunas cosas. Con el tiempo, te podés ir especializando en cada receta, aprendiendo poco a poco, repitiendo ingredientes o sacando otros, según tus gustos y preferencias.

También, existe la posibilidad de tomar clases de cocina para adquirir las claves de un buen locro criollo o guiso de lentejas de la mano de cocineros experimentados. Otro plato que podés aprender es la tortilla de papas y todas sus variantes.

Una buena alternativa para aprender recetas de comida autóctona argentina es tomar clases particulares de cocina. Los secretos del locro no solo se encuentran en los mejores restaurantes. Hay muchos aficionados de la cocina que te van a poder enseñar a preparar un rico plato.

¡Así que a la cocina ya mismo!

 

¿Necesitás ayuda de un profe?

¿Te gustó este artículo?

5,00/5 - 1 votos
Loading...

Rocío

Soy Rocío, productora de moda y publicista. Me gusta el arte, conocer lugares nuevos y leer sobre temas que me apasionan.